Las nueve musas
Antropología
Portada » Mitología de América Latina y Grecia, consideraciones paralelas.

Mitología de América Latina y Grecia, consideraciones paralelas.

promocionamos tu libro

Con este artículo comienza una nueva serie de artículos que incluirá temas sobre la antropología y la etnología, la arqueología y las artes, la mitología y la historia, la lingüística y la literatura, la astrología, la astronomía y la culinaria cultural, los rituales mágico-religiosos y otros sectores de las civilizaciones clásicas de América Latina (mayas, aztecas, incas, aimaras, guaraníes y los demás indígenas).

Dichos artículos son las traducciones al español de las conferencias del profesor Ilías Tampourakis en la Universidad Nacional de Atenas, publicadas en griego bajo el auspicio de la UNESCO.

Mitología comparativa: Un cuento mundial, pero no globalizado.

conquistadores españolesEn esta aproximación de los símbolos del subconsciente colectivo de las civilizaciones precolombinas, no trataremos de igualar de una manera ingenua el modus operandi multifacético del pensamiento humano. Las culturas siguen –de cierto modo- unas rutas paralelas, pero no iguales. Los artículos de esta serie propondrán la probabilidad de la existencia de un pensamiento en común entre los diferentes pueblos –antiguos y modernos- de las Américas y de Grecia, que los lleva hacia ciertas formaciones sociopolíticas, siguiendo siempre diferentes rumbos; senderos y estelas entre la Naturaleza que alimenta a esas civilizaciones: selvas y glaciares, desiertos, cordilleras y océanos. La función principal de la mitología es expresar de una manera pintoresca las estructuras sociales, políticas y culturales, integradas –por lo general- en el seno de alguna religión. En la Antigüedad, la filosofía fue –en muchos casos- encaminada por la mitología. El método de este estudio comparativo será holístico: enfocaremos en la tipología de las funciones y en los modelos de la conducta de los personajes míticos e históricos. Al mismo tiempo, compararemos entre sí a los dioses y a los demonios, a los héroes, a los reyes y a todas las entidades del panteón de las civilizaciones y de sus subconjuntos culturales. Este será nuestro sistema funcional para llegar a demostrar cualquier isomorfismo posible.

“La verdad que constituye el núcleo de una religión es tan modificada y sistemáticamente cubierta,” –nos enseña el psiquiatra Sigmund Freud-, “para que así la mayor parte de la Humanidad no pueda reconocerla.” Precisamente esto ocurre cuando explicamos a un niño que una cigüeña trae a los bebés de París. Aprendiendo a descodificar los lenguajes simbólicos, facilitamos el entendimiento y la difusión de la sabiduría antigua. “La Verdad es una y única, pero los sabios le dan varios nombres” nos indican los Vedas (los textos sagrados del hinduismo que datan del año 1.500 a.n.E.) La religión, la filosofía, las artes, las estructuras sociales del ser humano de todas las Eras, cada invento tecnológico y descubrimiento histórico, así como los sueños, surgen del ciclo mágico de los mitos, y sirven como bases psicológicas de las lenguas. Los psiquiatras modernos son los dueños del reino de la mitología, del misticismo y de la fuerza del “logos” –en el sentido de la Razón y del Habla-, dice Joseph Campbell, mientras que el profesor de la Universidad Nacional de Atenas (Grecia), Ioannis Kakridís nos enseña que el mito es un valor que no sirve como prueba, sino como un elemento esencial y un grado, un nivel de la consciencia humana que es esa misma fuerza creadora  que genera la mitología por y para su integración y plenitud.

 Mitos de América Latina y de Grecia: Consideraciones paralelas.

 Por muchos años se creía que los amerindios eran unos “primitivos nobles” e inocentes que vivían en un Edén y que se dejaban engañar al intercambiar sus vetas de oro con unas joyas hechas de espejitos. Pero aquellas civilizaciones –cuyos núcleos se encontraban en las vastas áreas que hoy llevan la denominación etnológica de “Mesoamérica”- y específicamente en México y en Guatemala, o los indígenas que habitaban el “Área Intermedia” de las regiones andinas del Perú y de Bolivia, eran equiparables con los reinos europeos de su Era: estaban organizados en estamentos sociales, dirigidos mediante unos sistemas políticos militaristas y con fines expansionistas, y disponían de conocimientos arquitectónicos y astronómicos, de navegación y de las ciencias matemáticas. Durante el conflicto cultural que se impuso en los siglos XV y XVI n.E., la única ventaja de los conquistadores españoles y portugueses era la superioridad de sus armas de fuego.

mayaPara podernos aproximar de mejor manera a los restantes mayas (en México[i] del Sur y en Guatemala), a los aztecas (en México central), a los aimaras (en Bolivia), a los incas (en Perú[ii] y en otras regiones andinas), a los mb´a tupí-guaraní (en Paraguay) y a los chibcha (en Colombia) y a los demás pueblos precolombinos del “Área Marginal” de la Amazonia y del Caribe, tenemos que investigar su mitología –cuya diferencia de la correspondiente “occidental” se enfoca en el hecho de que  el ser humano no constituye la medida de todas las entidades; por el contrario, Cleóbulo de Lindos –uno de los 7 sabios de la antigüedad arcaica de Grecia predicaba que “La moderación es lo mejor” (Μέτρον ἂριστον).

