Las nueve musas
brossa
Portada » Artes » Artes visuales » Universo Brossa: la poesía visual en toda su dimensión

Universo Brossa: la poesía visual en toda su dimensión

“Constaté por primera vez que Joan Brossa era considerado por las promociones más jóvenes un artista actual, innovador y contemporáneo en octubre de 1989, cuando entré con él en el Aula Magna de la Universidad de Santiago de Compostela y los alumnos de letras y arte de aquella universidad se pusieron de pie y lo aplaudieron durante diez minutos largos. Este hecho, que sucedió en la inauguración de una muestra de artes plásticas titulada Presencias e Procesos, en la que participaban promesas del arte contemporáneo al lado del casi septuagenario Brossa, era en aquellos tiempos sorprendente porqué hasta aquel momento Joan Brossa era considerado un artista maldecido y, por tanto, desconocido u olvidado por el mundo de las letras, el teatro y el arte”.

 Crítica y críticas. Daniel Giralt-Miracle. 2005

“Estos versos, como una partitura, no son más que un conjunto de signos para descifrar. El lector del poema es un ejecutante”.

 Preludio, de El saltamontes. Barcelona. Llibres de Sinera. 1969

 Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensión

En el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) podemos contemplar la exposición Poesía Brossa, en la que el espectador encontrará, a través de unas 1.500 piezas, una parte del universo creativo del poeta visual Joan Brossa (Barcelona, 1919-1998). Brossa fue un artista poliédrico, ya que cultivó diversos campos de la poesía, el teatro, el cine, la magia, y sobre todo el arte conceptual, o lo que es lo mismo, las artes de acción. Como señalan los comisarios de la muestra, Teresa Grandas -conservadora del Museo- y el artista Pedro G. Romero, “Brosa es un poeta, pero sus trabajos siempre se encuentran en un cruce de lenguajes, de manera que la exposición no enfatiza la poiesis, su manera de hacer”. Por tanto, se trata de una exposición diferente a las que se han realizado hasta la fecha sobre su trabajo creativo, ya que las retrospectivas anteriores han incidido sobre todo en sus objetos-escultura, o sea en sus obras conceptuales y no tanto en otros apartados como el poético, el teatral –teniendo en cuenta que ha escrito más de 300 obras- y las performances, entre otras actividades culturales

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensión

Tuve el privilegio de visitar la exposición acompañado de la comisaria Teresa Grandas, lo que me permitió conocer determinados aspectos de su trabajo, que para mí eran desconocidos, y que me sirvieron para entender mejor su aportación al arte contemporáneo, a pesar de que su obra no ha tenido la repercusión a nivel internacional que merecía, tal y como ya lo denunció Xavier Barral  en un artículo aparecido en el periódico La Vanguardia poco después de su muerte, señalando que “ ha padecido de la falta histórica de reconocimiento de nuestros artistas a fuera, o más pronto de promoción cultural de estos creadores …Tuvo que esperar hasta los 67 años, para ver su primera retrospectiva en la Fundación Miró de Barcelona”.  Por ello la creación de la Fundación Brossa en 1999, al menos ha servido para que su obra, no tan solo no pase al olvido, sino que haya adquirido mayor notoriedad.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónEl nacimiento de Dau al Set, en 1948 –él fue el creador del nombre del grupo y de la revista que se editó hasta 1956-, no fue una simple anécdota, aunque fuera ideada por unos jóvenes artistas interesados por el arte de vanguardia, como fueron Joan Josep Tharrats, Modest Cuixart, Antoni Tàpies, Joan Ponç, el mismo Brossa y el crítico de arte Arnau Puig, aunque más tarde se les añadiera el crítico Juan Eduardo Cirlot. Un arte de vanguardia que en aquel momento apostaba por el surrealismo cuando en Estados Unidos y un poco más tarde en Europa ya existía el expresionismo abstracto. Un año antes había fundado la revista Algol, junto con Jordi Mercader, Francesc Boadella, Enric Tormo, así como también Joan Ponç y Arnau Puig. La revista tuvo una vida muy corta, ya que sólo se publicó un número de 100 ejemplares numerados de 12 páginas y que fue el embrión de Dau al Set. Ese mismo año conoció al poeta brasileño Joäo Cabral de Melo que lo introducirá en el marxismo, provocando que su poesía haga un cambio hacia el compromiso social.

