Las nueve musas
Imagen latente
Portada » Imagen latente

Imagen latente

promocionamos tu libro

Imagen latenteUna de las mayores diferencias entre la fotografía analógica y la digital es quizás el tiempo que separa el momento del disparo, de aquel en que podemos observar la imagen obtenida.

Mientras que con las cámaras digitales podemos ver al instante lo que acabamos de fotografiar, la película debe pasar por un proceso de revelado, que impone una casi siempre prolongada espera.

Durante ese lapso, el material sensible ya guarda el registro de la realidad capturada, una huella invisible aún, que recibe el nombre de imagen latente. Es una imagen que no existe todavía, pero ya está latiendo aún antes de haber nacido. Y allí aguarda, latente en esas sales de plata que ya fueron alteradas de forma irreversible por los rayos de la luz del instante en que el obturador fue presionado.

Esta imagen latente puede esperar allí varios días, o incluso meses, hasta que el revelado la convierta en imagen visible. Y esta necesaria espera puede provocar diversas emociones.

Como dijo Joan Fontcuberta en su libro La cámara de Pandora: “la fotografía fotoquímica tradicional imponía un tempo, un intervalo angustiante entre el clic y la experiencia consumada de la imagen, y durante este aplazamiento, intervenía la proyección de la ilusión y del deseo.”

Un intervalo angustiante por la incertidumbre acerca del resultado. Un intervalo donde la imagen no sólo está latente en la película, sino también en la idea que imaginamos al momento de la toma. Un intervalo donde se mantiene la ilusión y el deseo de haber logrado plasmar dicha idea en una fotografía. Un intervalo que puede finalizar con la satisfacción de encontrarla allí, o la frustración por no verla concretada en esta ocasión.

Pero este intervalo también establece una distancia con el instante de la toma. Una distancia física, porque probablemente ya no estemos cerca del lugar de la fotografía, pero también una distancia entre nuestros propios sentimientos en el momento de captar la escena, y luego al observar el resultado. Y esa separación puede ser de algunos días, generando la expectativa de apreciar el resultado, revivir el momento, o decidir si se debe o no repetir la toma, si acaso fuera eso posible.

Pero con el sistema Polaroid, la imagen permanece latente sólo unos minutos, revelándose ante nuestros ojos provocando el asombro de llevarnos ese instante grabado en un papel.

Y en algunos casos, esa distancia puede ser de años, cuando encontramos una vieja cámara con un rollo sin terminar. Y allí hay imágenes latentes, esperando que adivinemos cuál fue el último lugar al que llevamos una cámara analógica.

Con una cámara digital, en cambio, podemos ver la foto capturada en el mismo momento y lugar de la toma, pudiendo revisar si alguien salió con los ojos cerrados, o si la iluminación fue correcta y repetir la toma, sí, pero matando toda esa carga emocional que la espera alimenta.

Sin embargo, ya Joan Fontcuberta también advirtió que el concepto de imagen latente no ha dejado de existir, sino que ha mutado: “lo que resulta obvio por simple sentido común es que toda imagen infográfica es almacenada en una matriz numérica y sólo resulta perceptible a la vista cuando se traslada a soportes tales como una pantalla o un papel. Es decir, todo archivo digital en formato gráfico es de hecho una imagen latente.”

De esta forma, hoy guardamos nuestras fotografías como imágenes latentes. Aprovechando que las fotos digitales pasan de imagen latente a imagen visible tan fácil como también lo hacen, y ésta es la novedad, a la inversa, de imagen visible nuevamente a imagen latente. En definitiva, es en ese estado como pasan la mayor parte de sus vidas, sabiendo que podemos revelarlas mágicamente con sólo hacer un click.

Hoy parece que la ansiedad por ver una imagen sólo depende de la velocidad de una conexión de red, cuando tarda en bajar a nuestro dispositivo.

Quizás alguna vez alguien encuentre una tarjeta de memoria llena de imágenes latentes, y por un instante se pregunte qué hacer con ella, antes de insertarla en la computadora más cercana para develar el misterio.

