Las nueve musas
Cosmología maya
Portada » Pópol Vuh, el libro sagrado de los mayas en Guatemala

Pópol Vuh, el libro sagrado de los mayas en Guatemala

Mayas

Las culturas que apoyan la creencia de que antes de su creación existía el Caos ο varios mundos sucesivos de tiempos pasados, presentes o futuros, han aparecido en ambos lados del “charco”, como algunos mestizos suelen llamar al Océano Atlántico.

Los desastres ecuménicos causados ​​por los elementos fundamentales de la Naturaleza han excitado a la mente divina —que no es otra cosa que el ser humano mismo— a experimentar con las sustancias vitales para lograr las regeneraciones materiales y espirituales de la Humanidad.

MayasLos creadores y los núcleos fundadores casi siempre dan su lugar a los emperadores divinos, que representan los poderes conservadores del universo. Se trata de espíritus que se transforman de acuerdo con la composición psicológica del hombre que los conserva. Los dioses son los que lanzan a los Héroes al transcurso de las pruebas, los llevan al umbral del Mundo de Abajo y los alientan para que ellos se atrevan a realizar un retorno constructivo al mundo terrenal de su gente.

El héroe intercultural es el ombligo de su microcosmos. Es el mediador entre dos mundos y el donante de bienes a la Humanidad. Guerrero, amante, tirano y salvador, es idéntico a todos los individuos de cada comunidad. Todo este sistema cosmogónico / teológico y heroico tiene sus raíces en la desnaturalización del sacrificio material y espiritual.

En las mitologías mundiales, la cosmogonía y el diluvio suelen ser unos círculos interconectados pero distintos. En este breve análisis, juntamos estos dos elementos, ya que el diluvio simboliza la reconstrucción.

Mayas

 El manuscrito de Pópol Vuh, en k’í-tzè maya, fue traducido por primera vez por el monje Francisco de Ximénez y significa “Libro de consejos” o “Libro de la Comunidad ». Es un intento del hombre antiguo para explicar el origen del cosmos, los fenómenos de la naturaleza y de la cultura, y está lleno de términos simbólicos y figurativos del esoterismo, arcaísmos y frases que siguen la estructura del pensamiento nativo. Es considerado como el libro “nacional” de Guatemala, tanto por su valor literario como por sus tradiciones primarias. No puede considerarse como una unidad, sino consta de numerosos relatos, que crean un conjunto religioso. Sus símbolos son proyecciones de un horizonte espiritual a un nivel material, y revelan el origen de los complejos rituales de los mayas modernos. Un detalle a tener en cuenta es el paralelismo de esta “Biblia” indígena con las Escrituras de la tradición judeo-cristiana. Esto es evidente en los primeros párrafos del Pópol Vuh:

El manuscrito de Pópol Vuh“Todo estaba pendiente; una energía primordial en silencio, vibración y fermentación.

Todo estaba inmóvil y vacío, como la expansión celestial que también aparentaba vacía.

[…]

Solo el Creador, el Demiurgo, estaba allí, dentro del agua verde, y alrededor de él, la luz.

Los gérmenes de las cosas fueron puestas por Él, con toda pureza entre las aguas.”

Este texto fue utilizado para convertir a los mayas al cristianismo. Por lo tanto, según el analista René Acuña, es un texto nativo de los mayas clásicos, adaptado a la mentalidad española / católica.

MayasLos antepasados ​​Gukumatz (K’ukumatz) y Tepew fueron grandes sabios. La Serpiente Emplumada Gukumatz y el Corazón del Cielo -también llamado Jun Jurakán, estaban hablando sobre la Creación del Mundo. La palabra divina creó el amanecer del Primer Mundo, y las montañas, que saliendo del mar, formaron la Tierra. Aquí los Progenitores pidieron que aparecieran los pinos que producen el incienso copal, las aves llamadas quetzal, los reptiles y los jaguares (ocelotes). Sin embargo, los Progenitores, vieron frustrados que los animales no tenían un habla adecuada para que los adoraran.

Entonces decidieron crear la primera Humanidad, pero como era de arcilla, su habla no era comprensible.

Dos adivinos ancianos, Xpiyakok y Xmukané, los padres de los gemelos Jun Junapú y Vukub Junajpú, les aconsejaron que crearan a unos seres de madera. Esta segunda humanidad no tenía alma, ni comprensión, ni respeto ni expresión, y eso porque no tenían sangre. Así fue destruida por un diluvio divino.

