comprar en amazon
Las nueve musas
Constantino Cavafis

Constantino Cavafis y la poesía de la Alejandría romántica

Constantino Cavafis, (Alejandría, Egipto, 1863 – Atenas, Grecia 1933). Ha sido uno de los literatos más importantes del siglo XX –no solamente de las letras griegas, sino de la creación filosófico-artística mundial, y –a la vez- uno de los mayores representantes del renacimiento de la lengua griega moderna.

Su obra ha sido corregida sin cesar hasta la perfección que él buscaba (algunos versos fueron elaborados durante diez años), y consta de 154 poemas que forman la edición canónica, más una colección de otras composiciones que -a su juicio- no habían encontrado todavía su forma definitiva.

Constantino CavafisLos poemas de Cavafis, se alimentan por la de los parnasianos y los simbolistas franceses, y están repletos de una refinada cultura grecolatina del Egipto de finales del siglo XIX y principios del XX, y de una subyacente ironía, que caracteriza a los griegos de esa latitud y de aquella Era.

Su poesía se enfoca en los asuntos de la (in)utilidad de la fe, de lo que realmente puede significar la palabra “patria” –a la que se puede dirigir el amor- y de la homosexualidad y de sus derechos.

Los temas que le interesan han sido los grandes momentos históricos, y sus decadencias, como el famoso “Esperando a los bárbaros”, “El dios abandona a Antonio” o “Ítaca”, algunas de cuyas frases han pasado a ser proverbiales:

Al salir rumbo a Ítaca,
procura que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de conocimientos…”

☼☼☼

«Σα βγεις στον πηγαιμό για την Ιθάκη,
να εύχεσαι νάναι μακρύς ο δρόμος,
γεμάτος περιπέτειες, γεμάτος γνώσεις…»

Poesía completa
comprar en amazon

También son muy leídos hoy sus poemas homoeróticos, que cantan las excelencias sensuales del amor furtivo, como “Recuerda, cuerpo…”. En ellos asoma la debilidad que acecha al ser humano en sus momentos difíciles, la atracción sexual y la impotencia ante el paso del tiempo.

Los mejores versos de Cavafis expresan la experiencia humana de una forma intemporal y por ello él ha influido a autores de la poesía de la experiencia, como el catalán Jaime Gil de Biedma.

Sus piezas históricas más inspiradas pintan con gran fuerza cuadros realistas y decadentes de un pasado poco conocido y ciertamente fascinante: el oriente helénico, desde la Antigüedad clásica hasta las tres primeras décadas del siglo XX; los reinos griegos postalejandrinos, la sujeción a Roma y a Bizancio, y la convivencia de lo pagano y lo cristiano.

Cavafis demuestra que -como creían los antiguos helenos- la historia es cíclica, e infunde los sentimientos de la nostalgia y del miedo a lo desconocido en sus evocaciones. Posee el secreto de recrear la atmósfera cotidiana de los tiempos ya pasados.

Su estilo rehúye conscientemente la retórica, pero muestra un distanciamiento grave, inteligente y solemne. Por sus poemas desfilan jóvenes chaperos ingenuos y deseables, personajes históricos contemplados en sus momentos de mayor humanidad, gentes anónimas de la calle y objetos cotidianos y corrientes que de pronto adquieren un profundo valor simbólico, como por ejemplo las velas encendidas y apagadas que representan el curso de la vida.

Voces ideales y amadas
de aquellos que murieron, o de aquellos perdidos
para nosotros, como los muertos.
A veces ellas hablan en nuestros sueños;
a veces, pensando, la mente las oye.
Y con su eco por un instante retornan,
sonidos de la primera poesía de nuestra vida
-como música, de noche, lejana, que se apaga.

C.P. Cavafis, 1904

☼☼☼

Los días del porvenir están ante nosotros
como una hilera de candelitas encendidas
-doradas, cálidas, velitas vivaces.

Los días pasados se quedan atrás,
como una triste línea de velas apagadas;
las más cercanas despiden todavía humo,
candelas frías, derretidas y curvadas.

No quiero verlas; su imagen me entristece,
y me aflige recordar su luz primera.
Adelante miro mis candelas encendidas.

No quiero volverme, para no ver y estremecerme
cuán rápido la línea oscura se prolonga,
cuán rápido se multiplican las velas apagadas.

 

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Ilias Tampourakis

Ilias Tampourakis

Nació en Atenas (Grecia) y creció en el seno de una familia griega con raíces internacionales.

Ha enseñado español y portugués en la Facultad de Idiomas de la Universidad Nacional I. Kapodistrias de Atenas y en los seminarios culturales de la Unesco en Grecia.

Traductor en el Cuerpo Diplomático de América Latina en Atenas y escritor de artículos y libros con temas culturales.

Representa al comité de arte de la Alianza Sociocultural Latinoamericana y Española en Grecia y era durante varios años columnista del boletín social africano en Atenas.

Ha dedicado un largo período al estudio de las civilizaciones de Asia, la filosofía y la naturaleza de este continente.

Además, ha estudiado el análisis morfosintáctico de 12 idiomas, investigando la mentalidad cultural que ellos revelan.

Certificado de los seminarios de paleografía española y oriental de las Universidades de Harvard (EE.UU.) y Complutense (Madrid); depositó (el año 2014, en colaboración con la Universidad de Colorado, EE.UU) su obra pertinente en los archivos estatales de Plasencia (España).

Ha estado viajando durante 30 años por 76 países del mundo, fotografiando y coleccionando piezas musicales y otras curiosidades

Ha vivido trabajando con su familia en Costa Rica (América Latina).

Considera que el conocimiento es substancial solo cuando se combina con la experiencia, y se niega a conformarse con cualquier tipo de opresión.

Cree que el hibridismo cultural proyecta varios elementos interesantes pero que, a la vez, corre en sus venas el dolor.

portada-almanzor
Web Hosting

¡Suscríbete a nuestro boletín!