Las nueve musas
Jugada maestra de Rajoy contra la república catalanista
Portada » Opinión » Jugada maestra de Rajoy contra la república catalanista

Jugada maestra de Rajoy contra la república catalanista

  Si bien el Gobierno de Mariano Rajoy debe mucho al pueblo, manifestada en las calles la mayoría silenciosa que con la masiva concentración de hoy ha consolidado su liderazgo soberano frente a la minoría coercitiva, el Pueblo español va camino de estar agradecido por la templanza y firmeza con que se está actuando en la crisis.

  Es seguro que en algún momento de esta carrera frenética hacia ninguna parte —la república proclamada es un espejismo que pronto se desintegrará ante el inmenso desierto legal en que ha aparecido— el Gobierno podía haber refrenado las codicias catalanistas en vez de alimentarlas con fondos aparentemente ilimitados para contentar a los ya golpistas, cuando entonces amenazaban con lo que ha sucedido creando una crisis institucional sin precedentes en nuestra democracia constitucionalista. Se podía haber evitado ese despilfarro del erario público español y la convivencia. Pero una vez acaecido el golpe contra la democracia había que actuar y el Gobierno ha tomado una estrategia que pretende dejar en evidencia a los insurrectos y obligarlos a admitir el fracaso de sus tesis e intenciones. Un golpe de KO sin apenas tocar al adversario.

  Mariano Rajoy no ha afrontado el envite con un imperativo gubernamental que arrasara el indignante posicionamiento sedicioso del Parlament —otra cuestión será el imperativo de la Ley cuando los jueces actúen por los cauces legales que juzga por igual, en teoría, a los ciudadanos—, sino que ha aprovechado la descabellada inercia de los insurrectos para ponerlos en la tesitura de demostrar el carácter democrático; ese del que hacen gala demagógica para imponer una república.

  De cara al 21 de diciembre son libres para presentar candidaturas a elecciones autonómicas. Se vería con agrado que así lo hiciesen según Méndez de Vigo. No existe modo más amable y astuto de invitar a un enemigo a su propio debilitamiento y segura destrucción. Porque con la inmensa representación de los españoles-catalanes en las calles de Barcelona, los desafiantes se ven en la disyuntiva de seguir retando al Estado de Derecho de una España que ante el mundo ha quedado demostrado que no es opresiva —en cuyo caso evidenciaran el carácter totalitario del Govern— o aceptan presentarse a las elecciones lo que significaría la aceptación de una derrota pasando por el aro de la democracia española. Una disyuntiva en todo caso demoledora para los intereses separatistas, porque de seguir porfiando en rebeldía tendrían que afrontar las consecuencias de la acción delictiva que suma numerosos quebrantos penados con décadas de cárcel.  Pero tampoco pinta bien para los revoltosos que solo podrán presentarse a elecciones si los jueces no los han encarcelado. Un jaque mate en toda regla, porque no sería un Estado represivo quienes enjuiciaran a los delincuentes, sino los tribunales por el correcto y normal funcionamiento de la maquinaria jurídica.

  En resumidas cuentas, hagan lo que hagan los culpables de esta reyerta institucional tienen todas las de perder y serán castigados con sordina, acallados los argumentos de una resistencia victimista que ha pretendido engañar al mundo entero y con las fuentes de financiación cerradas en una Cataluña que terminará aborreciendo a los responsables de esta deriva desintegradora.

  La consigna es aislar moralmente al enemigo y restarle argumentos teniendo como testigo al mundo entero que observa atentamente lo que sucede en Cataluña. Si pierden la razón en el engaño no hay más motivos para mentir cuando la verdad es evidente. Ni victimismo ni opresión, solo democracia y el reto electoral siempre y cuando no hayan sido encarcelados. Maestría en la jugada, con mucha más lindeza que el uso de la fuerza cuando todavía las espadas están en alto.

   Al mismo tiempo que la secesión sucumbe, la España legal ha despertado y marca un punto de inflexión que acaba con una lacra y encauza una renovada etapa donde probablemente se esté demostrando una madurez democrática ejemplar y que pasará a la Historia de España como un triunfo universal de la Libertad.

  Una jugada maestra es aprovechar la debilidad del enemigo para obligarlo a la rendición antes de que entable batalla. Porque lo sucedido el viernes 26 de octubre, a pesar de la gravedad de las actitudes sublevadas que no han ignorado la posibilidad de la confrontación civil en Cataluña, ha sido un escarceo comparado con el golpe demoledor de Rajoy anunciando la aplicación del artículo 155, acompañado con la convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre. Un movimiento cortoplacista que ha dado jaque a la Generalidad que ni siendo de inmediato perseguida por el delito de sedición o rebelión, habrá que ver con el de la usurpación de funciones, sigue libre aunque sea unos días para que ahonde la crisis en sí misma y evidencie la derrota pese al triunfalismo teatral. Porque la celebración de la victoria al proclamar una república inviable a corto plazo y la propia estrategia de la independencia han sido usadas por el Gobierno para solventar una crisis institucional con mucho disimulo y no menos firmeza. Sutil y contundente a la vez.

  Electoralmente sabremos cuál ha sido el coste de la ambigüedad para cuantos se alinearon con los perdedores de este embate que pretendieron sacar ganancia a río revuelto. Pero se ha mostrado que en este conflicto las ideologías se han unificado en consenso contra los que han manifestado estar a favor de la desintegración de España. Primero en Cataluña llegará el orden que arrase con el problema catalanista, luego en las Generales se juzgará a cada cual por sus errores y aciertos.

Decía Napoleon Hill que toda adversidad lleva consigo la semilla de un mayor beneficio. Así se vislumbra que el mal separatista se ha recrudecido hasta el estallido, para que todo vuelva a una normalidad institucional que requería de una crisis tomada como oportunidad para restablecer un orden corrompido durante décadas.

Aunque la partida no ha terminado, se avista un jaque mate inminente con el independentismo públicamente expuesto a la frustración de sus contradicciones. Como reaccionen cuando pierdan depende de ellos. Lo seguro es que perderán de un modo u otro.  Ganamos toda España.

La hipertrofia

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Francisco José Fernández Candela (Madrid, diciembre 1963), también conocido en buscadores como Ignacio F. Candela, es novelista, ensayista, poeta, columnista socio político, crítico literario, orador y pintor artístico con más de treinta exposiciones individuales en su haber artístico.

Estudió Ciencias Políticas y Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad San Pablo CEU de Madrid, respectivamente. Ha escrito miles de artículos con influyente aceptación pública.

Su obra pictórica no pasa inadvertida por la gran originalidad de sus trazos y la singular concepción del Arte que aporta con una creatividad juzgada por los críticos como inimitable y sorprendente. Asimismo, sus libros también se caracterizan por la singularidad temática. Destaca además su producción poética que él mismo ha declamado en sus exposiciones o múltiples sesiones jam del ambiente cultural madrileño.

Las prolíficas actividades profesionales están referenciadas profusamente en internet,así como sus artículos socio políticos punteramente posicionados en los buscadores de la red, sumando a su trayectoria como autor una labor pública y multitudinaria contra la injusticia social en España.

Columnista socio político en El Imparcial.es de Luis María Anson-en portada-tribuna- desde Marzo de 2014.

Obra publicada

Obra Internacional-mundial.

2012- Novela- La pequeña puerta del Cielo. Editorial Pelícano. Miami (USA).
2012- Novela documental- La oculta demencia policial. Edición Internacional de La afilada navaja de Ockham. Shared Pen Edition. Illinois (USA).
2014- Presto Magia. Shared Pen. (EEUU).
2014-Pensamiento ordenado sobre un mundo caótico. 600 páginas de pensamiento socio-político.Shared Pen. (EEUU).
2015-Columnas sociopolíticas 2014. El Imparcial de D. Luis María Anson.. Compilación de las columnas publicadas en El Imparcial-Portada-Tribuna- durante el 2014. Shared Pen (EEUU).
2016- Retro España siglo XXI y el mundo perdido. Ensayo socio político. Shared Pen Editions. (EEUU).

Obras publicadas en España

2010- Narrativa: La afilada navaja de Ockham I. Contra el abuso policial en defensa de los derechos del ciudadano de bien. Editorial Lampedusa.
2010- Ensayo: La afilada navaja de Ockham II. Usar el sentido común ante la evidencia criminal. Editorial Círculo Rojo.
2011- Poesía: Cuerpos rotos, almas muertas. Lapicero Ediciones.
2011- Prosa poética: Mar de ausencias y encuentros. PR Ediciones.
2013. Novela-La pequeña puerta del Cielo. Edición en España. Entrelíneas Editores.
2014-Novela documental-#CasoKikoGómez. Verdades y mentiras. PR Ediciones.

Antologías

2011- Antología poética: Uni… versos para Somalia. Iniciativa altruista de Médicos sin Fronteras. Editorial Quadrivium.
2011- Antología Poética: Antología. PR Ediciones.

Ferias del Libro de Madrid y Barcelona. Años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015.

Agregar comentario

lamejordemisvidas
II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
Travel with Rose
Boletín semanal

Promocionamos tu libro

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.