comprar en amazon
Las nueve musas
Los Evangelios gnósticos

Los Evangelios gnósticos

Qué es el Silencio sino el Padre enamorado de la virginidad de la Palabra que hace de la Escucha el esplendor del Espíritu Santo.

A lo largo del tiempo, el Silencio ha sido un gran misterio, y más aún cuando se realiza en D/os, el Silencio de D/os es uno de lo más grandes misterios, pero al mismo tiempo es la más grande revelación encontrada en esa frase enigmática de Jesús, Quien tenga oído que escuche, porque quien sepa escuchar ha entendido no sólo la Palabra sino al propio Silencio, porque la mayor revelación de D/os no se encuentra en las Palabras escritas sino en los espacios, analogía del Silencio.

libro del Zohar
edición del Zohar, Mantua, 1558

El libro del Zohar tiene escrito, la Torá,  fue escrita con dos fuegos, el fuego negro y el fuego blanco, el primero es la tinta, el segundo son los espacios, el primero refleja lo que D/os comunica a toda una comunidad, el segundo lo que D/os le revela individualmente a cada ser humano, y es ahí donde cobra sentido el significado de la voz Evangelio, es decir, que la Buena Noticia o Buena Nueva, es para quien sabe Escuchar el Silencio y la Palabra por sí mismo, porque D/os no necesita intercesores, necesita seres humanos reflexivos de sus palabras, que hagan un camino a través de su propia búsqueda, que comprendan que en sí mismos llevan todas las réplicas, por eso D/os nunca da respuestas a lo largo de los Libros Sagrados, siempre pregunta, porque le interesa que el ser humano piense, reflexione, toque el conocimiento y con ello edifique un sendero hacia la Sabiduría, la cual no es otra más que D/os mismo.

Esta sabiduría se ha mostrado y se muestra de diversas maneras, pero tiene la particularidad de revelarse en los más pequeño, en lo más insignificante, porque sólo el que sepa contemplar lo diminuto y lo consagre podrá observar la inmensidad sin deslumbrarse y vislumbrará el sentido que tiene cada milímetro; de esta manera, el ser humano entenderá que es un microcosmos del macrocosmos. Este conocimiento se encuentra en los Evangelios, particularmente en los Evangelios gnósticos, en los cuales se describe el valor de encontrar a D/os a través de la propia búsqueda, de la contemplación, y los cuales sugieren soltar todas las ataduras que conducen a buscar intérpretes, los Evangelios gnósticos cuestionan sobre, ¿cómo otra persona puede expandir la espiritualidad personal, si no conoce lo que cada ser humano lleva en su interior?, ¿acaso no es el ser humano lo suficientemente divino como para escuchar lo que le dice D/os a través de la creación, del semejante y de sí mismo? ¿Puede otra persona ayudar a encontrar a D/os u ocupa esa necesidad espiritual para someter y aprovecharse de la debilidad?  pero antes de profundizar en estas preguntas, es necesario comprender el origen de los Evangelios y sus divisiones.

  1. Evangelios sinópticos: la voz evangelio tiene su origen en el griego y significa Buena Nueva y sin-óptico significa, de una sola mirada, dando a entender que los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son muy semejantes entre sí, aunque es claro que muestran algunas diferencias. Como bien se sabe, en la antigüedad todos los conocimientos se transmitían de manera oral, y cuando se plasmaban por escrito se les daba el nombre de un personaje importante, ya que esto, aumentaba el interés y le acreditaba una mayor veracidad.
Evangelios sinópticos
La Fuente Q es una colección de dichos y breves discursos de Jesús

Estos evangelios transmitían en su origen la predicación oral de los apóstoles, fundamentada en la Salvación o Kerigma, la cual anunciaba la muerte redentora de Jesús no en una doctrina sino en significados semitas que se fueron perdiendo con la creación del cristianismo y sobre todo cuando éste se convierte en una religión imperial y jerárquica, acto que traiciona por completo el mensaje de Jesús de Nazaret.

