Las nueve musas
Ley electoral: la cuenta pendiente de nuestros intrigantes políticos
Portada » Opinión » Ley electoral: la cuenta pendiente de nuestros intrigantes políticos

Ley electoral: la cuenta pendiente de nuestros intrigantes políticos

 

España no posee políticos a la altura de sus gravosas problemáticas. Unos por omisión y tibieza, los otros por exceso discursivo y radicalidad en las formas, inequívocamente animosas, mal dirimen el momento en que las resoluciones deberían ser inexcusables.

Más allá del interés político, concentrado  en un sectarismo feroz que asfixia nuestro equilibrio institucional, debería prevalecer la voluntad de los ciudadanos que han mostrado una actitud inequívoca de prudencia, en este caso optando por votar al Partido Popular mayoritariamente y aun a regañadientes,  frente a las tendencias que algunos han considerado suicidas  siendo fieles ejemplos del populismo desintegrador que ha arrasado, verbigracia, a Venezuela.

La carencia de un norte socio político, celebradas las segundas elecciones generales,  no estriba en las circunstanciales tablas que brindan todo tipo de especulaciones y alianzas en un intento a la desesperada de reconducir ideológicamente un país pretendiendo, por añadidura,  desenraizarlo de sus orígenes más legítimos ahondados en la historia; no estriba en la fenomenología política derivada del bagaje de indignación populista que ha tomado las riendas del descontento amalgamado en la estupefacta y soliviantada ciudadanía, sino en la actitud irresponsable de unos y otros dirigentes políticos que no están capacitados para manifestar una decisión de consenso que deje de perjudicar el devenir de una España a expensas de los caprichos coyunturales que, además de ser excesivos en número, son también desmesurados en sus codicias.

Nuestra democracia está desgastada y desvirtuada, confusa entre libertad y libertinaje, sin tamiz que evite este espeso totum revolutum de estancamiento previsiblemente continuado, cuando no definitivo,  que puede marcar un hito de desequilibrios determinantes,  señalando  riesgosamente el declive de la etapa constitucionalista. Porque no asistimos a una evolución de acontecimientos históricos cuyo inicio se remonta a cuarenta años atrás, sino a una insensata degeneración por no haber arreglado las grietas por desgaste surgidas con el paso del tiempo; reformas ineludiblemente necesarias sin acometer, precisamente por esas  mismas conveniencias que siguen protagonizando al día de hoy la falta de responsabilidad social y la confrontación sectaria de algunos dirigentes.

Actitudes en todo caso de ineptitud e inmadurez, no por parte de quienes eligieron en segunda convocatoria  su próximo destino, sino por parte de quienes no juegan limpio y aprovechan la coyuntura para provocar aún más desequilibrios sobre los que edificar un proceso populista rechazado por la mayoría de la población. Las elecciones generales nos están deparando desarreglos futuribles que ahondarán  aún más en la escisión socio política. Algo que se solventaría con un gobierno de concentración que aglutinara una voluntad pragmática devenida de  las urnas; o el acuerdo de que gobierne la lista más votada. Sin más zarandajas de arribismo  y estrategias demagógicas.

Esta  crisis prolongada  que expone nuestras carencias y vergüenzas observando el percal para formar un gobierno, se origina en  la actitud irresponsable, inmadura, tergiversada e indeseable de los dirigentes políticos que buscan comulgar con las afinidades ideológicas sin importar los perjuicios que causa la incertidumbre. Acometer la reforma de la ley electoral, entre otras,  habría evitado tan nefastos oportunismos.

Asistimos cansinamente a una lección de la cual aprender para evitar estos vacíos; actitudes beligerantes contra los propios votantes. A falta de modificar esas actitudes de políticos sin talla, urge una reforma de la ley electoral. Aunque el mal de la permisividad y la improvisación ya está irremediablemente hecho y con él bregaremos durante la  próxima  legislatura atragantada desde sus principios, la voluntad reformista debería considerarse para evitar un punto sin retorno que tanto nos atrae explorar históricamente.

No hay Justicia decente ante el delito de la ocupación

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Francisco José Fernández Candela (Madrid, diciembre 1963), también conocido en buscadores como Ignacio F. Candela, es novelista, ensayista, poeta, columnista socio político, crítico literario, orador y pintor artístico con más de treinta exposiciones individuales en su haber artístico.

Estudió Ciencias Políticas y Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad San Pablo CEU de Madrid, respectivamente. Ha escrito miles de artículos con influyente aceptación pública.

Su obra pictórica no pasa inadvertida por la gran originalidad de sus trazos y la singular concepción del Arte que aporta con una creatividad juzgada por los críticos como inimitable y sorprendente. Asimismo, sus libros también se caracterizan por la singularidad temática. Destaca además su producción poética que él mismo ha declamado en sus exposiciones o múltiples sesiones jam del ambiente cultural madrileño.

Las prolíficas actividades profesionales están referenciadas profusamente en internet,así como sus artículos socio políticos punteramente posicionados en los buscadores de la red, sumando a su trayectoria como autor una labor pública y multitudinaria contra la injusticia social en España.

Columnista socio político en El Imparcial.es de Luis María Anson-en portada-tribuna- desde Marzo de 2014.

Obra publicada

Obra Internacional-mundial.

2012- Novela- La pequeña puerta del Cielo. Editorial Pelícano. Miami (USA).
2012- Novela documental- La oculta demencia policial. Edición Internacional de La afilada navaja de Ockham. Shared Pen Edition. Illinois (USA).
2014- Presto Magia. Shared Pen. (EEUU).
2014-Pensamiento ordenado sobre un mundo caótico. 600 páginas de pensamiento socio-político.Shared Pen. (EEUU).
2015-Columnas sociopolíticas 2014. El Imparcial de D. Luis María Anson.. Compilación de las columnas publicadas en El Imparcial-Portada-Tribuna- durante el 2014. Shared Pen (EEUU).
2016- Retro España siglo XXI y el mundo perdido. Ensayo socio político. Shared Pen Editions. (EEUU).

Obras publicadas en España

2010- Narrativa: La afilada navaja de Ockham I. Contra el abuso policial en defensa de los derechos del ciudadano de bien. Editorial Lampedusa.
2010- Ensayo: La afilada navaja de Ockham II. Usar el sentido común ante la evidencia criminal. Editorial Círculo Rojo.
2011- Poesía: Cuerpos rotos, almas muertas. Lapicero Ediciones.
2011- Prosa poética: Mar de ausencias y encuentros. PR Ediciones.
2013. Novela-La pequeña puerta del Cielo. Edición en España. Entrelíneas Editores.
2014-Novela documental-#CasoKikoGómez. Verdades y mentiras. PR Ediciones.

Antologías

2011- Antología poética: Uni… versos para Somalia. Iniciativa altruista de Médicos sin Fronteras. Editorial Quadrivium.
2011- Antología Poética: Antología. PR Ediciones.

Ferias del Libro de Madrid y Barcelona. Años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015.

Ignacio Fernández Candela es miembro del Consejo Editorial de la revista de artes, ciencias y humanidades Las nueve musas y Jefe de la sección Opinión

Agregar comentario

lamejordemisvidas
II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
Travel with Rose
Boletín semanal

Promocionamos tu libro

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.