De todos modos, Joan Brossa recibió diversos reconocimientos tanto a nivel nacional como internacional, pero todos ellos fueron en su madurez creativa, caso de la   Lletra d’Or (1981) en Barcelona, el Premio de poesía catalana Ciutat de Barcelona en 1988, y el mismo año también recibió la medalla Picasso de la UNESCO en París. En 1991 la Institució de les Lletres Catalanes del Departamento de Cultura de la Generalitat lo nombró escritor del mes. Un año más tarde recibió el Premio Nacional de las Artes Plásticas de la Generalitat de Catalunya. En 1996 recibió el Premio de la Crítica Serra d’Or de Poesía y el Premio de la Crítica Nacional de Poesía Catalana.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónFue elegido para representar a España en los principales certámenes internacionales, como por ejemplo las bienales de Venecia en 1997 y la de Sao Paulo en 1999. En la primera expuso conjuntamente con la artista valenciana Carmen Calvo. Refiriéndose a dicha bienal, Brossa señala que “siempre procuro que los poemas puedan tener varias interpretaciones. La ambigüedad es muy importante en el arte. Siempre que sea bien utilizada. Eso se ve mucho en los cuadros de Miró”-. El ejemplo más claro de estas palabras se pudo contemplar en una de las piezas que presentó, que llevaba el título de País, en la que se veía un balón de futbol presidido por una peineta,  y que para él se trataba de “una sátira. El folclor y el sport. La spanish typical… es una muestra de que se puede abrir una exposición con una imagen que encierra mucho humor hacia el propio país”. Anteriormente, en 1992, ya había participado en la bienal de Venecia, pero esta vez lo hizo como artista invitado de Catalunya.

En 1986 la Fundació Miró de Barcelona presentó Joan Brossa o las palabras son las cosas, que fue la primera exposición institucional dedicada a su obra poética, tanto visual como objetual. En 1991 se mostró la antológica Joan Brossa, 1941-1991, en el Museo Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) de Madrid, comisariada por Victoria Combalia. Posteriormente en 1994 se realizó la muestra Joan Brossa, entre las cosas y la lectura, organizada por el Ayuntamiento de Barcelona, celebrada en el Palau de la Virreina de la misma ciudad, cuyo objetivo primordial era enseñar una panorámica de su obra actual incorporando aspectos literarios, o sea, presentar tanto la obra plástica como la obra literaria, que van estrechamente unidas, y de la que él mismo destaca que “algunos de los objetos aquí reunidos son líricos, otros son sociales, otros son irónicos. Me muevo en varios registros. Esto, al fin y al cabo, funciona como lo que es: literatura”. En 1997 el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) de Valencia le dedicó una exposición centrada en sus poemas visuales, obras en cuya composición el artista usaba una gran variedad de técnicas como el dibujo, la litografía, el collage, la serigrafía, los caligramas y las creaciones tipográficas. Pero unos años más tarde, concretamente en el 2001, se celebró la retrospectiva Joan Brossa o la revolución poética en el propio MACBA, que fue en su momento la exposición más importante, pretendiendo “ofrecer la visión más completa hasta ahora del universo experimental, transgresor, mágico, lúdico y lírico de uno de los creadores más importantes de la vanguardia catalana, juntamente con Joan Miró, J.V. Foix o Antoni Tàpies”.

