Venezuela y la espiral del silencio ~ Las nueve musas comprar en amazon
Las nueve musas

Venezuela y la espiral del silencio

Los seres humanos por naturaleza actuamos como diminutas hormigas, unos detrás de otros siguiendo a la hormiga reina hacia todas partes.

Si una hormiga se sale del camino, es una hormiga marginada, tal cual sucede en la vida humana y cotidiana.

La espiral del silencio
comprar en amazon

Somos imitadores sociales, está dentro de nuestra cultura o naturaleza e incluso dentro del cerebro; las neuronas espejo se encargan de este trabajo bastante importante y funcional en el aprendizaje de un individuo.

Elisabeth Noelle-Neumann en La Espiral del Silencio intenta dar una explicación de cómo se crea y cómo funciona la opinión pública, esa que se conoce ​a vox populi​, y cómo las personas para obtener una opinión observan primero cuáles son las opiniones que predominan en su ambiente social. Las personas transforman su manera de comportarse y pensar según esos conceptos que dominan el contexto social.

Para poder integrarse en una sociedad, por lo general los individuos tienen como método de socialización principal a la adaptación, a adaptarse mental e incluso físicamente a los demás, es decir, es en todos los aspectos una callada imitación. Un cambio camaleónico que ocurre frente a nuestros ojos pero pasa desapercibido desde que llegaron los primeros humanos al mundo.

La “espiral” de Neumann es una figura que se dibuja a medida que aquellos que tienen posiciones inferiores son callados, y las opiniones “superiores” dominan. Según ella, los medios de comunicación son un silencio con ruido, es decir, en repetidas ocasiones dicen demasiado pero al mismo tiempo absolutamente nada.

Espiral del silencioEn el país Venezuela, por ejemplo, hay dos bandos políticos extremadamente sobresalientes que influyen en la sociedad y en la opinión del público, así como también un tercer escondido y último bando que está en el fondo de todos. Éste se apoya en una independencia de políticas para poder encontrar, al fin, la tan ansiada libertad social que (en lo personal) no está, ni acá ni en ningún otro lado.

Como una vez dijo el Libertador Simón Bolívar, «un ser sin estudios es un ser incompleto». Dentro de los estudios, aparte del conocimiento, radican valores que son vistos con los ojos cerrados e ignorados de forma continua. Los leemos sin analizarlos y los décimos sin realizarlos, allí radica el problema social.

“Mejorar” la sociedad, en este caso la venezolana en la que vivimos no es un trabajo fácil, más bien, de trabajo tiene poco. Reparar lo que está roto desde que se creó es imposible, sin embargo, la respuesta para poder progresar como individuos sociales que somos está en los valores. Aprender cada valor y su concepto y aplicarlo seriamente en el día a día puede ser la salida lenta pero pacífica y segura de cualquier hoyo en el que nos encontremos.

Luisana Rodríguez 

Avatar

1 comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

portada-almanzor

Secciones

Edición propia

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.

Centro de preferencias de privacidad