Las nueve musas
Portada » Ocio cultural » Viajar » Khamlia, el pueblo libre. Visitando el desierto de Marruecos

Khamlia, el pueblo libre. Visitando el desierto de Marruecos

Los turistas llegan procedentes de cualquier lugar hasta Merzouga, la puerta de entrada del desierto.

El desierto de Erg Chebbi y sus dunas reciben todos los años miles de visitantes, ávidos por perderse entre su arena infinita a bordo de los 4X4, subirse a un dromedario para ver la puesta de sol en la soledad del Sáhara, o dormir en haimas en el desierto.

Merzouga, MarruecosExiste no obstante otra realidad cercana que pasa para muchos desapercibida, llamada Khamlia, el pueblo de los negros.

Khamlia no parece decir nada cuando llegamos hasta su calle principal: sus casas hechas de adobe se confunden con el color de la arena del paisaje; la mezquita que domina el poblado nos parece muy alta, si la comparamos con el resto de casas de una sola planta. Las calles a la hora de nuestra llegada están vacías, pero aquí habitan los gnawis, los descendientes de los descendientes de los esclavos negros del África Subsahariana.

Khamlia

Los pobladores que habitan en Khamlia llegaron desde muchos países del sur; Ghana, Senegal, Mauritania, son algunos de sus orígenes. Hubo una época en la que fueron esclavos de los bereberes, pero los tiempos cambiaron, la esclavitud quedó abolida, pero se crearon fronteras que dificultaban el retorno a los poblados de origen. Por otro lado, el fuerte sentimiento de fraternidad que nació en estas tierras hizo que el deseo de volver desapareciera, y muchos se quedaron de buen grado para formar parte de este pueblo que ahora, incluye también a bereberes e incluso a gnawis árabes.

Los gnawi forman parte de la cultura marroquí por haber traído con sus tambores la música g’naui. gnawi es el nombre que recibe el trance mediante el que se sanaban a los enfermos en el pasado, acompañado de la música. Paralelamente a esta práctica nació la música gnawi. Este tipo de música es autóctona, no sigue reglas o pautas, no está estandarizada. Muchos la denominan también el lamento del esclavo. La música gnawi se toca con los gwembri o laud, las qraqb o castañuelas, y los tbel o tambores. Los músicos van realizando las combinaciones que consideran apropiadas, y los sonidos y bailes salen esporádicamente.

Los visitantes llenan la casa de la música, el único atractivo turístico para muchos. Aquí llegan los extranjeros a escuchar un concierto improvisado donde se canta y baila con los organizadores, sin saber muy bien qué estamos cantando o qué se interpreta. Aunque no importa mucho, el ambiente es tan positivo que todos se unen y forman parte del baile. Solamente un té nos interrumpe nuestros cánticos improvisados, para volver a acercarnos a los músicos gnawis. Finalmente, nos ofrecen su cd, a día de hoy los únicos ingresos de estos músicos y artistas independientes. No reciben ninguna subvención y solamente se mantienen con las propinas recibidas o las ventas de su arte.

KhamliaEn el mes de agosto los músicos gnawis celebran el festival de Khamlia.  El festival intenta reunir a músicos gnawis de todas partes del país, pero lo más importante, intenta reunir su cultura para que sus raíces no queden en el olvido. Durante unos días, los sonidos gnawis romperán el silencio de la tranquila Khamlia, y los visitantes inundarán sus calles. Así, el pueblo que parecía no tener nada que ofrecernos a nuestra llegada tiene la fuerza de reunir a toda una tribu año tras año.

Rosabel Serrano Llopis

Rosabel Serrano Llopis

Valenciana de nacimiento, el trabajo y el destino me han llevado a vivir a una de las zonas más bonitas y desconocidas de España, la Alcarria de Guadalajara, desde donde gestiono la agencia de viajes online Travel with Rose.

Mi vida parecía bastante bien encaminada en un principio; estudiante del área sanitaria continué mis estudios hasta terminar la licenciatura de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Valencia.

Un viaje por Laos y Tailandia cambió mi vida en el 2003, cuando me di cuenta de que mi pasión era moverme por el mundo y conocer nuevas culturas. A partir de ese momento, la palabra viaje tomó prioridad en las prioridades de mi vida, y pasé de ser una Product Manager en una multinacional, que terminaba en sus ratos libres su licenciatura en ADE; a ser una viajera que ahorraba todo lo que podía para perderse en su tiempo libre por destinos cada vez más lejanos.

Con el tiempo volé a Cambridge en Reino Unido, donde cursé un MBA en la universidad Anglia Ruskin University que me ayudaría mucho en el apartado profesional durante los últimos años, y me daría una visión diferente de lo que significa convivir con otras culturas en el mundo empresarial, y me ayudaría mucho para comprender a los demás.

Los siguientes años he ido compaginando mi experiencia profesional, que me ha llevado incluso a trabajar en Reino Unido, y también en Shanghai, China, como directora de marketing. Mi trabajo estos años, ha sido como directora territorial en una multinacional norteamericana, donde he tenido la suerte de conocer mucha gente, interactuar con muchas y diferentes culturas, y por supuesto, viajar.

A principios de este año, me decidí a dar el cambio y enfocarme en aquello que realmente quería hacer: organizar viajes diferentes que proporcionasen experiencias nuevas a aquellas personas que se animasen a viajar conmigo.

Mi foco han sido los viajes organizados para mujeres solas, que quieren viajar, pero no coinciden con sus amistades.

Además, también organizamos viajes personalizados, para aquellas parejas que buscan viajar sin complicarse la vida organizándolo todo, o para grupos de amigos que quieren un viaje para ellos.

Cuando el trabajo me lo permite, me dedico a escribir sobre mis viajes y la experiencia que viajar proporciona, con el fin de ayudar a todos aquellos que buscan información a través de internet para organizar sus viajes de modo independiente.

Agregar comentario

lamejordemisvidas
Las nueve musas solidarios

Artes

Ciencias

Viajar en Semana Santa

Humanidades

Boletín semanal

Ocio cultural

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Rosabel Serrano Llopis

Rosabel Serrano Llopis
Todo son ventajas

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.