comprar en amazon
Las nueve musas
Vacaciones
Revista Las nueve musas » Vacaciones sin fotos

Vacaciones sin fotos

Ya había comentado que mis anteriores vacaciones, habíamos llevado por lo menos 10 dispositivos capaces de tomar fotografías, pero que la mayoría de las fotos fueron sacadas con teléfonos celulares.

Pues bien, en esta ocasión, fue un tanto diferente. Si bien la proporción se mantuvo por encima de 3 cámaras por vacacionista, lo interesante fue que no hemos tomado ninguna foto.

Bueno, no tanto como ninguna. Hemos sacado algunas fotos utilitarias, aquellas que sirven para ilustrar un mensaje de “¿Te gusta éste?” (con el teléfono celular, obvio). Y yo también he sacado mis fotografías personales, para una próxima exposición (con película en blanco y negro, obvio). Pero no hemos tomado ninguna foto de las típicas de vacaciones, de esas que registran los interesantes lugares por donde hemos andado.

Buscando una explicación a esta curiosa actitud (o una justificación para cuando algún familiar o amigo me pregunte por las fotos de las vacaciones), recurrí al capítulo “En la caverna de Platón”, del libro “Sobre la fotografía”, de Susan Sontag.

Allí primero encontré algunas frases que alimentaron mis sentimientos de culpa por no haber traído conmigo las esperadas imágenes vacacionales. “Mediante las fotografías cada familia construye una crónica-retrato de sí misma…”. “Las fotografías son la prueba irrecusable de que se hizo la excursión, se cumplió el programa, se gozó del viaje.”

Sobre la fotografía
comprar en amazon

¿Será que hemos dejado un agujero en la crónica de nuestra familia? Cuando indaguen sobre nuestras vidas (asumiendo que alguien se digne a hacerlo, cosa altamente improbable) y no encuentren en las redes sociales vestigios de lo ocurrido este verano, ¿cómo reconstruirán la historia? ¿Quedará como un misterio abierto? ¿Supondrán que no ha pasado absolutamente nada? ¿O que fueron unas vacaciones para el olvido?

Pero luego descubrí la esencia de lo que nos ha sucedido. “El acto fotográfico, un modo de certificar la experiencia, es también un modo de rechazarla: cuando se confina a la búsqueda de lo fotogénico, cuando se convierte la experiencia en una imagen, un recuerdo. El viaje se transforma en una estrategia para acumular fotos.”

Quizá fue una reacción a la gran cantidad de imágenes que nos inundan actualmente. Quizá temimos llegar al extremo de reducir la experiencia al mero hecho dejarla documentada en una fotografía. Quizá preferimos esta vez admirar el paisaje, respirar el aire puro de las sierras, escuchar el sonido del agua bajando por entre las piedras, sin preocuparnos por elegir el mejor ángulo para la foto.

En un momento en que parece que cada segundo de nuestras vidas es apto para una foto. Donde las redes sociales se establecen como una suerte de bitácora gráfica de nuestro paso por el mundo. Donde cada mensaje debe estar acompañado de una imagen para cobrar significado, o al menos para capturar nuestra atención. Esta vez decidimos romper las reglas y vivir la experiencia usando sólo nuestros ojos como única cámara fotográfica. Tal vez como un estéril acto de rebeldía.

Porque no necesariamente todo tiene que quedar registrado en una fotografía.

Avatar

Ariel Till

Elijo la fotografía como medio para expresar mis emociones, contar cosas que no puedo decir con palabras, transmitir algo de lo que llevo dentro. Sentimientos tan íntimos, que son más fáciles de expresar disfrazados en una imagen. Como dijo Isadora Duncan: "Si yo pudiera explicarle a usted de qué se trata, no tendría sentido que lo bailase"... O que hiciese fotografía...
Y elijo la película y el cuarto oscuro por la incertidumbre de no poder ver el resultado hasta el fin del proceso. La angustia de la posibilidad de arruinar una foto irrepetible. La sensación de hacer las fotos con mis propias manos al interponer con ellas el haz de luz de la ampliadora.
Quizá algunas de mis fotos logren provocar algún sentimiento en quién las observa. Quizá las más afortunadas logren mover alguna idea que parecía estática. O quizá despertar alguna emoción escondida.

Un poco de mí

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de enero de 1968. Inicié mis estudios de fotografía en 1984, realizando el curso Básico y el curso Superior de Fotografía en el Foto Club Argentino. Posteriormente, en 1995, realicé el curso de Iluminación en la misma institución. En 2016 asistí al workshop “La fotografía como Arte Contemporáneo”, en la galería Rolf Art.

Desde 1990 presento obras en Salones Nacionales auspiciados por la Federación Argentina de Fotografía (FAF) y Salones Internacionales con patronazgo de la Fédération Internationale de l'Art Photographique (FIAP), consiguiendo numerosas aceptaciones y menciones. En 2006, la Federación Argentina de Fotografía me otorga la distinción Artista FAF.
A partir de 2008 actúo como jurado en los concursos fotográficos organizados por el Nuevo Foto Club Argentino.
Desde junio de 2010 publico en el blog “Un poco de luz”, donde escribo acerca de la fotografía. Desde 2016 participo como redactor en el semanario Las nueve musas.

He realizado las siguientes exposiciones individuales:
o “Eclecticismo Vacacional”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2018.
o “Biografía”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2015.
o “Estaciones”. Facultad de Ciencias Sociales, UBA, Buenos Aires, 2012.
o “Estaciones”. Galería de arte NES, Ciudad de Buenos Aires, 2011.
o “Personas y Personajes”. Nuevo Foto Club Argentino, 2006.
o “Desamparos”. Galería de exposiciones Foto Club Argentino, 2003.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. Centro Cultural “Quinta El Ombú”, Dir. de Cultura, Municipalidad de San Fernando, 2001.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. CGP N° 12, 2000.
o “Los Cafés de Mabel”. Foto Club Argentino, 2000.
o Diapositivas. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1998.
o Blanco y Negro. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1996.

He participado en diferentes muestras colectivas:
o “Diversidades”. Espacio Cultural Nuestros Hijos, ECuNHi, C.A.B.A., 2015.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Museo de Arte de Tolima, Colombia, 2012.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Rochester Institute of Technology, NY, 2011.
o “Del laburo al curro” Oficios y Profesiones. Muestra conjunta Nuevo Foto Club Argentino-Argentina con Visual Tal Cuál Huesca-España, 2009.
o “6 x 6” (6 autores, con 6 ensayos de 6 obras cada uno). Curaduría a cargo de Edgardo Filloy, Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, Cuidad de Buenos Aires, 2001.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, 1996.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Biblioteca Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, 1996.
o “Pasillo de imágenes”. Hospital General Belgrano, Gral. San Martín, Pcia. de Buenos Aires, 1991.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

portada-almanzor
41fiphfagjl
desde-rusia-con-recuerdos
kedma-hacia-el-oriente
  • servidores wordpress

Secciones

Edición propia

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.