Las nueve musas
Badosa
Portada » Una visión de la poesía de Enrique Badosa (I)

Una visión de la poesía de Enrique Badosa (I)

Yo no escribo el poema,

el poema me escribe.

Epigramas de la Gaya Ciencia III – XL. Enrique Badosa

 

Enrique Badosa nació en Barcelona en 1927 y ha desarrollado su actividad literaria en los campos de la poesía, el ensayo, la crítica, la traducción poética y la dirección editorial.

En este artículo, y en otro posterior, nos referiremos a su amplia obra poética que comprende tres registros básicos: poesía lírica, de viajes y satírico-epigramática.

Enrique BadosaEstos tres aspectos de su producción tienen el común denominador del humanismo y en todos ellos siempre ha manifestado una total independencia respecto de escuelas, tanto por lo formal como por lo conceptual. Además, destaca por la traducción al castellano de textos clave de la literatura en lenguas latina y catalana, que no trataré en este artículo para centrarme en su producción propia.

Badosa es el último representante vivo entre los poetas de Barcelona que comenzaron a publicar en los años 50 del siglo pasado, aportando una voz distinta e inconfundible al selecto grupo de poetas de su generación, y en sus lúcidos 90 años nos sigue demostrando su elevada calidad humana y literaria. Muchos le hemos pedido unas memorias que serían un reflejo de la vida literaria de este país en los últimos 70 años, pero él siempre ha sido contrario a ello y suele contestar “Yo no tengo biografía”, e indica que lo que ha querido contar ya está reflejado en su obra poética y literaria, y que para él “la poesía no es sólo un modo de comunicación sino también de conocimiento”.

 Otra de sus frases, que comparto plenamente, es que “sin ritmo no hay poema” y en la poesía de Enrique hay ritmo, claridad y profundidad, que son para mí las tres principales características de su obra poética.

Como resumen, en su poesía lírica destacan títulos como Baladas para la paz, Historias en Venecia, Marco Aurelio 14, y Ya cada día es más de noche. En su registro más cívico, que suele desarrollar en clave satírica, cito Dad este escrito a las llamas, Epigramas confidenciales, Epigramas de la Gaya Ciencia, y los magníficos sonetos epitafios del Parnaso funerario. Respecto a su observación viajera destaco Mapa de Grecia, uno de sus mejores poemarios, y también Cuadernos de Barlovento y Relación verdadera de un viaje americano. No obstante, una clasificación rígida siempre es distorsionadora, porque su obra tiene también una unidad creativa en la que los registros más líricos pueden aparecer en un contexto epigramático, o los viajeros referirse a una geografía espiritual, como en los poemas en prosa de su Cuaderno de las Ínsulas Extrañas.

 En conjunto una obra poética muy amplia y de gran calidad, que por fin se publicó completa en 2010: Trivium Poesía 1956-2010. Más de 1100 páginas, que incluyen 17 libros de poemas. Voy a ir repasando cronológicamente estos poemarios. El primero fue:

 

MÁS ALLÁ DEL VIENTO (1956)   (1949-55)

Publicado en la mítica Adonais, esta primera entrega recoge su obra entre 1949 y 1955 (de los 22 a los 28 años) pero no es una obra de tono juvenil sino bien asentada en las estructuras clásicas, donde la soledad, la tristeza y la muerte dominan un horizonte humano en el que también se vislumbra la esperanza y la trascendencia. De este poemario dice Antonio Tello: que pone de manifiesto una singular sensibilidad para revelar el latido humano en la naturaleza y demás cosas del mundo, y ese sentimiento de desconcierto existencial que busca sostén en una religiosidad diáfana en la que se oyen ecos de la tradición mística española del siglo XVI. La primera edición fue prologada por J.V. