comprar en amazon
Las nueve musas
Invisibles
Invisibles -Jaume Plensa - Palacio de Cristal, Madrid

Jaume Plensa. Reflexiones y sensaciones de la escultura

“El arte no puede existir sin la belleza desnuda desplegada”

 William Blake

“La belleza no necesita explicación, es superior al genio”

 Oscar Wilde

En Plensa, la energía toma dos direcciones opuestas, en tensión permanente, porque se concentra y se proyecta en el espacio y en el tiempo”.

 Pilar Parcerisas. Diario Avui. 2003

A principios de los 90 la crítica ya definía a Jaume Plensa (Barcelona. 1955) como uno de los más afamados escultores españoles, pero a pesar de este reconocimiento, no ha merecido la suficiente atención por parte de las  instituciones, sobretodo de su ciudad natal, por lo que nos congratulamos que ahora se le dedique una retrospectiva en el Museo de Arte Contemporáneo (MACBA), a pesar de que debería ser una exposición de mayor amplitud, aunque de todos modos el trabajo de su comisario, el director del museo Ferran Barenblit, tiene una enorme importancia, ya que ha podido incorporar piezas que se han mostrado en otros lugares, aunque la mayoría de ellas pertenecen a la colección privada del artista, salvo Prière  (1989), donde se ven unas esferas grabadas de hierro colado con versos de Charles Baudelaire.

Prière

La muestra la componen 20 piezas que van desde 1980 hasta la actualidad, de las cuales hay un conjunto de esculturas: The Heart of Trees (2016) i The heart of Rivers (2016) que están ubicadas en el exterior, en un patio ajardinado entre el MACBA y el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), ya que ambos edificios son colindantes, sólo separados por un patio abierto. La exposición es itinerante y después de su exhibición en el MACBA irá al Moscow Museum of Modern Art.

Entrada exposiciónEl tema central es el diálogo entre la figura humana y la abstracción. Según Ferran Baremblit el artista “dialoga sin temor con el concepto de belleza, cuya búsqueda no siempre practica, pero cuando lo hace es con extremada convicción “. La idea del comisario es la de interrelacionar el espacio interior con el exterior, ya que a nivel general se conoce más al artista por su contribución al espacio público, que a la vez es el más visible, que no por su trabajo en galerías y museos.

The heart of Trees. 2007
The heart of Trees. 2007

De hecho, hace tiempo que sus obras en la vía pública se expanden desde Montreal hasta Tokio, pasando por diferentes ciudades europeas. En Barcelona hay cinco piezas suyas, la más antigua está situada en el barrio de El Born, cerca de la basílica gótica de Santa Maria del Mar, en que se ve un cofre y unas balas de cañón que recuerdan el pasado medieval del barrio; la que se encuentra en el jardín de las esculturas de la Fundación Miró; la de la puerta de entrada del Museo de Can Framis, que es una de las sedes de la fundación Vila Casas;  la Escullera en  Vía Júlia, que representa una familia de tres piezas de hierro forjado de formas antropomorfas, y la última, que es la más reciente –instalada en el 2016-, está ubicada  delante mismo del Palau de la Música , que lleva el nombre de Carmela y que el artista ha cedido a la ciudad durante un período de 8 años. Desde el año 2014 que existe un proyecto de colocar una gran escultura -de unos 50 metros de altura- en Barcelona, promovido por el entonces alcalde Xavier Trias, que supuestamente se erigiría en uno de los espigones que separa las playas del Somorrostro y la Barceloneta, y que parecería emerger del mar. A Plensa le gusta el arte en el espacio público “porque no tiene leyes, es salvaje. En un espacio público soy yo quien ha de ganarse la consideración de la gente como artista, y eso me apasiona”.

Escullera
Escullera

Al margen de Barcelona, Plensa tiene instaladas en territorio español un gran número de ellas, como por ejemplo en Madrid, ya que actualmente se exhibe en el Palacio de Cristal Invisibles, donde el público puede moverse por debajo de tres enormes cabezas. Se trata de una instalación muy íntima y conceptual en la que predomina la idea del silencio. También en la misma ciudad se instaló recientemente Júlia en la plaza Colón, que estará expuesta durante un año y que rivaliza con la bandera más grande existente en España. En 1998 se instaló en Girona la escultura luminosa Una capsa de llum, a base de ladrillos translúcidos y de cristal templado, situada encima de un estanque de una rotonda que distribuye la circulación en pleno centro de la ciudad. En el Millenium Park de Chicago se encuentra The crown fountain (2004), que representa dos torres de vidrio enfrentadas proyectando los rostros de ciudadanos anónimos que durante cuatro minutos efectúan una serie de gestos, hasta que estrechan sus labios, como si fueran a dar un beso, y es, en ese momento, cuando mana el agua que va a parar al estanque de la plaza.

