comprar en amazon
Las nueve musas
La foto más difícil 1

La foto más difícil

Hace unos días, en el cuarto oscuro, me tocó hacer la foto más difícil de la serie en la que estoy trabajando.

Si bien no era una foto sencilla, tampoco es que tuviera demasiada complejidad. No era un asunto de técnica ni de estética. La razón de la dificultad era que se trataba de mi propia imagen.

La foto más difícilYa los problemas habían comenzado desde el mismo momento de las tomas. Era raro para mí estar del otro lado de la cámara. Tanto que, a pesar de estar tranquilo habiendo depositado con toda confianza mi HasselbladLa foto más difícil 2 en manos de la artista Vivian Galban, tuvimos que repetir las sesiones un par de veces. O porque yo no había mirado exactamente hacia donde tenía que mirar. O porque un brillito extraño apareció donde no debía. O porque, al tratarse de mi foto, fui más autocrítico que de costumbre y no había forma de conformarme.

Pero en el laboratorio, era fuerte ver mi imagen proyectada en la base de la ampliadora. Primero aparecieron dificultades para seleccionar el tamaño correcto de la ampliación, luego para enfocar. Mirando la tira de pruebas me cuesta decidir el tono de gris más adecuado para mi piel. De a poco voy seleccionando los tiempos de exposición más adecuados para cada sector de la imagen. Que la sombra de la nariz estaba un poco densa y había que aclararla. Que la luz en una parte de la frente era demasiado brillante. Nada que no pudiera corregirlo apantallando, como lo hice ya una y mil veces. Podría haber elegido hacerlo con cartones, para tener un control más preciso, pero decido hacerlo con mis propias manos, y poder así ir alterando la forma de la máscara durante el apantallado.

Al momento de la copia final dejo que algunos sectores queden en manos del azar (o de mi intuición, o de mi experiencia), y, al no conocer con certeza el tiempo necesario para el resto de la frente, dejo que mis manos lo decidan. También me doy cuenta de que una parte del párpado podría quedar muy clara, y decido en el momento darle un poco más de luz.

Ya no queda más por hacer, pongo el papel en la cubeta del revelador y espero que éste haga su trabajo…

Eternos minutos después, cuando enciendo la luz blanca, la foto descansa aún en el fijador. Tengo miedo de mirarla, pero, en cambio, es ella la que me mira…

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Ariel Till

Ariel Till

Elijo la fotografía como medio para expresar mis emociones, contar cosas que no puedo decir con palabras, transmitir algo de lo que llevo dentro. Sentimientos tan íntimos, que son más fáciles de expresar disfrazados en una imagen. Como dijo Isadora Duncan: "Si yo pudiera explicarle a usted de qué se trata, no tendría sentido que lo bailase"... O que hiciese fotografía...
Y elijo la película y el cuarto oscuro por la incertidumbre de no poder ver el resultado hasta el fin del proceso. La angustia de la posibilidad de arruinar una foto irrepetible. La sensación de hacer las fotos con mis propias manos al interponer con ellas el haz de luz de la ampliadora.
Quizá algunas de mis fotos logren provocar algún sentimiento en quién las observa. Quizá las más afortunadas logren mover alguna idea que parecía estática. O quizá despertar alguna emoción escondida.

Un poco de mí

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de enero de 1968. Inicié mis estudios de fotografía en 1984, realizando el curso Básico y el curso Superior de Fotografía en el Foto Club Argentino. Posteriormente, en 1995, realicé el curso de Iluminación en la misma institución. En 2016 asistí al workshop “La fotografía como Arte Contemporáneo”, en la galería Rolf Art.

Desde 1990 presento obras en Salones Nacionales auspiciados por la Federación Argentina de Fotografía (FAF) y Salones Internacionales con patronazgo de la Fédération Internationale de l'Art Photographique (FIAP), consiguiendo numerosas aceptaciones y menciones. En 2006, la Federación Argentina de Fotografía me otorga la distinción Artista FAF.
A partir de 2008 actúo como jurado en los concursos fotográficos organizados por el Nuevo Foto Club Argentino.
Desde junio de 2010 publico en el blog “Un poco de luz”, donde escribo acerca de la fotografía. Desde 2016 participo como redactor en el semanario Las nueve musas.

He realizado las siguientes exposiciones individuales:
o “Eclecticismo Vacacional”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2018.
o “Biografía”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2015.
o “Estaciones”. Facultad de Ciencias Sociales, UBA, Buenos Aires, 2012.
o “Estaciones”. Galería de arte NES, Ciudad de Buenos Aires, 2011.
o “Personas y Personajes”. Nuevo Foto Club Argentino, 2006.
o “Desamparos”. Galería de exposiciones Foto Club Argentino, 2003.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. Centro Cultural “Quinta El Ombú”, Dir. de Cultura, Municipalidad de San Fernando, 2001.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. CGP N° 12, 2000.
o “Los Cafés de Mabel”. Foto Club Argentino, 2000.
o Diapositivas. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1998.
o Blanco y Negro. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1996.

He participado en diferentes muestras colectivas:
o “Diversidades”. Espacio Cultural Nuestros Hijos, ECuNHi, C.A.B.A., 2015.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Museo de Arte de Tolima, Colombia, 2012.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Rochester Institute of Technology, NY, 2011.
o “Del laburo al curro” Oficios y Profesiones. Muestra conjunta Nuevo Foto Club Argentino-Argentina con Visual Tal Cuál Huesca-España, 2009.
o “6 x 6” (6 autores, con 6 ensayos de 6 obras cada uno). Curaduría a cargo de Edgardo Filloy, Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, Cuidad de Buenos Aires, 2001.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, 1996.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Biblioteca Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, 1996.
o “Pasillo de imágenes”. Hospital General Belgrano, Gral. San Martín, Pcia. de Buenos Aires, 1991.

2 comentarios

portada-almanzor

¡Suscríbete a nuestro boletín!