Las nueve musas
Plasmar la luz y el instante

Plasmar la luz y el instante

Se ha dicho del impresionismo que no puede hacerse extensivo a otras artes que no sean la pintura, para la que nació originariamente el término.

Sin embargo, la poesía de Sandro Penna contradice tal afirmación.

Plasmar la luz y el instanteAunque sabemos que la excepción confirma la regla: solo un verdadero artista de la palabra consigue plasmar la luz y el instante, características impresionistas por excelencia. Sandro Penna es esta excepción: La vida… es acordarse de un triste/despertar en un tren al alba: haber visto/fuera la luz incierta: haber sentido/en el cuerpo roto/la melancolía/virgen y áspera del aire punzante.//Pero recordar la liberación/imprevista es más dulce: cerca de mí/un marinero joven: el azul/y el blanco de su uniforme, y fuera/un mar todo fresco de color.

 La poesía de Sandro Penna (Perugia, 1906 – Roma, 1977), aún poco conocido en España, es de una autenticidad estremecedora, honrada, valiente y transparente por su desnudez en lo formal y en lo temático. Su carácter epigramático refuerza estas cualidades al obligar al poeta a la palabra justa, precisa, certera. En los versos del poeta nada es superfluo; el laconismo está al servicio de la calidad. Su escritura a menudo adopta forma de aforismo: Feliz del que es distinto/siendo distinto./Pero pobre del que es distinto/siendo común. O bien: Como bebe en la fuente el bello muchacho/así hemos pecado y no pecado. La parquedad de su poesía es el reflejo de la depuración sutil de un sentimiento vivo, de una sensibilidad exquisita, y no se traduce únicamente en la concisión, sino también en la brevedad (los poemas aducidos en esta reseña están completos).

La coherente autenticidad de Sandro Penna no se manifiesta únicamente en su poesía sino en toda su vida. No supo ser sino auténtico porque la vida no es vida sin autenticidad: alejado de los círculos y las convenciones poéticas de su tiempo, sus poemas condensan la captación de un momento, sea una breve reflexión, una visión preñada de intensa emoción sensual o la expresión de un deseo: Yo quisiera vivir adormecido/en el suave rumor de la vida. Vivió austeramente, murió en la miseria, pero vivió; vivió lo que era como era. Su homosexualidad no es el tema de su poesía, sino que su poesía es poesía escrita y sentida por un homosexual, con la naturalidad inherente a lo natural. Este talante hace de él un rotundo disidente. Difícil actitud en los años y el país en que le tocó vivir, la Italia católica recalcitrante del siglo XX. Por ello el pecado se manifiesta con cierta recurrencia en su poesía como una acusación que la voz poética desea mostrar sin estridencias: Sol sin sombras sobre viriles cuerpos/abandonados. Calla toda virtud.//Lenta el alma se hunde —con el mar — /dentro de un brillante sueño. De pronto/saltan —jóvenes islotes— los sentidos.//Pero el pecado ya no existe. También por ello probablemente sus poemas parecen salir de la pluma de un personaje solitario, que toma distancia de quienes le rodean y observa escrutando a su alrededor, y sobre todo a sí mismo.

Pier Paolo Pasolini consideraba a Sandro Penna una de las figuras centrales de la poesía del siglo XX y destacaba el misticismo en el erotismo de su poesía. El lector comprobará el acierto de su afirmación.

Una extraña alegría de vivir se publicó en Milán en 1956 y fue el poemario a partir del cual Penna se dio a conocer a un público más amplio. La traducción sensible que nos ofrece Carlos Vitale es una selección del traductor. Del mismo autor se han publicado en España otros poemarios y antologías en español y en catalán.


Sandro Penna

Una extraña alegría de vivir

Traducción de Carlos Vitale

La Garúa, Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, ​​2004, 81 págs.


Ángel González: el ingeniero de la sencillez

Anna Rossell

Anna Rossell

Anna Rossell (Barcelona –España, 1951)

De 1978 a 2009 profesora titular de la Universidad Autónoma de Barcelona en la especialidad de Lengua y Literatura Alemanas (Filología Inglesa y Germanística) y crítica e investigadora literaria en Barcelona, Bonn y Berlín.

Actualmente se dedica a la escritura creativa, la crítica literaria y la gestión cultural. Como gestora cultural organiza los recitales poéticos anuales estivales Poesía en la Playa, en El Masnou (Barcelona) y ha sido miembro de la comisión organizadora de los encuentros literarios bianuales entre continentes TRANSLIT. Actualmente organiza los Recitals de Poesia i Música VinsIdivina.

Colabora regularmente en numerosas publicaciones periódicas literarias nacionales e internacionales: Quimera, Ágora de arte gramático, Crítica de Libros, Revista Digital La Náusea, Realidades y ficciones, Las nueves musas, Nueva Grecia, Terral, Núvol y en revistas especializadas de filología alemana.

Entre sus obras no académicas ha publicado los libros Mi viaje a Togo (2006), El meu viatge a Togo (2014), Viaje al país de la tierra roja, Togo y Benín (2014), Viatge al país de la terra roja, Togo i Benín (2014), los poemarios La ferida en la paraula, (2010), Quadern malià / Cuaderno de Malí (2011), Àlbum d’absències (2013), Àlbum de ausencias (2014), Auschwitz-Birkenau. La prada dels bedolls/La pradera de los abedules (2015) y las novelas, Mondomwouwé (2011) y Aquellos años grises (España 1950-1975) (2012), Aquells anys grisos (Espanya 1950-1975) (2014).

Es coautora del libro de microrrelatos Microscopios eróticos (2006).

Cuenta en su haber con algunas traducciones literarias del alemán al español, entre ellas El Elegido, de Thomas Mann.

Añadir comentario

Secciones

lamejordemisvidas
kedma
de-leones-a-hombres
un-mundo-en-una-caja
pequeñas-sediciones
seÑales
cuentos-de-buenas-noches
Boletín semanal
el-arte-de-la-composición

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.