Julia
Julia

Plensa siempre busca la relación entre la belleza y la ciudad -el espacio- donde se asientan sus esculturas, o lo que es lo mismo, la relación entre el artista y la gente. En la localidad inglesa de Saint Helen, en el condado de Meyerside, hay la pieza Dream (2009) de 20 metros de altura, situada en una colina del antiguo barrio minero de Sutton, en que se ve la cabeza de una niña con los ojos cerrados que emerge de la mina. Delante mismo del Museo de Arte de Seattle se ubica Echo (2011), cuya cabeza alargada de 14 metros está inspirada en Núria, una niña de 9 años, hija de una amiga suya. En la plaza de la Bolsa de Burdeos se encuentra otra gran escultura que representa una figura replegada en sí misma, cubierta de letras y que puede recorrerse por su interior. Aunque la escultura más espectacular de Plensa es la que se instaló en 2012 en la bahía de Guanabara de Río de Janeiro con la figura del Pan de Azúcar de telón de fondo. Se trata de Mirar en mis sueños, basada en el rostro blanco y marmóreo de una niña de 14 años llamada Awilda, que tiene los ojos cerrados –como suele ser habitual en la mayoría de sus obras- y que emerge del agua. Después de permanecer tres años en Brasil, viajó a Chicago, y un año y medio más tarde se halla en Miami. El hecho de que suela representar caras de niñas de 8 a 14 años obedece a que se trata de “la edad en que la belleza cambia a una velocidad increíble”.

Mirar en mis sueños
Mirar en mis sueños

La última exposición importante de Plensa en Barcelona fue en la Fundación Miró en 1996, y en Madrid, en el Palacio de Velázquez en 2.000, lo que demuestra el poco interés que ha habido por parte de las instituciones de nuestro país en mostrar su trabajo, pero en cambio sí que ha recibido diferentes distinciones, tanto desde Barcelona como desde Madrid, ya que en 1997 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas de la Generalitat de Catalunya; el Premio GAC, que otorga el Gremio de galerías de arte de Catalunya, que sorprendió al artista, ya que en aquel momento y ahora también, no tenía galerista en Barcelona ni en Madrid; el Premio Velázquez de Artes Plásticas que concede el Ministerio de Cultura (2013), que está considerado el Premio Cervantes a nivel cultural; el Premio Nacional de Artes Gráficas (2013); el Premi Ciutat de Barcelona (2015), y en el mismo año el Premio Atlántida en la Noche de la Edición. Es doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Barcelona y por la Universidad de Chicago, donde también ha impartido clases, así como ha sido profesor invitado en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París. En 1980 cuando sólo contaba 25 años, ya hizo su primera exposición individual en el Espai 10 de la Fundación Miró de Barcelona, y en 1986 ya se podía contemplar su trabajo en ARCO gracias a la galería Valente de Madrid.

Glückfauf. 2004
Glückfauf. 2004

Jaume Plensa tiene su estudio en un polígono industrial de Sant Feliu de Llobregat, a medio camino entre Barcelona y el aeropuerto. De joven se fue a vivir a Berlín, y más tarde a Bruselas y París, hasta que regresó hace dos décadas a Barcelona. Frecuentó la Escuela Llotja y la Facultad de Bellas Artes, ambas de Barcelona, aunque no llegó a finalizar los estudios. En 1984 ya realizó exposiciones en Berlín y Toulouse, aunque su primera exposición importante fue un año antes, en la desaparecida galería barcelonesa Ignacio de Lassaletta.

Reproducción taller artista
Reproducción taller artista

La exposición del MACBA se inicia con una representación de su estudio a través de una enorme fotografía colocada en la pared, donde se observan los materiales con los que suele crear sus obras, así como las maquetas, los esbozos o las anotaciones de sus creaciones. O sea, se trata de que el público tenga una idea de cómo es su hábitat natural. La exposición continúa siguiendo un trayecto que el comisario ha querido que fuera el más idóneo para entender mejor su obra, tanto la que concierne al terreno conceptual como al figurativo, hasta llegar al patio de esculturas situado en el exterior del museo, donde concluye la exposición.

Silence. 2016
Silence. 2016

Para Daniel Giralt-Miracle, Plensa es un artista “muy lúcido y contemporáneo que transita por encima de las tendencias con una gran contundencia formal y conceptual, sin renunciar a la poética “. Por ello, vemos que su obra está impregnada de referencias históricas relacionadas con el arte, que van desde el clasicismo a las últimas vanguardias, siendo la literatura la otra gran protagonista. Plensa considera el texto “como la disposición de un lenguaje, del tiempo de los seriado, de lo modulado. Como un lugar de reflexión”. Es obvio, pues, que el artista se siente atraído por la literatura, principalmente por la poesía, la música, el concepto y la religión, o lo que es lo mismo, por todo aquello que concierne al ser humano y de lo que puede sentirse más próximo.

