Las nueve musas
Portada » Cámaras que invitan a pensar

Cámaras que invitan a pensar

Utilizando cámaras de diferentes épocas, sobre todo cuando uso las más viejitas, me doy cuenta de aquellos avances tecnológicos que los fabricantes fueron incorporando para hacerle la vida más fácil al fotógrafo.

Algunos son más evidentes o incluso más publicitados, como ser el autoenfoque (bueno, fue publicitado cuando apareció), los modos automáticos de exposición, el flash TTL, la detección de rostros, etc.

Cámaras que invitan a pensarPero hay otros mecanismos que, como todas las cámaras de hoy en día los tienen, nos parecen básicos y no les prestamos demasiada atención, pero no siempre existieron. Por ejemplo, que al componer la toma el diafragma permanezca en su máxima apertura y recién se cierre al valor f seleccionado al momento de accionar el obturador (permitiéndonos enfocar aprovechando toda la luminosidad del lente). O que al avanzar la película, no permita avanzar más allá del siguiente fotograma (evitando que avancemos hasta el final del rollo habiendo tomado sólo la primera foto). O realizar el avance de la película y la carga del obturador en un mismo paso. O incluso que el obturador se bloquee si la cámara no está lista para tomar una nueva foto (evitando, por ejemplo, que hagamos descuidadamente varias tomas sobre el mismo fotograma). No puedo decir que todas estas cosas me hayan sucedido, pero debo confesar que alguna sí me ha pasado.

Pero, si bien todas estas innovaciones fueron diseñadas no sólo para evitar errores, sino también para que el fotógrafo se concentre únicamente en componer la imagen que desea, dejando que la cámara se encargue del resto, no siempre se ha cumplido este objetivo. En estas épocas donde la inmediatez es un valor muy apreciado, el tiempo ganado utilizando las funciones automáticas de la cámara, no es aprovechado para pensar mejor cómo resolver una imagen. Más aun considerando que con las cámaras digitales contamos con una capacidad virtualmente ilimitada en cuanto a la cantidad de espacio disponible para realizar tomas. Padecemos de “click fácil” y tomamos fotos a diestra y siniestra, que alguna buena va a salir, sin tomarnos el tiempo necesario para elegir la mejor opción, el mejor ángulo de toma, el momento preciso. Cantidad frente a calidad.

Por eso elijo hacer mis fotografías con las cámaras viejitas, aquellas con las que hay que repasar paso por paso para no olvidarse de nada y arruinar la foto. Porque me fuerzan a pensar cada aspecto de cada toma, tanto las cuestiones técnicas como estéticas. Me obligan a dedicarle a cada fotografía el tiempo que cada una merece, haciéndola única y personal.

Si bien me pueden reprochar que tardo mil años en sacar una foto (o puedo desperdiciar parte de una sesión de tomas por algún error cometido), estas cámaras viejitas, que no disponen de una parafernalia de funciones avanzadas, son, sin embargo, cámaras que llevan al fotógrafo a disfrutar de otro tipo de experiencia. Son cámaras que invitan a pensar…

Ariel Till

Ariel Till

Elijo la fotografía como medio para expresar mis emociones, contar cosas que no puedo decir con palabras, transmitir algo de lo que llevo dentro. Sentimientos tan íntimos, que son más fáciles de expresar disfrazados en una imagen. Como dijo Isadora Duncan: "Si yo pudiera explicarle a usted de qué se trata, no tendría sentido que lo bailase"... O que hiciese fotografía...

Y elijo la película y el cuarto oscuro por la incertidumbre de no poder ver el resultado hasta el fin del proceso. La angustia de la posibilidad de arruinar una foto irrepetible. La sensación de hacer las fotos con mis propias manos al interponer con ellas el haz de luz de la ampliadora.

Quizá algunas de mis fotos logren provocar algún sentimiento en quién las observa. Quizá las más afortunadas logren mover alguna idea que parecía estática. O quizá despertar alguna emoción escondida.

Un poco de mí

Nací en la Ciudad de Buenos Aires, el 19 de enero de 1968. Inicié mis estudios de fotografía en 1984, realizando el curso Básico y el curso Superior de Fotografía en el Foto Club Argentino. Posteriormente, en 1995, realicé el curso de Iluminación en la misma institución. En 2016 asistí al workshop “La fotografía como Arte Contemporáneo”, en la galería Rolf Art.

Desde 1990 presento obras en Salones Nacionales auspiciados por la Federación Argentina de Fotografía (FAF) y Salones Internacionales con patronazgo de la Fédération Internationale de l'Art Photographique (FIAP), consiguiendo numerosas aceptaciones y menciones. En 2006, la Federación Argentina de Fotografía me otorga la distinción Artista FAF.

A partir de 2008 actúo como jurado en los concursos fotográficos organizados por el Nuevo Foto Club Argentino.

He realizado las siguientes exposiciones individuales:
“Biografía”. Galería de exposiciones Nuevo Foto Club Argentino, 2015.
“Estaciones”. Facultad de Ciencias Sociales, UBA, Buenos Aires, 2012.
“Estaciones”. Galería de arte NES, Ciudad de Buenos Aires, 2011.
“Personas y Personajes”. Nuevo Foto Club Argentino, 2006.
“Desamparos”. Galería de exposiciones Foto Club Argentino, 2003.
“Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. Centro Cultural “Quinta El Ombú”, Dir. de Cultura, Municipalidad de San Fernando, 2001.
“Los Cafés de Mabel” y “De Madres e hijos”. CGP N° 12, 2000.
“Los Cafés de Mabel”. Foto Club Argentino, 2000.
Diapositivas. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1998.
Blanco y Negro. Hall de exposiciones Foto Club Argentino, 1996.

He participado en diferentes muestras colectivas:
“Diversidades”. Espacio Cultural Nuestros Hijos, ECuNHi, C.A.B.A., 2015.
“Expo Fotored Itinerante II”. Museo de Arte de Tolima, Colombia, 2012.
“Expo Fotored Itinerante II”. Rochester Institute of Technology, NY, 2011.
“Del laburo al curro” Oficios y Profesiones. Muestra conjunta Nuevo Foto Club Argentino-Argentina con Visual Tal Cuál Huesca-España, 2009.
“6 x 6” (6 autores, con 6 ensayos de 6 obras cada uno). Curaduría a cargo de Edgardo Filloy, Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, Cuidad de Buenos Aires, 2001.
“Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Galería Fotográfica Permanente de Agfa-Gevaert, 1996.
“Muestra Itinerante del Foto Club Argentino”. Biblioteca Nacional de la Ciudad de Buenos Aires, 1996.
“Pasillo de imágenes”. Hospital General Belgrano, Gral. San Martín, Pcia. de Buenos Aires, 1991.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Secciones

lamejordemisvidas
.promocionamos tu libro

de-leones-a-hombres
.promocionamos tu libro
un-mundo-en-una-caja
volando-de-una-ciudad-a-otra
seÑales
americanah

Hoy ha sido un duro día de trabajo en la redacción. ¿Nos invitas a un café?