Las nueve musas
LA FE Y SU CERTEZA

LA FE Y SU CERTEZA. La sabia intención oculta de la existencia

 

Somos los protagonistas de nuestra propia evolución. Dios, lo Supremo incontestable aunque se le niegue, deja una herencia y conforma el escenario.

En toda comunicación que conlleva un aprendizaje uno es el que pregunta y otro el que responde. Aunque Jesús decía que “bástele al maestro ser como su discípulo y al discípulo ser como su maestro”, en las cuestiones divinas —por llamar así a esa barrera infranqueable para la limitada racionalidad— la Creación, Dios, el Demiurgo o como quiera llamarse, es la esencia afín a la Infinitud desconocida. Un Maestro callado que habla a través de otros siendo de Él. Así no hay respuesta que uno mismo no pueda responder cuando está preparado para reconocer la impotente condición del orgullo mundanal.

  La búsqueda interior es admitir que en la humildad está la certeza que dirime las dudas porque se sabe desde otra actitud clarificadora, otro prisma que renuncia a la visión egotista de un conjunto cuya identidad es en realidad sencilla aun con el infinito que apabulla; cuando se sabe allegarse a esa cierta intencionalidad. Y tan importante es admitir que polvo somos y en polvo nos convertimos como el premio que conlleva el gesto de la renuncia para obtenerlo todo. El Reino de los cielos interior es la panacea contra toda carencia. No obstante ya quedó dicho que “somos dioses”. En tanto elijamos lo mundano seremos hijo del hombre y como tales evolucionaremos en el laberinto de la vida hasta que en ese reconocimiento humilde salgamos del extravío para transformarnos en Hijos de Dios.

 La Biblia incide una y otra vez en el despertar de una consciencia renovada y, sobre todo, práctica: aprender silenciosamente lo que la evolución del espíritu dicta hasta la consecución de un regreso. Tal cual describe la Parábola del hijo pródigo. No hay enseñanza para reconocer la humildad que no se haya sembrado pese a la constante recolección de la impotente codicia terrena. Generación histórica tras generación; religión tras religión, todo confluye en la búsqueda interna: la intención de la inocencia para vaciar un odre viejo que ha de ser renovado con un vino en odre nuevo que aprovecha. ¿Renuncias al desorden terrenal? Regresas, despiertas y obtienes todo lo que deseas lejos de la influencia perdida del orgullo humano.

 En todo caso, el protagonismo de la Infinita creación queda supeditado a la voluntad de cada cual para entender cuando pueda hacerlo. Estando preparado más allá de las sabidurías complejas del cruel, competitivo y duro ser humano que evoluciona en inteligencia dejando pendiente la lección del corazón.

Pero entender estas simplicidades con intención oculta hay que desaprender y consentir. El regreso del hijo pródigo se produce cuando recuerda los cuidados del padre que lo dejó marchar con parte de su herencia, con el fin de aprender por sí mismo que su independencia es orgullo baldío y su voluntad sin norte el extravío seguro de su razón de ser infinita.

Aprender en lo espiritual es reconocer, después de haber asimilado una condición limitada, que desde el principio hasta el fin todo conduce al polvo, siendo la magnánima grandiosidad del historial humano un rastro efímero que sirve a las generaciones para mantenerse en la misma ignorancia vital, en tanto se ha de aprender sobre el verdadero sentido de la vida que pasa inadvertido… hasta que la verdad hace libres, desterrado el espejismo de la autosuficiencia mundana.

 Un plan, una intención, una verdad por actitud Suprema… la Verdad intencionada que explica todas las verdades relativas de la inacabable capacidad pensante que siempre yerra contra el muro insoslayable de la extinción individual y colectiva. Por mucho que los escribanos dejen constancia de la universalidad de la gestas.

 Somos los protagonistas de nuestra propia evolución. Dios, lo Supremo incontestable aunque se le niegue, deja una herencia y conforma el escenario. El regreso al Infinito asimilable depende de cada uno de nosotros. Algo que solo puede entenderse mediante un proceso evolutivo del alma, inexplicable sin un ciclo de encarnación del que la Biblia hace mención permanentemente. El que pueda entender que entienda, decían…

 

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Francisco José Fernández Candela (Madrid, diciembre 1963), también conocido en buscadores como Ignacio F. Candela, es novelista, ensayista, poeta, columnista socio político, crítico literario, orador y pintor artístico con más de treinta exposiciones individuales en su haber artístico.

Estudió Ciencias Políticas y Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad San Pablo CEU de Madrid, respectivamente. Ha escrito miles de artículos con influyente aceptación pública.

Su obra pictórica no pasa inadvertida por la gran originalidad de sus trazos y la singular concepción del Arte que aporta con una creatividad juzgada por los críticos como inimitable y sorprendente. Asimismo, sus libros también se caracterizan por la singularidad temática. Destaca además su producción poética que él mismo ha declamado en sus exposiciones o múltiples sesiones jam del ambiente cultural madrileño.

Las prolíficas actividades profesionales están referenciadas profusamente en internet,así como sus artículos socio políticos punteramente posicionados en los buscadores de la red, sumando a su trayectoria como autor una labor pública y multitudinaria contra la injusticia social en España.

Columnista socio político en El Imparcial.es de Luis María Anson-en portada-tribuna- desde Marzo de 2014.

Obra publicada

Obra Internacional-mundial.

2012- Novela- La pequeña puerta del Cielo. Editorial Pelícano. Miami (USA).
2012- Novela documental- La oculta demencia policial. Edición Internacional de La afilada navaja de Ockham. Shared Pen Edition. Illinois (USA).
2014- Presto Magia. Shared Pen. (EEUU).
2014-Pensamiento ordenado sobre un mundo caótico. 600 páginas de pensamiento socio-político.Shared Pen. (EEUU).
2015-Columnas sociopolíticas 2014. El Imparcial de D. Luis María Anson.. Compilación de las columnas publicadas en El Imparcial-Portada-Tribuna- durante el 2014. Shared Pen (EEUU).
2016- Retro España siglo XXI y el mundo perdido. Ensayo socio político. Shared Pen Editions. (EEUU).

Obras publicadas en España

2010- Narrativa: La afilada navaja de Ockham I. Contra el abuso policial en defensa de los derechos del ciudadano de bien. Editorial Lampedusa.
2010- Ensayo: La afilada navaja de Ockham II. Usar el sentido común ante la evidencia criminal. Editorial Círculo Rojo.
2011- Poesía: Cuerpos rotos, almas muertas. Lapicero Ediciones.
2011- Prosa poética: Mar de ausencias y encuentros. PR Ediciones.
2013. Novela-La pequeña puerta del Cielo. Edición en España. Entrelíneas Editores.
2014-Novela documental-#CasoKikoGómez. Verdades y mentiras. PR Ediciones.

Antologías

2011- Antología poética: Uni… versos para Somalia. Iniciativa altruista de Médicos sin Fronteras. Editorial Quadrivium.
2011- Antología Poética: Antología. PR Ediciones.

Ferias del Libro de Madrid y Barcelona. Años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015.

Ignacio Fernández Candela es miembro del Consejo Editorial de la revista de artes, ciencias y humanidades Las nueve musas y Jefe de la sección Opinión

Añadir comentario

Secciones

lamejordemisvidas
kedma
de-leones-a-hombres
un-mundo-en-una-caja
pequeñas-sediciones
seÑales
cuentos-de-buenas-noches
Boletín semanal
el-arte-de-la-composición

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.