Las nueve musas

George Edward Moore nació en 1873 y falleció en 1958. Es un filósofo británico que ha dejado profunda huella en la historia del pensamiento occidental.

Destaca por su profunda contribución a la teoría ética y por su defensa del realismo filosófico.

Es uno de los creadores de la filosofía analítica junto con Russell y Wittgenstein. Comenzó su carrera docente en Cambridge en 1911 y se retiró en 1939. La filosofía desde la perspectiva de Moore supone análisis para clarificar los conceptos. Lo principal, por tanto, son los análisis lingüísticos. La obra más famosa de Moore es Los principios éticos de 1903. Afirma que el concepto de lo bueno  se refiere a una cualidad simple e imposible de analizar respecto a las situaciones concretas. Existe, según el filósofo británico, una especie o tipo de intuición moral que, según su planteamiento, no se aprehende por el sentido de la experiencia. Aunque reconoce, por otra parte, que la bondad es en experiencias como la amistad y el placer o disfrute estético.

Es pensable que los conceptos morales de derecho y deber produzcan todo aquello que posea bondad, si se consideran las situaciones reales desde un planteamiento coherente.

En relación con su concepción de la filosofía alguno de sus ensayos como el titulado La refutación del Idealismo de 1903 impulsó el surgimiento del realismo filosófico moderno.

Es un pensador que insiste en la significación del sentido común. En efecto, la experiencia resulta del conocimiento de un mundo externo que es, claramente, independiente de la mente.

Escribe Moore: «Me parece que en ética, al igual que en todas las demás ramas filosóficas, las dificultades y desacuerdos, de los que la historia está llena, se deben principalmente a una causa muy simple, a saber: al intento de responder a preguntas  sin descubrir primero cuál es la pregunta que se quiere responder». Está en contra de la metafísica, ya que habla de bueno adjetivo en vez de bondad que es un sustantivo.

Su intuicionismo ético puede pensarse que es la afirmación de que la bondad o la rectitud son una propiedad de determinados estados de cosas. Si bien no ha dejado claro lo que entiende por intuición exactamente como tipo de conocimiento. Se interesa por lo que debemos hacer, por los buenos comportamientos en la realidad. Se ha criticado de Moore que  algunos de sus razonamientos dan por precisamente sentado lo que trata de demostrar.

Parece admitir errores en las creencias del sentido común en algunas ocasiones en las que se utiliza. Porque puede haber creencias falsas  o discutibles.  Al ser un filósofo analítico no era un entusiasta de la mera especulación. El sentido común parte de la existencia, según Moore, de los objetos materiales y de los actos de consciencia.

Su docencia de casi seis lustros ejerció una influencia muy considerable y le proporcionó un gran prestigio académico. Sus cursos estaban por encima de sus publicaciones.

Moore negaba la verdad de ser es ser percibido de Berkeley. Puesto que los datos sensibles pueden existir aunque no se perciban en un momento determinado. Como dice Copleston: «Partió, como hemos visto,  de la hipótesis de que sabemos con seguridad que hay objetos físicos o cosas materiales externas; pero dudó  de cuál fuera el análisis correcto de tal proposición». A lo largo de su trayectoria filosófica también trata del análisis fenomenológico  de la percepción sensible. Y no llega a certezas absolutas en su investigación.

De todas maneras, Moore afirma un realismo del sentido común. Realizó análisis del lenguaje muy finos y precisos. Sus libros no son muy amenos, ya que se dedica a analizar términos y proposiciones de modo muy minucioso. Algo habitual en los filósofos analíticos.

 

Moore
Valora este artículo

José Manuel López García

José Manuel López García

Nací en Tineo (Asturias) el 27 de Noviembre de 1958. Resido en Gijón.

Soy licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la UNED. He cursado el doctorado dentro del programa Lectura e Historia del Departamento de Filosofía con la calificación de Sobresaliente que acredita la Suficiencia Investigadora en Filosofía. Mi tesis doctoral se titula: Esencia y transcendentalidad en el realismo de Zubiri. Soy doctor en Filosofía por la UNED.

Trabajo como profesor en la Consejería de Educación de Asturias desde 1993 como profesor de Filosofía.

Formo parte del Seminario de Investigación de la Fundación Xavier Zubiri de Madrid.

También he participado como profesor colaborador en el Máster de Formación del Profesorado de la UNED.

He publicado diversos libros, y colabora con artículos en distintos medios de comunicación de España y América.

promocionamos tu libro

Agregar comentario

II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
servidores wordpress
Travel with Rose
Boletín semanal
Non Plus Ultra

Promocionamos tu libro

José Manuel López García

José Manuel López García
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.