comprar en amazon
Las nueve musas
BBVA

Villarejo impone las cartas sobre la mesa

Infatigable incluso desde prisión, con facilidad pasmosa para mover información desde su celda, el comisario Villarejo hace que salten de nuevo todas las alarmas de la indecencia.

Desde que ingresara en Extremera en 2017 (por delitos de cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal), el ex comisario ha ido alternando peticiones para lograr la libertad condicional (todas denegadas por el riesgo de fuga de un personaje que sigue demostrando su peligrosidad) con revelaciones que destapan de modo alarmante su participación o conocimiento adquirido de modo ilegal en y de las tramas más oscuras del poder económico y político de este país.

Anteayer remitía, vía Agencia Efe, una carta abierta a Pedro Sánchez, donde le tutea, le marea, le insta y finalmente, abre su abanico de advertencias. Ya desde su comienzo, Villarejo se escuda en su habitual estilo de trilero asegurando que “en mi defensa no tendré más remedio que explicar por qué se ha permitido que se amenace a determinados jueces de la Audiencia Nacional con datos de su intimidad para que dejen de investigar temas que afecten al CNI”. Asegura sufrir una “campaña de prensa” contra él cuando no pudo recuperar, tal y como le fue encargado por Félix Sanz Roldán, actual director del Centro Nacional de Inteligencia, toda la documentación que obraba en poder de la princesa Corinna, en especial lo que ella pudiera saber sobre los turbios negocios del monarca emérito, Juan Carlos I. Pero no solo la monarquía se ve señalada por esta previsible tanda de nuevas informaciones. Literalmente miles de personajes de mucha relevancia en lo económico o en lo político también pueden verse salpicados por esta nueva alharaca llegadas desde lo más profundo de las cloacas estatales.

Amenazas para todos los gustos y disgustos.

 “Ese tema para mí no tiene relevancia. Lo hace el departamento de seguridad con normas muy estrictas” – Francisco González
Algunos afectados por las escuchas por Villarejo durante el intento de la empresa Sacyr por tomar el control del BBVA en 2004 y 2005 estudian presentar una querella colectiva contra el comisario y contra la entidad financiera, que supuestamente le contrató para montar una red espionaje, con la que el ex Comisario tenía control y acceso a las llamadas de altos cargos del Gobierno y de la Administración, de empresarios y de periodistas, y con la información recopilada elaboraba informes que enviaba a directivos del BBVA, ávidos de hallar modos de alterar la Bolsa.

Una curiosa estrategia de la defensa de Villarejo, que hoy mismo solicitaban que su defendido acuda a declarar cuanto antes sobre todo este vendaval que se ha desatado. Suman querellas y enemigos para librar al ex Comisario de cumplir su pena en la cárcel, mientras un país entero no puede librarse de una corrupción que cada día que pasa muestra más y más hasta dónde llega su alcance.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Emilio Calle

Emilio Calle

Emilio Calle (Málaga, 1963)

Crítico de cine y guionista, ha publicado el libro de cuentos “Imaginando rutas” (Huerga & Fierro, 1999), y las novelas “Linda Maestra” (Ediciones Libertarias, 1995), “La estrategia del trueno” (Huerga & Fierro, 2001) y “El hombre que pudo salvar el Titanic” (Editorial Martínez Roca, 2010, reeditada por Editorial Planeta ese mismo año).

Asimismo es coautor de “Los barcos del exilio” (Oberón, 2005 y RBA, 2010), escrito junto a Ada Simón.

Durante diez años trabajó en “El País”, en “Tras la pista”. Y colaboró en Onda Vasca en el programa “Melodías de Seducción”, dedicado a la música en el cine.

También estuvo cinco años en el suplemento infantil de “ABC”, y ha colaborado con diversos periódicos tanto nacionales como internacionales.

Actualmente prepara su nueva novela.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

espacio-disponible-cuatro

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

Visita nuestras redes sociales