Las nueve musas
Portada » Ciencias » Introducción al estudio de la hipnosis

Introducción al estudio de la hipnosis

FUNDAMENTOS DE HIPNOSIS II

Ciudad de La Habana. Año 1990. Hospital de Emergencias. Un paciente afectado de hernia bilateral inguinal es trasladado al quirófano encontrándose bajo estado hipnótico. Lo acompaña un psicólogo y un fisiólogo, pertenecientes ambos al servicio clínico-asistencial del dolor. El paciente se encuentra en nivel hipnótico profundo, después de haberse llevado a cabo la preparación previa para lograr ese estado. En el quirófano, el psicólogo continúa la inducción de hipnosis mientras el grupo de cirugía comienza la intervención. No se aplica como anestésico más que dicha técnica y acupuntura.

Culminada la intervención de la hernia izquierda, y disponiéndose la sutura, el paciente emite leves quejidos, por lo que se inyecta Lidocaína en la zona intervenida y se trata de profundizar el estado hipnótico. Lográndose los objetivos se culmina la sutura y se realiza la misma operación en el lado derecho sin dificultades. Se finaliza exitosamente, teniendo posteriormente el paciente una pronta recuperación.

(El autor de este artículo formaba parte del equipo de observadores)

El estado hipnótico y la técnica de su inducción fueron reconocidas dentro de los marcos de la sesión conjunta de la Academia de Ciencias y la Academia de Ciencias Médicas de la antigua Unión Soviética en el año 1950. En 1955 lo fue por la Asociación Médica Británica. En 1958 la Asociación Médica Americana. En 1961 por la Asociación Psiquiátrica Americana.

Su condición instrumental para la terapéutica en diferentes afecciones de la salud la han convertido en objeto de estudio y renglón docente. Constituye un capítulo usual en tratados de psicoterapia, psiquiatría y psicología clínica. Sus efectos se evidencian en intervenciones quirúrgicas sin más anestesia que la producida por este estado, reducción de trastornos relacionados al estrés y modificación de conducta, entre otros.

La psique humana es la expresión subjetiva, inmaterial y esencialmente consciente, del funcionamiento cerebral. Tiene lugar sobre la base del funcionamiento integral del cerebro, por lo cual la psique equivalentemente posee condición sistémica en sí misma. Sin embargo, a pesar de su carácter integral puede disociarse internamente durante su interacción con la realidad exterior e interior.

Una forma de disociación surge de la concentración intensa de la atención, lo cual puede generar una secuencia dimensional de estados especiales de consciencia, comenzando desde una simple distensión emocional y muscular hasta estado hipnótico profundo. Es esta secuencia dimensional, de estados neuropsíquicos especiales, quien posibilita el proceso de sugestión.

Sugestión es el funcionamiento arcaico de la psique, donde la información es recibida, integrada y elaborada una respuesta, bajo reducido proceso analítico-sintético de la corteza cerebral, o sea disminuida evaluación crítica de la información recibida. Estableciendo un símil, sugestión es como quien entra subrepticiamente en casa ajena a través de una ventana, empieza a vivir en ella, toma decisiones, y ejecuta, sin que nadie en la familia se percate.

La disociación que desencadena esta secuencia de estados en la psique, constituye el marco, donde funciona el proceso de sugestión. Esta última puede tener lugar desde vigilia, despierto, poseyendo carácter parcial, hasta alcanzar su amplificación y generalización dentro del estado hipnótico.

Para su estudio, esta dimensión de estados especiales de consciencia puede organizarse según el grado de intensidad de la disociación, de lo cual resulta en tres momentos esenciales, relajación psico-muscular, estado hipnoide, y finalmente nivel de hipnosis.

Dicha dimensión de estados posee origen endógeno, intra-psíquico, es decir, aunque es propiciada por diferentes influencias, su aparición depende de la intención y aceptación del mismo individuo. Dentro de ello, cada estadio se halla interconectado, de manera que uno genera otro, siguiendo un cauce psíquico y cerebral no totalmente esclarecido aún. Tiene cada estadio características propias, y es difícil determinar cuándo termina uno y empieza otro.

Aunque constituyen secuencia única e integral, no transitan siguiendo un orden estricto. Desde la relajación el individuo puede deslizarse hasta hipnosis profunda, aún sin completo conocimiento de lo que sucede en su psique. Puede caer en estado hipnoide directamente sin percatarse de ello. O llegar a la relajación después de severa contracción muscular a causa de la fatiga laboral o de severa tensión. Puede iniciar a partir de uno u otro nivel siempre que existan condiciones propicias, o enfocarse la técnica de inducción en uno u otro componente de la mente humana.

Edmund JacobsonDiferentes prácticas humanas inciden por sí mismas sobre componentes específicos de la psique. La meditación Zen o la Maharishi enfocan la atención hacia un objeto inerte. La visualización enfoca la imaginación hacia la representación de una imagen compleja, formada intencionalmente, y con efecto sugestivo. La técnica de relajación de Edmund Jacobson, de Chicago, actúa a través de la distensión de la musculatura estriada, sedando emocionalmente por medio de cambios bioquímicos y fisiológicos. Estableciendo un símil, es algo similar al Metro o Subway, se puede ingresar por diferentes entradas, pero siempre se llega a un canal único e interconectado en diferentes ramificaciones.

