comprar en amazon
Las nueve musas

El fotógrafo nunca vio esas fotos

Hace casi 20 años, un fotógrafo registra las escenas del rodaje de la película “Ni vivo, ni muerto”.

Por alguna razón, la cámara es abierta casi a mitad del rollo.

El fotógrafo nunca vio esas fotosQuizá se debió a un desperfecto mecánico, quizá fue por descuido. Pero una parte del material se ha velado, arruinando incluso algunas de las tomas ya realizadas. Seguramente el rollo fue rebobinado y vuelto a cargar, avanzando la película hasta la porción aún virgen, para así poder seguir utilizándolo. Esta vez, la sesión es en estudio, experimentando con tomas de desnudo utilizando flash filtrado. El fotógrafo nunca vio esas fotos.

Unos días atrás, me dispongo revelar el rollo de la última sesión de tomas del proyecto en que estoy trabajando, cuando veo, apoyado sobre el tanque de revelado, un carrete de 35mm. Yo mismo lo había dejado allí hace unos meses, cuando, junto con una amiga, revisábamos las últimas cosas que quedaban de su padre, y en uno de los bolsos, entre otros cachivaches, apareció un tubito con un rollo ya expuesto.

“Si tenés ganas, cuando puedas, revelalo a ver qué tiene”, me dijo. “No tengo la más mínima idea de qué puede haber ahí”. Puede que sea uno de los últimos rollos usados por su padre. Puede que sea parte de su producción personal. O puede contener material para algún proyecto de programa televisivo. O para su inconcluso libro. O quizás simples fotos familiares. O tal vez sean tomas del rodaje de alguna película. O alguna sesión de fotos en estudio.

Con el carrete en la mano me asalta una duda trascendental. Conservarlo así, como eternas imágenes latentes resguardadas en su chasis metálico, como un costoso vino añejo que guarda en secreto su aromático sabor, pero que nadie se anima a abrir por miedo a descubrir que podría estar picado. O podría relevelarlo y develar la incógnita.

Preparo los químicos, ajusto el espiral del tanque y, en plena oscuridad, enhebro la película. Como desconozco su antigüedad y las condiciones en las que fue preservado, no confío en los valores que indican las tablas y determino el tiempo de revelado usando la infalible prueba de la gota, dieciséis minutos…

En las imágenes se distinguen claramente dos sesiones diferentes. La primera pareciera corresponder al rodaje de una película. Pero aparentemente la cámara fue abierta y algunas fotos se velaron. La segunda sesión es en estudio, son tomas de una modelo. El fotógrafo, Alberto Andreani, nunca vio esas fotos. Nosotros sí.

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Ariel Till

Ariel Till

Elijo la fotografía como medio para expresar mis emociones, contar cosas que no puedo decir con palabras, transmitir algo de lo que llevo dentro. Sentimientos tan íntimos, que son más fáciles de expresar disfrazados en una imagen. Como dijo Isadora Duncan: "Si yo pudiera explicarle a usted de qué se trata, no tendría sentido que lo bailase"... O que hiciese fotografía...
Y elijo la película y el cuarto oscuro por la incertidumbre de no poder ver el resultado hasta el fin del proceso. La angustia de la posibilidad de arruinar una foto irrepetible. La sensación de hacer las fotos con mis propias manos al interponer con ellas el haz de luz de la ampliadora.
Quizá algunas de mis fotos logren provocar algún sentimiento en quién las observa. Quizá las más afortunadas logren mover alguna idea que parecía estática. O quizá despertar alguna emoción escondida.

Un poco de mí

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de enero de 1968. Inicié mis estudios de fotografía en 1984, realizando el curso Básico y el curso Superior de Fotografía en el Foto Club Argentino. Posteriormente, en 1995, realicé el curso de Iluminación en la misma institución. En 2016 asistí al workshop “La fotografía como Arte Contemporáneo”, en la galería Rolf Art.

Desde 1990 presento obras en Salones Nacionales auspiciados por la Federación Argentina de Fotografía (FAF) y Salones Internacionales con patronazgo de la Fédération Internationale de l'Art Photographique (FIAP), consiguiendo numerosas aceptaciones y menciones. En 2006, la Federación Argentina de Fotografía me otorga la distinción Artista FAF.
A partir de 2008 actúo como jurado en los concursos fotográficos organizados por el Nuevo Foto Club Argentino.
Desde junio de 2010 publico en el blog “Un poco de luz”, donde escribo acerca de la fotografía. Desde 2016 participo como redactor en el semanario Las nueve musas.

He realizado las siguientes exposiciones individuales:
o “Eclecticismo Vacacional”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2018.
o “Biografía”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2015.
o “Estaciones”. Facultad de Ciencias Sociales, UBA, Buenos Aires, 2012.
o “Estaciones”. Galería de arte NES, Ciudad de Buenos Aires, 2011.
o “Personas y Personajes”. Nuevo Foto Club Argentino, 2006.
o “Desamparos”. Galería de exposiciones Foto Club Argentino, 2003.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. Centro Cultural “Quinta El Ombú”, Dir. de Cultura, Municipalidad de San Fernando, 2001.
o “Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. CGP N° 12, 2000.
o “Los Cafés de Mabel”. Foto Club Argentino, 2000.
o Diapositivas. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1998.
o Blanco y Negro. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1996.

He participado en diferentes muestras colectivas:
o “Diversidades”. Espacio Cultural Nuestros Hijos, ECuNHi, C.A.B.A., 2015.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Museo de Arte de Tolima, Colombia, 2012.
o “Expo Fotored Itinerante II”. Rochester Institute of Technology, NY, 2011.
o “Del laburo al curro” Oficios y Profesiones. Muestra conjunta Nuevo Foto Club Argentino-Argentina con Visual Tal Cuál Huesca-España, 2009.
o “6 x 6” (6 autores, con 6 ensayos de 6 obras cada uno). Curaduría a cargo de Edgardo Filloy, Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, Cuidad de Buenos Aires, 2001.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, 1996.
o “Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Biblioteca Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, 1996.
o “Pasillo de imágenes”. Hospital General Belgrano, Gral. San Martín, Pcia. de Buenos Aires, 1991.

espacio-disponible-cuatro

¡Suscríbete a nuestro boletín!