El testimonio más antiguo sobre estos evangelios se tiene por Papías, obispo de Hierápolis, en Frigia quien escribió un comentario, perdido en la actualidad, pero, rescatado por Eusebio de Cesárea[1], así como otro testimonio de Clemente de Alejandría, donde se perciben comentarios sobre los textos de dichos evangelios en hebreo, estos evangelios hebreos se encuentran perdidos, quedando sólo los evangelios en griego, ante los cuales hay que tener claro que por lógica de traducción no se muestra la enseñanza fiel sobre las palabras de Jesús, pero, los descubrimientos de papiros sobre el NT en Egipto han ayudado a desarrollar mejores traducciones. A partir del siglo II se tradujeron al latín y al siríaco, y en el siglo III al copto, lo cual provoca otra perdida importante de significados a causa de que se va desconociendo la raíz semita de las palabras con la cuales fueron escritos.

Papías de Hierápolis
Papías de Hierápolis

Su composición no se tiene clara, pero se cree que el evangelio de Marcos se compuso entre el 64 – 70 d.C.; Mateo y Lucas entre el 70 – 90 d.C. Estos Evangelios se eligieron entre otros escritos y se les dio el nombre de canónicos, por estar dentro del Canon de la Iglesia.

  1. Evangelios apócrifos: la voz, apócrifo, deriva del griego apokrypto, es decir, esconder u ocultar. En tiempos antiguos se le daba este nombre a aquellos misterios que resguardaban el secreto de las divinidades o de D/os, es decir, no tenía un uso peyorativo, el cual surgió cuando comenzaron a salir evangelios que hablaban del mensaje de Jesús y que dañaban la doctrina de la Iglesia, resaltando que no podía o puede ser sagrado nada que no esté dentro del ámbito de su inventario.

Los evangelios apócrifos muestran diversidad de géneros literarios, a través de ellos, se percibe como ciertas personas trataron de completar las vida o enseñanzas de Jesús. Escritos entre el siglo II y IV, estos evangelios se convierten en una ayuda histórica del cristianismo primitivo, así mismo, completan el estudio y el conocimiento de lo que en esa época se entendía y veía de una manera más pura, alejada de tanto dogmatismo y doctrina. De ellos se ha tomado mucha información convertida hoy en parte de la tradición, como los nombres de los padres de la virgen María, escritos en el Protoevangelio de Santiago. Estos evangelios se dividen en tres categorías:[2]

  • Suplementarios – tratan de llenar vacíos de información.
  • Sectarios – de carácter herético, escritos para fragmentar la ortodoxia.
  • Sinóptico – tratan de rivalizar con los evangelios canónicos y como ellos toman de referencia textos del Tanaj, para fundamentar su veracidad.

En tercer lugar, se tiene los Evangelios gnósticos, tema de este artículo.

Estos evangelios fueron encontrados en diciembre de 1945, en un pueblo de Egipto llamado Nag Hamadi, lo cual en árabe significa Pueblo de la Alabanza. Un campesino encontró mil páginas de papiro, 53 textos divididos en códices y cuya antigüedad mencionan los investigadores se remonta hacia el siglo IV d.C.  Estos escritos fueron divididos en los apócrifos, —de los que ya se hizo mención— y los gnósticos, siendo estos últimos censurados por la Iglesia, particularmente por la manera en la cual se habla de Cristo y sobre todo porque señalan que Jesús vino a enseñar al ser humano el camino para encontrar el conocimiento que lo conduzca a D/os por sí mismo, buscando en su interior y sin depender de intercesores.

Al leer los Evangelios gnósticos se percibe un gran conocimiento de creencias y tradiciones judías, cristianas y orientales, las cuales son entrelazadas para alcanzar la Gnosis o el conocimiento propio y por ende el camino hacia D/os.

Su origen se cree se fundamenta en la adaptación que realizó Filón de Alejandría del Platonismo en favor del judaísmo, donde D/os se encuentra arriba del Logos y del mundo de las ideas. [3] el gnosticismo explica la existencia del mundo sensible a través de una enorme genealogía de seres que habitan entre la materia y D/os, siendo un ejemplo, los eones, equivalencia del mundo de las ideas de Platón y las cuales se encuentran en un lugar inferior al habitad de D/os.  Se explica que es la materia la que introduce el mal, por lo que no se considera creación divina sino de un ser intermedio al que dan el nombre de Yahvé, D/os del AT, por lo que el D/os verdadero envía a su Jesús para liberar y salvar a través de la gnosis revelada a ciertos mensajeros o profetas.

