Las nueve musas
Portada » María Katzarava. De ópera y homosexualidad

María Katzarava. De ópera y homosexualidad

Terraza en Barcelona. 

El mes de septiembre está terminando y María tiene unos pocos días de descanso, acaba de recibir un premio, está a punto de debutar Aida en Estocolmo, acaba de cantar Leonora en México… pero hoy decidimos vernos.

Tomamos agua de jamaica y platicamos, como buenas mexicanas.

La ópera siempre ha sido ficción, lógico, nadie pide la sopa cantando; pero en esa ficción siempre ha habido gente travestida. Entonces, si constantemente tenemos asuntos como mujeres vestidas de hombre u hombres vestidos de mujeres, sobre todo en la ópera del siglo XVIII, pero también por ejemplo Fidelio que cantaste tú y muchos otros ejemplos del siglo XIX e incluso XX. Si siempre hemos jugado  con la dualidad sexual en el teatro y en la ópera ¿Por qué es tan difícil que haya personajes homosexuales en la ópera incluso de nuestros días?

Yo creo que entra dentro del tabú social y religioso de la ópera. Por ejemplo Verdi es sumamente religioso, tanto que no creo que él se lo permitiera.

Bueno y sin embargo, ahí está Oscar que es una mujer vestida de hombre.

Pero lo busca en el ámbito vocal, porque en realidad es como el niño, Oscar. Igual que Cherubino. Son niños y buscan que la voz suene infantil, pero sin duda el tema LGBT en la ópera a mi me parece todavía un tabú.

Hace muchos años estaba en el Palau de la música, oyendo una obra de Haendel y había un dúo de mezzo y soprano. En realidad la mezzo era un personaje masculino que debió ser interpretada por un castrati en la época de Haendel, pero claro en ese momento era una mezzo. Y junto a mi dos señoras, muy de alta sociedad, comentaron algo que me sorprendió muchísimo: “Oye, yo no sabía que Haendel había escrito para lesbianas”. (Risas)

(risas) No me lo puedo creer (más risas)

Pero esta lectura solo la puedes hacer en este siglo, ni siquiera en el siglo XVIII hubieras podido hacer una lectura así. A lo mejor con los griegos hubiera podido hacerse, porque la homosexualidad se veía con más normalidad, pero digamos que a partir del XVIII y el XIX y menos en una señoras de esa clase social, podrían cometer un error de estos. Yo, bueno, me pasé todo lo restó del acto muriéndome de risa.

(risas) Te desconcentraron (risas)

Ahora, ¿qué pasa a nivel personas? Siempre se ha hablado de la solidaridad de los homosexuales con sus congéneres, creando una preferencia de trato ente ellos, lo que se conoce como poder rosa ¿Es cierto que existe el poder rosa en la ópera?

Si, si, por supuesto. Claro que existe un poder rosa en la ópera. Pero entre los hombres.

¿Hay un poder equivalente entre las mujeres?

No. Estoy segura que no. Llevo 16 años en esta carrera y aunque no sean tantísimos,  pero sí que he vista muchas cosas que demuestran la existencia del poder rosa entre los hombres.  Entre las mujeres todo es más como secreto, nadie sabe quién mujer es gay, pero entre los hombres ser gay es super chic, super nice y hasta te ayuda. En las mujeres no es que no te ayude, no te enteras de que preferencia tenemos, a pesar de que yo tengo colegas que sé que son abiertamente lesbianas, pero no tienen ese apoyo, así como la comunidad rosa, que sí lo he visto y vivido entre los hombres gays del ámbito musical.

Y eso si es mundial ¿no?

Sí. Es mundial, entre managers, directores de teatros, entre los directores de orquesta, lo he visto como se apoyan uno al otro y si el cantante es gay mejor aún. Hombre. Ahora no quiero que se vea como que estoy en contra de eso y me molesta, no, solo lo digo como un hecho que he visto muy claramente. Tampoco es que me enfade, creo en la solidaridad entre compañeros y simplemente es que nunca he visto ese poder lésbico en la ópera, nunca jamás.

Bueno, en realidad es que el poder lésbico no se ha visto en ningún ámbito, que yo sepa.

No, para nada. Nunca he visto que alguien ayude a otra persona porque es lesbiana.

Pero eso está fatal.

Claro que está mal. Es como decir: Porque soy heterosexual te voy a ayudar… es que suena fatal.

Y es la misma conducta absurda de la ayudo porque me acuesto con ella.

Exacto. Eso es lo que no puede ser ni en los bisexuales, ni en los gays, ni en nadie. La diferencia es ser solidario con tus compañeros y otra es ayudarlos por su preferencia sexual.

Una de las cosas que tiene la ópera es que, por más palancas, enchufes y demás que tengas,  no se puede mentir: si no tienes el Mi bemol no lo tienes, punto y se acabó; si desafinas, desafinaste, punto y se acabó, y el público se da cuenta y grita. Y puede que haya muchos que no se den cuenta, porque tenemos toda esta área dedicada al glamour operístico y la señora que va a dormirse toda la ópera pero se despierta para oír el aria que le gustaba a su abuelita, pero si no te sabes el papel no puedes fingir que te lo sabes. Ahora, en medio de todo esto están las guerras de managers y todas estas cosas que manipulan las temporadas y las carreras de los cantantes, que además ahora se están descubriendo como formas de acoso sexual, abusos, etc. y no es una cuestión heterosexual, nada más.

No, claro que no. El acoso es de todo tipo. Yo creo que la gran mayoría de nosotros hemos vivido acoso sexual y no solo en la ópera, en todas las carreras y las escuelas. Y esto no tiene nada que ver con la preferencia sexual, es generalizado.