Yo, por lo pronto tengo en mi heladera un rollo de fotos sin revelar, encontrado en algún rincón de la casa de algún familiar. Está repleto de imágenes latentes de quién sabe qué momento y qué lugar. No sé si alguna vez me anime a revelarlas. Quizá permanezcan eternamente como imágenes latentes…

 

Ariel Till

Ariel Till

Elijo la fotografía como medio para expresar mis emociones, contar cosas que no puedo decir con palabras, transmitir algo de lo que llevo dentro. Sentimientos tan íntimos, que son más fáciles de expresar disfrazados en una imagen. Como dijo Isadora Duncan: "Si yo pudiera explicarle a usted de qué se trata, no tendría sentido que lo bailase"... O que hiciese fotografía...
Y elijo la película y el cuarto oscuro por la incertidumbre de no poder ver el resultado hasta el fin del proceso. La angustia de la posibilidad de arruinar una foto irrepetible. La sensación de hacer las fotos con mis propias manos al interponer con ellas el haz de luz de la ampliadora.
Quizá algunas de mis fotos logren provocar algún sentimiento en quién las observa. Quizá las más afortunadas logren mover alguna idea que parecía estática. O quizá despertar alguna emoción escondida.

Un poco de mí

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de enero de 1968. Inicié mis estudios de fotografía en 1984, realizando el curso Básico y el curso Superior de Fotografía en el Foto Club Argentino. Posteriormente, en 1995, realicé el curso de Iluminación en la misma institución. En 2016 asistí al workshop “La fotografía como Arte Contemporáneo”, en la galería Rolf Art.

Desde 1990 presento obras en Salones Nacionales auspiciados por la Federación Argentina de Fotografía (FAF) y Salones Internacionales con patronazgo de la Fédération Internationale de l'Art Photographique (FIAP), consiguiendo numerosas aceptaciones y menciones. En 2006, la Federación Argentina de Fotografía me otorga la distinción Artista FAF.
A partir de 2008 actúo como jurado en los concursos fotográficos organizados por el Nuevo Foto Club Argentino.
Desde junio de 2010 publico en el blog “Un poco de luz”, donde escribo acerca de la fotografía. Desde 2016 participo como redactor en el semanario Las nueve musas.

He realizado las siguientes exposiciones individuales:
o “Eclecticismo Vacacional”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2018.
o “Biografía”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2015.
o “Estaciones”. Facultad de Ciencias Sociales, UBA, Buenos Aires, 2012.
o “Estaciones”. Galería de arte NES, Ciudad de Buenos Aires, 2011.
o “Personas y Personajes”. Nuevo Foto Club Argentino, 2006.
o “Desamparos”. Galería de exposiciones Foto Club Argentino, 2003.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. Centro Cultural “Quinta El Ombú”, Dir. de Cultura, Municipalidad de San Fernando, 2001.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. CGP N° 12, 2000.
o “Los Cafés de Mabel”. Foto Club Argentino, 2000.
o Diapositivas. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1998.
o Blanco y Negro. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1996.

He participado en diferentes muestras colectivas:
o “Diversidades”. Espacio Cultural Nuestros Hijos, ECuNHi, C.A.B.A., 2015.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Museo de Arte de Tolima, Colombia, 2012.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Rochester Institute of Technology, NY, 2011.
o “Del laburo al curro” Oficios y Profesiones. Muestra conjunta Nuevo Foto Club Argentino-Argentina con Visual Tal Cuál Huesca-España, 2009.
o “6 x 6” (6 autores, con 6 ensayos de 6 obras cada uno). Curaduría a cargo de Edgardo Filloy, Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, Cuidad de Buenos Aires, 2001.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, 1996.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Biblioteca Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, 1996.
o “Pasillo de imágenes”. Hospital General Belgrano, Gral. San Martín, Pcia. de Buenos Aires, 1991.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

la-mejor-de-mis-vidas
.promocionamos tu libro
de-leones-a-hombres
.promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Promocionamos tu libro

AbeBooks.com. Thousands of booksellers - millions of books.

promocionamos tu libro

publi

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Secciones

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.