La Antropología habla de un desarrollo paralelo de las diferentes civilizaciones. Claude Lévi-Strauss, en su obra “Race et histoire” (Raza e historia, 1952), en un esfuerzo para aprobar que las diferencias culturales y biológicas son dos cosas claramente distinguidas entre sí, refiere que dos culturas creadas por personas que pertenecen a la misma etnia, pueden presentar unas diferencias más grandes que dos culturas pertenecientes a dos grupos tribales muy diferentes y alejados entre sí.


[i] México es el cacto “ixtle” del desierto de Oaxaca, que brilla en el bochorno, y el chocolate aromatizado con “tlilxóchitl” –la flor de la vainilla- y es, México, el chile jalapeño que despierta amores, y la música de Paquita La Del Barrio. Damiana –la afrodisíaca-, en la Plaza de Garibaldi, y las aguas azules-quetzal iridiscentes como el oro de sus museos, significan “México” también. Piñatas-estrella y niños crucificados por los antizapatistas; eso significa México. Y Quetzalcóatl, la Serpiente Emplumada; despedazada su estatua de jade. Indios huichol y volcanes. Magia: blanca para la cura y negra para la muerte; roja para el amor y amarilla para el maíz de los dioses. Todo eso es México. México, significa jardines flotantes y pirámides en el Camino del Sol y de la Luna, donde los cielos lloviznan sangre. Americanos con putas en Tijuana –desgraciadamente- significa México. Y es México un amor que deshace el “ser” y que –como instinto de vida- lucha con la muerte y penetra en sus entrañas hasta lograr una comunión sui géneris. Y es, México, ¡una fiesta! Una fiesta de los muertitos: violines, bebidas, candelas y flores amarillentas “cempaxúchitl” sobre las tumbas; el uno ilumina al otro, noche adentro desvelada. Rostros bronceados de la Virgen María, adornos de papel picado, Friditas y flores de cerámica de Coyotepec (aparentan como de masa) y “coates” –amigos mexicanos. Tequitqui: el “barroco de azúcar” al fondo de la Catedral oscura. Chapulines en el mole poblano, Rulfo, Siqueiros, Juárez; ¡Veranos! Rincones con sombreros pensativos hacen del frescor su nido, y las milpas pintan el horizonte. Machetes y trapiches herrumbrados; los mosquitos sobrevuelan zumbando los comales con las tortillas. Eso, y mucho más, significa México. [Fragmento del libro: Diario de viajes en hojas de plátano, Ilías Tampourakis, Atenas, 2007 (en griego)]

[ii] La palabra Perú (biru) en la lengua de los indígenas del Panamá significa “país del oro”. Los amerindios, queriendo desorientar a los conquistadores españoles, les enseñaban las montañas más alejadas en el horizonte, diciéndoles que ahí existía un reino, donde todo era de oro. Así se hizo la leyenda de El Dorado.

Ilias Tampourakis

Ilias Tampourakis

Nació en Atenas (Grecia) y creció en el seno de una familia griega con raíces internacionales.

Ha enseñado español y portugués en la Facultad de Idiomas de la Universidad Nacional I. Kapodistrias de Atenas y en los seminarios culturales de la Unesco en Grecia.

Traductor en el Cuerpo Diplomático de América Latina en Atenas y escritor de artículos y libros con temas culturales.

Representa al comité de arte de la Alianza Sociocultural Latinoamericana y Española en Grecia y era durante varios años columnista del boletín social africano en Atenas.

Ha dedicado un largo período al estudio de las civilizaciones de Asia, la filosofía y la naturaleza de este continente.

Además, ha estudiado el análisis morfosintáctico de 12 idiomas, investigando la mentalidad cultural que ellos revelan.

Certificado de los seminarios de paleografía española y oriental de las Universidades de Harvard (EE.UU.) y Complutense (Madrid); depositó (el año 2014, en colaboración con la Universidad de Colorado, EE.UU) su obra pertinente en los archivos estatales de Plasencia (España).

Ha estado viajando durante 30 años por 76 países del mundo, fotografiando y coleccionando piezas musicales y otras curiosidades

Ha vivido trabajando con su familia en Costa Rica (América Latina).

Considera que el conocimiento es substancial solo cuando se combina con la experiencia, y se niega a conformarse con cualquier tipo de opresión.

Cree que el hibridismo cultural proyecta varios elementos interesantes pero que, a la vez, corre en sus venas el dolor.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

la-mejor-de-mis-vidas
.promocionamos tu libro
de-leones-a-hombres
.promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Promocionamos tu libro

AbeBooks.com. Thousands of booksellers - millions of books.

promocionamos tu libro

publi

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Secciones

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.

Centro de preferencias de privacidad