Y ahí es donde te preguntas, si realmente en el escenario no se puede mentir, esta cuestión de que alguien llegue a cantar un papel o no cantarlo ¿porqué va a estar determinado por su opción sexual?

No es por eso precisamente en muchos casos, pero sí que hay apoyos muy extraños y aunque no se puede mentir en el escenario, la verdad es que hay casos realmente sorprendentes. Yo me pregunto muchas veces cuando oigo a cantantes que están en el tope ¿qué hace ahí?

Y sigue siendo casos muy sin resolver. En muchos casos hay un apoyo político, pero también se dan casos en los que son los y las parejas de otros artistas y se programan un poco a la fuerza, impuestos para poder oír a la estrella mediática. Es muy triste.

¿Has padecido acoso?

Si. Una vez. Siendo estudiante y fue por un acosador que sabía que yo era gay. Imagínate. La cosa es detenerlo a tiempo. Yo tenía entre 26 y 27 años. Estaba comenzando la internacionalización de mi carrera. Pero es algo que nunca comento, porque no me gusta que se hagan chismes y es muy molesto.

Pero debo decir que mis agencias y agentes siempre han sido muy respetuosos y esto también es porque yo he vivido una época mucho más abierta, donde lo condenable es no tolerar la homosexualidad. Por supuesto que nunca me han dado o dejado de dar un personaje por ser lesbiana, pero nunca nadie ha criticado mi existencia por eso. Esto, en realidad es que debería de ser. Te aseguro que hace 15 o 20 años si que hubiera podido pasar eso con otros cantantes porque la sociedad era mucho más cerrada, pero yo ya toqué un piso, un mundo mucho más abierto y diferente. Es más, fuera del ámbito musical, desde ir a antros, desde ir a un antro de la mano con tu pareja, nadie nunca me ha censurado ni visto raro. Yo viví incluso un México diferente. Seguro que existe todavía pero por fortuna no me tocó a mí. En Italia alguna vez me llegué a sentir incómoda, pero es porque ahí son más cerrados incluso que en México, donde la apertura de la sociedad ha sido sorprendente en los últimos años. (El aire tira un objeto de la terraza) ¡Uy, se enojó el papa! (muchas risas)

Pero es que hasta el papa está cambiando ¿no?

Claro.

Pero es que si yo pienso en la historia de nuestros cantantes, nuestro primer tenor internacional José Mojica, pues todo mundo hablaba de su homosexualidad escondida. La verdad es que era acosado por las mujeres en la calle y de hecho aquí tuvo una claque de maridos celosos. Y uno piensa pero qué horror, si eres hetero está fatal, pero si eres gay y de paso te persigue una ola de mujeres enloquecidas, debe haber sido espantoso. Por eso yo creo que mejor se metió a cura.

(muchas risas) Mira, yo no sabía eso… pobre

Yo creo que mucho hicieron en México gente como Tito Vasconcelos, José Antonio Alcaraz y mucho antes , Salvador Novo, por los derechos homosexuales y la tolerancia social. Pero todavía creo que la sociedad condena más la homosexualidad masculina que la femenina.

Sin duda, de hecho dos hombres en la calle siempre van a hacer que la gente los voltee a ver, mientras que dos mujeres en la calle es más difícil que llamen la atención.

¿Y eso por qué?¿Por qué crees que sea? ¿Por la supervivencia de la especie? Porque al final tú puedes tener hijos seas hetero, buga, bi, lesbiana, necrofílica o lo que sea. En cambio ellos cancelan su forma de reproducción (claro, desde el punto de vista conservador… no vayan a pensar que uno cree esas cosas)

(risas) Sí, pero nuestro carácter además siempre es más dulce por lo general, y que dos mujeres vayan de la mano puede verse hasta maternal. Tendemos a eso. Pero dos hombres siendo cariñosos es raro en la cultura latina, en la cultura georgiana no, que se abracen y se besen está bien visto socialmente y no cuestiona su masculinidad pero en la cultura latina a la fecha, no se ve bien. Ni siquiera se tolera el amor entre amigos.

Pues que paradójico ¿no?, es más tolerada la relación entre mujeres, pero es la menos empoderada… que mundo incomprensible…

 Si… como la ópera… (muchas risas)

(Continuará…)

Enid Negrete

Enid Negrete

Enid Negrete se ha formado profesionalmente tanto en el medio musical como en el ámbito teatral. Es Doctora en Artes Escénicas por la Universidad Autónoma de Barcelona. Reside en esta ciudad desde hace quince años, donde ha trabajado como productora y directora de escena de teatro y ópera, así como especialista en archivos operísticos, crítico, profesora y articulista.

Como investigadora fue la primera en estudiar los archivos históricos de los dos teatros más importantes de ópera de España: El teatro Real de Madrid (actualmente consultable en el Institut del Teatre) y el Archivo histórico de la Sociedad del Gran Teatro del Liceo de Barcelona (en proceso de digitalización por la UAB). De 2013 a 2016 fue investigadora invitada del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información “Carlos Chávez” del Instituto Nacional de Bellas Artes de México, donde realizó el diseño de la primera línea de investigación de la ópera en México.

Desde el año 2006 ha colaborado en diferentes publicaciones especializadas en ópera, música clásica y artes escénicas, tales como Ópera Actual, Opus Musica, La onda, Revista ADE de la Asociación de Directores de Escena de España, Heterofonía y Recomana.cat.

Actualmente es la presidenta de la Fundación Arte contra Violencia dedicada a apoyar a los artistas de escasos recursos, dar formación profesional y difundir el arte mexicano en Cataluña.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

publi

¡Suscríbete a nuestro boletín!


Secciones


¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.