Los gnósticos no pertenecían a ningún grupo, simplemente pregonaban que base de la existencia y de la vida era encontrar el conocimiento directo, de manera personal, haciendo de la verdad un concepto auténtico y no una repetición sin reflexión, la cual después del tiempo se convertirá en mentira por el simple hecho de que nunca se ha asimilado y sobre todo se ha evitado la búsqueda personal.

De cierta manera, en esto coinciden las enseñanzas de los Evangelios canónicos, particularmente cuando Jesús expulsa a los mercaderes del Templo, quienes representan a todos aquellos que hablan de D/os antes de que la persona lo busque en su interior y llegue por sí mismo, los mercaderes son todos aquellos que venden y otorgan una imagen de D/os evitando el encuentro personal que libere, y provocando esclavitud y dependencia, por otra parte, resaltan la petición de Jesús, al decir, que todo aquél que quiera hablar con D/os se vaya a una montaña y contemple el cielo, lejos de donde están todos esos hipócritas que buscan ser vistos, porque es tan poco su misericordia que necesitan atestiguarla.

Pero, más allá de si son o no aceptados por el magisterio, estos evangelios muestran enseñanzas particulares que fortalecen la búsqueda interior de la espiritualidad, no porque contengan una verdad absoluta, sino principalmente al plasmar cuestionamientos particulares los cuales provocan la unión de los siete lenguajes, y sobre todo fortalecen a la unión del cuerpo, con el alma y el espíritu.

Ante esto se resaltarán de manera breve, puntos fundamentales, los cuales aclaran y profundizan enseñanzas de los Evangelios canónicos.

Evangelio de Tomás

El Reino está dentro de ustedes y fuera de ustedes. cuando lleguen a conocerse a ustedes mismos serán conocidos y se darán cuenta de que son hijos del Padre viviente, pero si no se conocen a ustedes mismos están inmersos en la pobreza y son la pobreza misma.

Es decir, el Reino de D/os es cada ser humano, así que hay que dejar de buscar en el cielo y buscar en el interior y sobre todo indagar ese reino en el interior del prójimo, porque ahí se manifiesta D/os, quien no entienda esto tendrá pobreza espiritual, siendo esta la pobreza de la cual se habla en los Evangelios, quien no se conoce a sí mismo, será esclavo, quien se deja influenciar sobre como debe vivir su espiritualidad, será la imagen de la miseria.

¿Es que han descubierto ya el principio para que pregunten por el fin?

Es decir, ¿sabes quién eres?, ¿tienes claro donde te encuentras en ti mismo y en el prójimo y dónde este tiene su principio en ti?, si no se tiene claro lo que existe y vive en ti, no has comprendido que todo está en el interior del ser humano, hasta que no se entienda se seguirá buscando. Lo cual se complementa con lo mencionado en el versículo 22:

Cuando sean capaces de hacer dos cosas una, y de configurar lo interior con lo exterior, y lo exterior con lo interior, y lo de abajo con lo de arriba y de reducir a la Unidad lo masculino con lo femenino, cuando hagan ojos de un solo ojo, entonces podrán entrar en el Reino.

  1. los fariseos y los escribas recibieron las llaves del conocimiento y las han escondido, ni ellos entraron, ni dejaron entrar a los que querían. Pero ustedes sean cautos como serpientes y sencillos como las palomas.

Es decir: quien tiene conocimiento y se lo guarda para sí mismo o para dominar, lo extravía en el camino y vive engañado creyendo que sabe, así que quien realmente comprenda no se dejará dominar y liberará a su prójimo al liberarse a sí mismo.

No olviden que Ustedes son la ciudad de D/os.

Por ello, cada ser humano debe entender que una ciudad se construye y se libera a través de la responsabilidad.

Evangelio de Felipe

Evangelio de Felipe
Codex II de la Biblioteca Copta de Nag Hammadi, con el colofón del Evangelio de Tomás y las seis primeras líneas del Evangelio de Felipe

Ellos tratan de secuestrar al que es libre y hacerlo su esclavo para siempre.

Jesús es un nombre secreto, Cristo un nombre manifiesto, el Nazareno es el nombre que está manifiesto en lo oculto.