En el 2012 la Fundación Brosa y el Ayuntamiento de Barcelona depositaron todo el legado del artista, que consistía en unas 60.000 piezas -entre objetos, manuscritos, poemas visuales, obras escénicas, carteles, documentos, fotografías, juegos de magia, revistas, juguetes, libros de artista, piezas teatrales, instalaciones y obras plásticas-, en el MACBA, por un período de 25 años, a cambio de que el museo se comprometiera a su conservación, catalogación y divulgación.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónLa exposición Poesía Brossa se divide en cinco ámbitos: Sí, me hizo Joan Brossa; Juego de imágenes; Otros itinerarios; Una recapitulación visual y Constelaciones Brossa. En el primer apartado se muestran sus escritos iniciales, como por ejemplo el artículo “Infiltración” publicado en 1938 en el boletín Combate, durante la Guerra Civil española, así como su relación con Joan Miró y los poetas de la Generación del 27; también aparece su compromiso con Dau al Set. Debido a su participación en la contienda bélica sufrió una lesión en el ojo que, de algún modo, le influirá  en su manera de entender lo que acontecía a su alrededor, como también su relación con los estamentos militares de aquella época. Es un momento en el que se interesa por “un sistema de conexión con la poesía del mundo, con las derivas surrealistas, conceptuales o concretistas”.   En cuanto al segundo ámbito, según Josep Playá, “…se recogen una amplia selección de sus obras, desde les Suites (1959-1969) i los Poemas habitables (1970). Aquí se observa este diálogo, a veces surrealista, en las hojas de sus libros”. También se contempla el guion de la película No contéis con los dedos, apreciándose su implicación en los diversos lenguajes conceptuales. Muchos de los poemas que se exhiben son inéditos.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónEn Otros itinerarios se aprecia su interés por la magia, el circo, el transformismo o el sriptease (Amanda Lear era su musa), teniendo en cuenta que el desnudo no era bien visto y por tanto estaba prohibido, “el simple hecho de mostrar el cuerpo constituía por sí mismo un espacio de libertad”. También se exponen una serie de obras relacionadas con un itinerario antiturístico por la capital catalana, cuyo viaje nocturno descubre una ciudad diferente a la conocida de día. Se observan diferentes imágenes obtenidas en 1979, que el cronista de la ciudad Lluís Permanyer describe como “un singular peregrinaje laico”. Para Teresa Grandas, “Brossa rompió los límites cronológicos de las obras”.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónEn  Recapitulación visual se observan los trabajos realizados en la década de los ochenta, basados en su participación en diversas salas de arte como la galería Mosel & Tschechow de Munich,  Joan Prats de Barcelona –donde  expuso en diferentes ocasiones- , y la Máquina Española de Madrid. En todas ellas el protagonista es el objeto, o sea el poema visual. Finalmente, en la última sección se observa su relación con otros creadores como el escocés Ian Hamilton Finlay, famoso por escribir sus poemas en piedras en espacios públicos, principalmente jardines. En Barcelona hay una obra suya en la montaña de El Carmelo, titulada El orden de hoy es el desorden de mañana; el belga Marciel Marien, seguidor de René Magritte, y que fue famoso por sus poemas surrealistas, alternando la fotografía con la creación de objetos, y el matemático, físico y poeta chileno Nicanor Parra, conocido por sus antipoesias, que era una manera de oponerse a la poesía más tradicional de su país. En 1992 realizó una exposición de poesía visual en Valencia junto con Joan Brossa. Parra tuvo varios reconocimientos en España, entre ellos el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Premio Cervantes. Los  tres autores “tienen que ver con el fenómeno poético de la mimesis. Sin conocerse en sus diversas trayectorias estos tres poetas y Brossa muestran diversas coincidencias temáticas y formales, una asimilación igual de las formas, aquello que Erich Auerbach definía como la capacidad global de la poesía de dar una misma respuesta a los signos de un mismo tiempo”.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónEn este ámbito se exponen diversas obras de estos creadores como por ejemplo algunas litografías de Finley a través de sus poemas azules y marrones, así como las instalaciones Marat asesinado e Intermedio. De Marien hay un gran número de obras, entre ellas, algunas fotografías donde aparecen diversas partes del cuerpo de una mujer desnuda, en que una serie de objetos la acompañan originando una doble lectura de la imagen representada: en Final rimado se observa un recipiente de porcelana extrayendo la leche del pecho de una mujer o en La quinta dama, en que se ve un pubis con cuatro cartas encima, y de Parra algunos objetos como Democracia & Dictadura, donde aparece una balanza; Madre e hija , representada por dos cucharas, una grande y otra pequeña y El insecto de Edison , en que los filamentos de una bombilla rota se asemejan a un insecto  y que están colocados encima de una etiqueta que contiene el nombre de la pieza. Si no supiéramos que estas obras les pertenecen a ellos, podríamos deducir que el autor es el propio Brossa.   

