Las nueve musas
terremoto méxico
Portada » Artes » Teatreros frente al sismo

Teatreros frente al sismo

El pasado 19 de septiembre se conmemoraron 32 años de aquel terremoto que devastó la Ciudad de México en 1985.

Aunque se suele decir que un rayo no cae dos veces en el mismo lugar, la naturaleza se encargó de demostrar lo contrario cuando el mismo día, esta vez en 2017, la ciudad sufrió otro sismo de gran intensidad.

Teatreros frente al sismo

Una vez más, como en aquel lejano 1985, las autoridades actuaron con torpeza y lentitud, mientras que la sociedad civil se organizó para iniciar los rescates en edificios colapsados, recolectar víveres, agua, medicamentos y ropa para los damnificados, así como solidarizarse con la población afectada.

Frente a la tragedia se suspendieron las actividades culturales en la ciudad, sin embargo varios teatristas y foros independientes tomaron acciones inmediatas. Fue así como el Foro Shakespeare, el foro Carretera 45, el Teatro-Bar El Vicio, el Teatro Pasquel, el Centro Cultural El Foco, el Foro A Poco No, la Sala Marlow, Danzite, entre otros, se convirtieron en centros de acopio. Los teatros privados e institucionales cerraron sus puertas, pero el Teatro Aldama y el CENART (Centro Nacional de las Artes) también ejercieron la misma función de acopio.

Por si esto no bastara, varios actores, actrices y cuentacuentos se organizaron rápidamente para llevar teatro infantil a los albergues de la ciudad. Otro grupo de creativos se reunieron y sumaron al centro Acopio Bomberos.

Ante la solidaridad y gran movilización social, Ítari Marta, directora del Foro Shakespeare, declaró en el diario Excélsior que “Esta actitud de apoyo debería ser permanente en los mexicanos. Si nos movilizáramos así por cada tragedia nacional, estaríamos en otro estado de las cosas“.

La dramaturga Estela Leñero escribió en su columna semanal de la revista Proceso: “Frente a los acontecimientos pasados, la comunidad teatral se ha organizado de manera espontánea y en crecimiento geométrico”.

Teatreros frente al sismoPor su lado, el director británico Peter Brook envió un mensaje en video donde rememoró sus primeros viajes a México: “En ese entonces, a lo largo de la parte sur del continente americano, había una frase revolucionaria que recuerdo y siento en mi corazón aún ahora ante cualquiera que fueran las circunstancias, las dificultades o el dolor todos juntos podemos pronunciarla de cara a esto: Sí se puede. Y yo sé que en México, con todos sus profundos, muy profundos, recursos vivos, en México se puede“.

Pero otras formas de ayuda también vinieron de provincia y del extranjero. Varias obras de teatro escritas por mí donaron el total de la taquilla para destinarlo a los damnificados y a la reconstrucción. Algunas de estas fueron “Divorciadas”, dirigida por Aarón Efraín en Monterrey, “Mejor solas que mal acompañadas” con Luis Falcón en Colima, “El Ornitorrinco” dirigida por Pina Morayta en Córdoba, “Frida Kahlo Viva la vida” con Carmen Calderón en León, “Divorciadas jajá” montada por Jajá Teatro en Querétaro, “Que no se culpe a nadie de mi muerte” con Valeria Vera, dirigida por Andrés Tena, y “Frida Kahlo Viva la Vida” con Marisol Salcedo, dirigida por Carles Solsona, en Barcelona, España.

Lo mismo hicieron la dramaturga yucateca Conchi León con su obra “Cachorro de León. Todo sobre mi padre” y la Compañía Los Endebles y Petit Comité Teatro presentando la obra “Divina Ilusión” de Michel Marc Bouchard, dirigida por Boris Schoemann.

Por otra parte, cientos de personas, incluyendo muchos teatreros, firmaron una carta pública exigiendo al ejército y a la marina a fin de que resguarden las propiedades de los mexicanos.

Lamentablemente el foro independiente Círculo Teatral se vio sumamente afectado por el sismo y debió cerrar hasta que pueda ser rehabilitado. Entre otras acciones solidarias, la actriz Ángeles Marín presentó la obra “Delirio… 3:45am”, escrita por Verónica Musalem, donando todo lo recaudado para el foro.

Teatreros frente al sismoA varios días del terremoto, la encargada de la Secretaría de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, declaró que se necesitarán ocho mil millones de pesos para restaurar el patrimonio nacional dañado por el terremoto. Deseamos que el dinero se destine para tal fin y no termine en los bolsillos de algún funcionario o político, ya que sabemos perfectamente que la corrupción ha permeado todas las esferas gubernamentales; justamente en estas fechas se presentó un informe de Transparencia Internacional (TI) el cual colocó a México como el país más corrupto de Latinoamérica y el Caribe. Lo mismo exigimos con respecto a todos los donativos provenientes de varios países, corporativos, actores, actrices e instituciones internacionales.

Debido a la gran desconfianza –y con sobrada razón- que existe cuando el gobierno administra recursos económicos y donativos, se abrieron varias cuentas para recaudar fondos, muchas de las cuales están encabezadas por varias personalidades probas y solidarias como la actriz Ofelia Medina quien, por medio del FISANIM (Fideicomiso por la Salud de los Niños Indígenas de México), solicita nuestra ayuda para llevar ayuda humanitaria a comunidades indígenas incomunicadas en los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

A más de un mes del sismo, los teatros han vuelto a abrir sus puertas en la Ciudad de México. Ni los grandes consorcios teatrales ni las instituciones oficiales han ofrecido entradas gratuitas o descuentos para los afectados por el sismo o el público en general que vive el shock postraumático. Sin embargo y afortunadamente, aún hoy varias compañías teatrales independientes dan funciones donde lo recaudado se destina para los damnificados y la reconstrucción.

Rusia: entre la vanguardia y la represión

Humberto Robles

Humberto Robles

Nació en la Ciudad de México en 1965.

Dramaturgo y guionista independiente.

Paralelamente colabora con varias organizaciones de derechos humanos.

Actualmente es considerado el dramaturgo mexicano vivo más representado en el mundo (26 países, tres continentes).

Autor de las obras “Mujeres de Arena”, “Frida Kahlo Viva la Vida”, “La noche que jamás existió”, “El Arca de Noelia”, “Sangre en los Tacones”, “Nosotros somos los culpables”, “Leonardo y la máquina de volar”, “El Ornitorrinco”, “Les demoiselles d’Avignon”, entre otras.

Sus obras han sido traducidas al inglés, francés, portugués, italiano, alemán y polaco.

Ha recibido cinco premios como dramaturgo, uno internacional y cuatro nacionales, entre ellos el Premio de la Fundación La Barraca de Venezuela y el Premio Nacional de Dramaturgia “Emilio Carballido” 2014.

Agregar comentario

lamejordemisvidas
II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
Travel with Rose
Boletín semanal

Promocionamos tu libro

Humberto Robles

Humberto Robles
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.