Se señala que se ha hecho de Jesús una historia, de Cristo una doctrina, pero donde se encuentra la verdadera enseñanza, es en la pureza del Hombre Nazareno, al cual se le ha tratado de borrar de su propia historia.

Ellos llamaban estéril a la sabiduría, así como los apóstoles también la llamaban sal.

En esta frase se trata de explicar la esterilidad tan mencionada en el AT, es decir, aquella sabiduría presente que no se contrae para extenderse deja vacío y niega la vida del conocimiento, pero, también quien entienda esta sabiduría y la comparta dará un sentido diferente a la vida y a la existencia.

La fe recibe, el amor da, por eso nosotros creemos para poder recibir, pero para poder dar de verdad.

La consistencia del mundo depende del ser humano, de ahí el gran misterio que fundamenta el matrimonio.

Esto significa, que la infinitud del mundo se cimenta en la responsabilidad del ser humano con el otro, en la procreación de seres que liberan, porque el hombre y la mujer son la dualidad y el hijo la unidad, de ahí el Hijo de D/os, el valor del Hijo del Hombre.

Mientras Eva estaba dentro de Adán, no existía la muerte, más cuando se separó de él sobrevino la muerte. Cuando ésta retorne y él la acepte dejará de existir la muerte.

Dentro de los muchos significados simbólicos que tiene Adán y Eva, aquí se muestra a Adán como la Verdad y a Eva como la Sabiduría, es decir, si la Sabiduría se escapa de la verdad, o la verdad rechaza a la sabiduría, ahí comienza la muerte.

El árbol de la vida está en el centro del paraíso y también el olivo del cual procede el óleo, gracias al cual nos ha llegado la resurrección. La ley era el árbol.

Es claro comprender que la resurrección se fundamenta en el encuentro interior y personal con D/os, así quien conoce a D/os resucita y muere para volver a nacer (En este orden se manifiesta en los evangelios gnósticos a diferencia de los canónicos que es muerte y resurrección), por otra parte, resalta la enseñanza talmúdica, donde se explica que el árbol de la vida es la Tora, y el árbol del conocimiento la experiencia, al comer de este primero el hombre se equivoca porque no tiene la Torá que le enseñe como regir su vida a través de la responsabilidad de cumplir los mandamientos de D/os, hasta que el ser humano coma del árbol de la vida, es decir, se alimente primero de la Palabra de D/os, su experiencia de vida se llenara de equivocaciones.

Evangelio de María Magdalena

evangelio de maria magdalenaPermanezcan en armonía con la naturaleza y si no están en armonía, sí que está en armonía con las diversas semejanzas de la naturaleza. Quien tenga oídos para escuchar que escuche.

En este versículo se resalta lo anteriormente dicho, quien no comprenda que es un microcosmos del macrocosmos no podrá escuchar la voz de la naturaleza interior, todo lo que el ser humano percibe exteriormente es porque lo lleva intrínsecamente, por ello, la realidad de cada persona es única, y nunca podrá pretender que el otro comprenda lo que vive o lo que observa, permanecer en armonía con la naturaleza implica aceptar la realidad de cada ser humano.

Evangelio de los egipcios

Evangelio de los egipcios
Evangelio de los egipcios

De Él han provenido tres poderes, ellos son el Padre, la Madre, el Hijo desde el Silencio viviente que proviene del Padre incorruptible. Estos han venido, empero, a partir del Silencio del Padre Oculto.

Aquí se entiende que el Silencio es el Padre, la Madre la Palabra y el Hijo el que Escucha, es decir, sólo quien comprenda el Silencio y la Palabra en todas sus manifestaciones habrá escuchado la voz de D/os exterior e interiormente.

Adamas les pidió un hijo a partir de él, para que fuera padre de la raza inquebrantable e incorruptible de modo que por medio de ella se manifestara el Silencio y la Voz y por medio de ella surgiera el eón que es mortal para que se disolviera.

Es decir, el Silencio y la voz, D/os y el Hombre unidos para consagrar a la madre tierra.

Evangelio de la Verdad

Digan, pues, desde el corazón, que son el día perfecto y que en ustedes mora la luz que no desfallece.