 Silence. 2016
Silence. 2016

La exposición también sirve para darse cuenta de la amalgama de técnicas y materiales con los que lleva trabajando desde sus inicios, como son el hierro, el acero, el aluminio, el bronce, el plomo, el cobre, el cristal o la resina sintética, permitiendo que la luz se filtre por los materiales traslúcidos, a la que añade los efectos lumínicos y sonoros, así como las letras, donde aparecen textos de poetas y escritores por los que siente una especial predilección, caso de Shakespeare, Dante, Baudelaire o Blake, entre otros, consiguiendo que el espectador observe “una delicada interacción con el material, la luz y la sombra, y elucida el potencial de la mente y el alma”, aunque sin olvidar que el cuerpo humano es motivo de reflexión. En sus inicios utilizaba preferentemente el hierro forjado y el hierro fundido y posteriormente se irá inclinando por el aluminio.

Memoires jumelles
Memoires jumelles

Comentar aquí todas las obras que se exhiben sería muy complicado, ya que todas ellas tienen un enorme interés, por lo que solamente nos referiremos a algunas de ellas, como por ejemplo es la instalación que recibe a los visitantes que circulan debajo de ella. Se trata de Memoires jumelles (1992), donde se aprecia una especie de tensor de hierro que aguanta 10 pares de objetos situados a cada lado de la pared de la sala. Esta obra se expuso en París, en la Galerie de France en 1993. Otra obra que también se exhibió en la capital francesa en 1997, concretamente en la Galerie Nationale du Jeu de Paume, fue Islands III (1996), que consta de una serie de 73 cajitas metálicas con una luz interior, con el nombre de artistas de gran renombre: Duchamp, Beuys, Giacometti, Miró, Dalí, Kahlo, etc. Los materiales empleados son la resina de poliéster, hierro, ropa y cobre. Según Plensa, cada artista representado es una “isla”. De hecho, son artistas que de algún modo han trabajado la luz.

Islands III
Islands III

Hay una instalación muy impactante que dispone de un espacio propio como es Rumor (1998), que representa una especie de fuente, y en cuyo suelo hay depositado un recipiente. Desde arriba un címbalo, o sea una especie de campana recoge el agua,  del que cada 6 segundos va cayendo una gota que va a parar al recipiente. Este movimiento continuo produce una especie de sonido. Esta pieza está basada en el concepto de William Blake de que una idea puede ocupar lo infinito. En 1999 tuvimos la oportunidad de verla en la galería Toni Tàpies de Barcelona. Una de las piezas más recientes es Silence (2016). Se trata de un grupo de cabezas femeninas situadas en tres mesas alargadas a modo de pedestales que permiten al espectador circular entre ellas. Las siete piezas son todas de madera de melis. Finalmente, en el exterior del museo hay una instalación de esculturas en bronce situadas en un jardín, en la que se puede contemplar un grupo de personajes sentados –son autorretratos-  en en un montículo, mientras se abrazan al árbol. Se titula The Heart of Trees (2007) y The Heart of Rivers (2016), y según el artista es una exposición “que pide silencio. Es algo más importante que gritar en una sociedad llena de ruido mediático, de mensajes, de información, y permite volvernos a escuchar a nosotros mismos”.  La última exposición que pudimos ver en una galería barcelonesa fue en la Senda en 2017, ya en su nueva ubicación. En ella se exhibían cuatro cabezas de dos metros de altura que representaban a unas jóvenes con los ojos cerrados. Para Francesc Miralles “en plena naturaleza es donde la obra de Plensa alcanza su mejor desarrollo”.

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Ramon Casalé Soler

Ramon Casalé Soler

Ramón Casalé Soler (Barcelona. 1955)

Museólogo, historiador y crítico de arte

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

Miembro del Consejo Internacional de Museos (ICOM)

Licenciado en Geografía e Historia, especialidad en Historia del Arte (Univ. Barcelona)

Máster en Museología y Patrimonio Cultural (Univ. Barcelona)

Curso de Anticuario (Barcelona)

He formado parte de la Junta Directiva, con el cargo de Tesorero, de la Asociación Catalana de Críticos de Arte (ACCA), durante el período 2001-2016

Colaborador del programa de radio “Formas y Ängulos en las cadenas Onda Cero y COPE de Barcelona durante 7 años

Excoordinador de Artes Plásticas del Museo de la Marina de Vilassar de Mar (Barcelona)

Exdirector artístico de la Galería de Arte Sant Pol Art, de Sant Pol de Mar (Barcelona)

Fui corresponsal en España de la revista italiana ARTE IN de Venecia durante 20 años

Formaba parte del Comité de Redacción de la revista digital Mur Crític (ACCA)

Actualmente también soy crítico de arte de la revista BONART de Girona, de la revista ARTE por EXCELENCIAS de La Habana, de la revista digital EL TEMPS DE LES ARTS de Valencia , del periódico L’INDEPENDENT DE GRÀCIA de Barcelona y del FULL INFORMATIU de la Societat Catalana d’Arqueologia de Barcelona.

Asimismo, he sido crítico de las revistas Batik, Arte Omega, Marte de Barcelona, Papers d’Art de Girona, Zerovuittresquaranta y Vilassar Actiu de Vilassar de Mar (Barcelona), entre otras publicaciones, desde los años 1987 hasta la actualidad

espacio-disponible-cuatro
Web Hosting

¡Suscríbete a nuestro boletín!