La generación moderna fue hecha de maíz, pero al principio de su existencia tenía todas las características y los poderes de los dioses, y por esta razón ellos empañaron la mirada de la gente, dándoles a cambio el conocimiento absoluto y la felicidad. Esto, sin embargo, sucedió después de muchas luchas de los Héroes Gemelos.

Entonces, Junajpú y Xbalanké decidieron matar a Vukub Kakíx, el terrible papagayo que procuraba convertirse en el gobernante del Cosmos, simbolizando al mismo tiempo el Sol y la Luna, como lo fue Chango (Shangó) -el dios de los orisha afrocubanos. Aquella ave presumida, aprovechando el fallo de las flechas de los Héroes Gemelos, arrancó la mano de Junajpú y escapó volando.

La pareja de los magos-curanderos ancianos lograron extraer los dientes del ave mítica y sembraron semillas de maíz en su lugar, devolviendo así a Junajpú su mano cortada.

Luego siguen otras aventuras que simbolizan la lucha en contra del egoísmo. En la segunda parte del libro –que es la más importante-, los Héroes Gemelos Jun Junahpú y Vukub Junahpú lograron cruzar el umbral del Mundo de Abajo “Xibalbá”, mientras que sus hijos y Héroes Gemelos de la segunda Generación, Junajpú y Xbalanké lograron su asunción al cielo, tras haber superado todas las pruebas y hazañas, para que así fueran creadas los seres humanos actuales.

En el tercer y cuarto libro del Pópol Vuh, seguimos los viajes de las primeras tribus mayas desde y hacia el Este, y el texto termina con la mención de sus casas y sus líderes, desde el período protohistórico hasta la conquista española.

Según el Pópol Vuh, las personas nacen para alimentar a los dioses con sus oraciones y sus sacrificios. Sin el hombre, el ego de los dioses no está satisfecho.

Hay una lucha permanente entre el bien y el mal, entre los dioses y el infierno. El ganador siempre debe utilizar métodos fraudulentos para lograr su objetivo. Los nativos explican esta mentalidad, diciendo que el mal solo puede ser derrotado con golpes laterales, para que así prevalezca lo bueno. Esto contradice la virtud que habían concebido los antiguos griegos. (El hecho de si la guardaban o no, eso es otro asunto…)

Desde un punto de vista teológico, el Pópol Vuh es una “Biblia del Henoteísmo o monolatría”, es decir, la doctrina politeísta que profesa la existencia de un dios supremo sobre otros dioses inferiores.

MayasEl texto anónimo del Pópol Vuh, en el idioma de los mayas de Guatemala, pasaba hace 5.000 años de generación en generación de manera oral y luego fue escrito con logogramas en piedra, los cuales –en períodos posteriores- se encuentran desenvueltos en papel vegetal, y en el siglo 17 n.e. en el idioma de los indígenas, pero con un alfabeto latino. Este libro antiguo fue traducido por el monje español Francisco De Ximénez en 1722, en una forma primitiva, con muchos elementos latinos, y luego fue complementado por innumerables estudios e investigaciones.

Ilias Tampourakis

Ilias Tampourakis

Nació en Atenas (Grecia) y creció en el seno de una familia griega con raíces internacionales.

Ha enseñado español y portugués en la Facultad de Idiomas de la Universidad Nacional I. Kapodistrias de Atenas y en los seminarios culturales de la Unesco en Grecia.

Traductor en el Cuerpo Diplomático de América Latina en Atenas y escritor de artículos y libros con temas culturales.

Representa al comité de arte de la Alianza Sociocultural Latinoamericana y Española en Grecia y era durante varios años columnista del boletín social africano en Atenas.

Ha dedicado un largo período al estudio de las civilizaciones de Asia, la filosofía y la naturaleza de este continente.

Además, ha estudiado el análisis morfosintáctico de 12 idiomas, investigando la mentalidad cultural que ellos revelan.

Certificado de los seminarios de paleografía española y oriental de las Universidades de Harvard (EE.UU.) y Complutense (Madrid); depositó (el año 2014, en colaboración con la Universidad de Colorado, EE.UU) su obra pertinente en los archivos estatales de Plasencia (España).

Ha estado viajando durante 30 años por 76 países del mundo, fotografiando y coleccionando piezas musicales y otras curiosidades

Ha vivido trabajando con su familia en Costa Rica (América Latina).

Considera que el conocimiento es substancial solo cuando se combina con la experiencia, y se niega a conformarse con cualquier tipo de opresión.

Cree que el hibridismo cultural proyecta varios elementos interesantes pero que, a la vez, corre en sus venas el dolor.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

al-final-del-arcoíris
portada-almanzor
Arcadina
portada-ebook

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.