Es decir, cada ser humano es el día perfecto para actuar en beneficio del Hombre y para vivir en base a la responsabilidad de existir en D/os, no hay un sábado, existe un día perfecto y ese día se encuentra en el despertar de cada ser humano.

Evangelio de la verdad
Codex Jung, conteniendo una parte del Evangelio de la Verdad

Evangelio de Valentino

Este evangelio es el más largo, simbólico y complejo de los Evangelios gnósticos, lleva en su interior la explicación de los eones y de todos los seres que van revelándose entre el hombre y D/os, muestra los seres a los que se enfrenta la sabiduría, así como las plegarias basadas en los salmos que esta expresa para retornar a la luz, la cual se localiza entre la contemplación del ser humano y la responsabilidad, ambas unidas llevan a la liberación que da el conocimiento y por ende la sabiduría se expande íntima y externamente.

Hay que trabajar, contemplar, caminar juntos con el interior, con el prójimo y con D/os para enfrentar y crecer sin intercesores. El ser humano en su conocimiento debe aprender que D/os no cumple caprichos, ni acepta chantajes, D/os es lo que es para fortalecer, porque en verdad les digo que el hombre que haya recibido este misterio y peque sufrirá una sanción rigurosa (versículo 18) Esto significa, que quien tome la palabra de D/os para sacar provecho, para esclavizar y para transformar la enseñanza a conveniencia del poder, será castigado con la confusión de la propia revelación, creerá su mentira como verdad, llevándolo a extraviarse de sí mismo, del otro y de D/os.

Como se ha podido observar de manera breve, los Evangelios gnósticos muestran la importancia de la reflexión personal y la búsqueda de D/os desde lo que es cada ser humano. Más allá de su no pertenencia a los Evangelios canónicos, no puede ni debe despreciarse la sabiduría y el interés que se tiene en la liberación a través del conocimiento el cual no está separado de D/os, sino al contrario tenerlo como acompañante de la Fe conduce hacia la responsabilidad social.

El ser humano busca siempre respuestas, pero estas habitan desde su nacimiento en su interior, siendo las preguntas correctas lo que necesita, ¿cómo lo muestran todos los Libros Sagrados, donde D/os no da respuestas sino pregunta, provocando que el ser humano busque en sí mismo, o cómo lo deja ver la filosofía a través de la dialéctica, donde todo se origina a través de las preguntas, provocando el renacimiento de las respuestas.

Los Evangelios gnósticos señalan que cuando el ser humano comprenda el verdadero orden del pensamiento encontrará la libertad que lo conducirá a ser responsable de sí mismo, del otro y por ende comprenderá el significado de D/os más allá de la doctrina, el miedo, el castigo y la represión, porque como menciona Jesús en los evangelios la verdad os hará libres y está verdad se encuentra en el conocimiento no de la erudición sino aquél que abre el camino de la contemplación hacia la Sabiduría.

 

[1] Cf. Biblia de Jerusalén.

[2] Cf. Evangelios Apócrifos.

[3] Cf. Textos de Filón de Alejandría y Diálogos de Platón.

  • 29
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León… Silencio

Hermeneuta en Libros Sagrados (Vedas, Talmud, Tanak, Biblia y Corán).

Maestra en Ciencias bíblicas y Lenguas Antiguas. Licenciada en Ciencias Religiosas por la Universidad Pontificia de México. Licenciada en Música Contemporánea. Miembro de la Sociedad de Escritores Mexicanos.

Tiene treinta libros publicados en México, España, Estados Unidos e Italia en géneros como Poesía, Dramaturgia, Cuento, Ensayo, Literatura Infantil. Doce de Teología Ciencia y Arte. Tres sobre espiritualidad Interreligiosa. Ha sido traducida al inglés, italiano y francés. Conferenciante a nivel nacional e internacional.

Escribe en el área de Religión de la Revista Las nueve musas de Asturias, España.

Creó y desarrolla la Teología del Silencio y de la Carne.

Actualmente forma parte de la Maestría en Estudios Judaicos en la Universidad Hebraica y Desarrolla la investigación: Lectura gemátrica y cuántica del Sefer Bereshit 1-3 para obtener la música pitagórica del universo, bajo el nombre Hashem se revela a través del Big Bang.©

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

portada-almanzor

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

Visita nuestras redes sociales