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensión

Además, hay una sala que parece un gran almacén de objetos, a modo de museo antiguo, en la que se pueden contemplar diversos poemas objeto que, posiblemente, sean la parte más conocida de su trabajo artístico, y que hemos visto en otras exposiciones anteriores, como por ejemplo en la Fundación Miró. Al ser imposible mencionarlas todas, ya que cada una de ella merecería un comentario, solamente me referiré a las que me han despertado mayor interés, como Eclipse, donde un huevo frito aparece colocado encima de una oblea; Bastón con ruedas, en que el bastón está dispuesto horizontalmente encima de dos ruedas como si fuera un patinete; Escanyapobres (usurero), en que se observa un sombrero de copa puesto encima de una calavera, como si la estuviera pisando, y el objeto titulado Llaves, representado por dos llaves, pero una de ellas no es una llave convencional sino un abrelatas antiguo en forma de llave. También hay la instalación El planeta de la virtud en una de las paredes del museo, en que un número muy elevado de escarabajos de plástico parecen desplazarse por ella, y que se puede relacionar con el caligrama Las hormigas del poeta catalán Joan Salvat-Papasseit, presente también en la exposición, que se publicó en la revista Proa de enero de 1921.

Universo Brossa: la poesía visual  en toda su dimensiónPodríamos considerar esta exposición como un homenaje a la poesía visual, apreciándose como Joan Brossa tiene una visión muy aguda del mundo y de todo lo que le rodea, principalmente comprometida con su tiempo, y “que no teme el recurso a la ironía o a la sátira, pero que nunca abandona el lirismo porqué todo lo observa con la lente del poeta”. Es cierto que en nuestro país han existido poetas visuales de renombre caso de los fallecidos Guillem Viladot y Albert Ràfols-Casamada, así como otros que  actualmente siguen trabajando con  este género literario, donde la imagen en todas sus concepciones destaca por encima del resto de componentes y que se mueven en diferentes ámbitos: poemas objeto, poemas experimentales, poemas acción, poemas visuales e incluso poemas urbanos –el mismo Brossa tiene diversas obras en Barcelona- entre ellos ocupan un papel destacado autores como Juan Hidalgo, Isidoro Valcárcel-Medina, Chema Madoz, Elena del Rivero y J.M. Calleja, e incluso también añadiría a Carmen Calvo. Conxita Oliver resume muy bien la obra de  Joan Brossa, al que considera un artista “inclasificable y polifacético, el humor y la ironía que transmiten sus obras conecta con artistas de la vanguardia como Duchamp, Tzara y Picabia por lo que hace a la transgresión, radicalidad y espíritu de revolución”.

Ramon Casalé Soler

Ramon Casalé Soler

Ramón Casalé Soler (Barcelona. 1955)

Museólogo, historiador y crítico de arte

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

Miembro del Consejo Internacional de Museos (ICOM)

Licenciado en Geografía e Historia, especialidad en Historia del Arte (Univ. Barcelona)

Máster en Museología y Patrimonio Cultural (Univ. Barcelona)

Curso de Anticuario (Barcelona)

He formado parte de la Junta Directiva, con el cargo de Tesorero, de la Asociación Catalana de Críticos de Arte (ACCA), durante el período 2001-2016

Colaborador del programa de radio “Formas y Ängulos en las cadenas Onda Cero y COPE de Barcelona durante 7 años

Excoordinador de Artes Plásticas del Museo de la Marina de Vilassar de Mar (Barcelona)

Exdirector artístico de la Galería de Arte Sant Pol Art, de Sant Pol de Mar (Barcelona)

Fui corresponsal en España de la revista italiana ARTE IN de Venecia durante 20 años

Formaba parte del Comité de Redacción de la revista digital Mur Crític (ACCA)

Actualmente soy crítico de arte de la revista BONART de Girona, de la revista digital Arqnou de Masnou (Barcelona), del periódico L’Independent de Gràcia de Barcelona y del Full Informatiu de la Societat Catalana d’Arqueologia

Asimismo, he sido crítico de las revistas Batik, Arte Omega, Marte de Barcelona, Papers d’Art de Girona, Zerovuittresquaranta y Vilassar Actiu de Vilassar de Mar (Barcelona), entre otras publicaciones, desde los años 1987 hasta la actualidad

Agregar comentario

lamejordemisvidas
Las nueve musas solidarios

Artes

Ciencias

Viajar en Semana Santa

Humanidades

Boletín semanal

Ocio cultural

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Ramon Casalé Soler

Ramon Casalé Soler
Todo son ventajas

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.