En el Oriente el Yoga y el Budismo son prácticas utilizadas desde la antigüedad que se han mantenido más o menos inalterables como típicos productos de su cultura. Sin embargo en Occidente esta evolución ha estado plagada de escollos, dramatismo, e incluso episodios trágicos a través de la historia; desde templos griegos de Asclepio, demonología, exorcismos y quema de brujas en el medioevo, y la magnetización desde el Renacimiento, hasta enfoques objetivos actuales.

De acuerdo a su profundidad, técnicas aplicadas y contextos culturales, estos han sido llamados de diferente forma, interpretados de manera distinta y utilizados con diversos fines. Entre ellos los estados Alpha, Nirvana, hipnótico, trance, meditación, estado basal, estado trascendental, estados especiales de conciencia y otros.

La secuencia relajación-hipnosis es el resultado único de todas estas diversas prácticas, lográndose en el transcurso del tiempo y desarrollo científico su estudio, control y aplicación certera. Su enfoque por la ciencia actual es culminación del proceso de maduración iniciado en lejanas interpretaciones, tanto Oriente como Occidente. Aunque sus orígenes se enmarcan en lo místico–religioso, en la actualidad se conoce, en significativa medida, su dinámica interna.

Siempre la relajación-hipnosis, aun cuando no gozaba de una concepción científica, ha sido perseguida por el hombre en aras de satisfacer sus necesidades, suprimir las agresiones, y obtener bienestar. En esa búsqueda, y en ocasiones con importante desconocimiento de lo que sucede en su mundo interior, los seres humanos han llegado a elaborar estas prácticas de acuerdo al contexto cultural específico en que se encuentran, pero todas confluyen sobre la misma dimensión. El conocimiento sobre la aplicación de estas técnicas se transmite de generación en generación, adoptando matices diversos según el origen, la situación, y las concepciones que tratan de explicarlos, así como también se ha aprendido a provocarlos.

Equivocadamente se considera que las técnicas para sedar emocionalmente, como relajación, meditación, visualización, hipnosis y otras, constituyen el medio exclusivo para reducir el estrés. Pero esto es un error. Si bien han sido creadas con el fin de suprimir los efectos de dicha condición, no son ellas las principales para ese propósito. Aunque estas aportan estabilidad y serenidad, lo que principalmente imprime invulnerabilidad emocional y facilita la reducción del estrés es la capacidad mental por medio del pensamiento para brindar respuesta razonada a las causas de dicho estado.

Por mucho que la persona “se introduzca dentro de sí misma”, logre una inusual paz interior, y sienta el placer, satisfacción y bienestar que todas las fases de relajación-hipnosis producen, los problemas y sus causas no van a desaparecer. Ellos permanecen subyacentes en la mente y desde allí continúan su labor destructiva sin que la persona tenga plena conciencia de lo ocurrido. Además, el hábito de refugiarse en estas técnicas como forma exclusiva de enfrentar la realidad, no contribuye tampoco a su crecimiento como ente social porque no le permite entrenarse en sortear, eliminar y prevenir las dificultades.

El hombre está obligado a una adaptación activa, transformadora de las condiciones existentes, en sustitución a la adaptación pasiva del animal. Se encuentra obligado a asumir una conducta modificadora debido a que su psique consciente, la riqueza de vida social y el cúmulo de sus demandas, le imponen reflexión y ejecución de soluciones, o sucumbe. Por ello, si bien al animal le basta la relajación para suprimir los efectos de la emoción extrema y lograr la restauración física, al hombre no. Este requiere de la lucha racional contra las agresiones y vicisitudes que le provocan desequilibrio individual.

Introducción al estudio de la hipnosis
Valora este artículo

José Ramón Ponce

José Ramón Ponce

Doctor en Psicoanálisis, Universidad de Psicoanálisis Humanístico, Brasil.

Master en Psicología de la Salud, por la Walden University, Minnesota.

Licenciado en Psicología, certificado Josef Silny & Associates, Inc. Licencia de Hipnoterapia, USA.

Investigador Agregado por la Academia de ciencias de Cuba.

Fue miembro de la Sociedad de Neurociencias de Cuba, Sociedad de Psicología de la salud de Cuba, Grupo Nacional de Termalismo. Fundador y creador de la Sociedad Cubana de Hipnosis, en la Academia de Ciencias de Cuba. Miembro de la Sociedad Venezolana de Hipertensión arterial. Participante de eventos científicos nacionales e internacionales. Le han realizado numerosos reportajes de prensa por su trabajo.

Libros publicados:

Dialéctica de las actitudes en la Personalidad
El Sistema Psíquico del Hombre
Estrés emocional y su afrontamiento
Como estudiar mejor y sin estrés
Conversando con adolescentes
Un Hombre ante sí mismo
Hipnosis y relajación emocional.
Folletos en apoyo a la docencia.​

promocionamos tu libro

Agregar comentario

II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
servidores wordpress
Travel with Rose
Boletín semanal
Non Plus Ultra

Promocionamos tu libro

José Ramón Ponce

José Ramón Ponce
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.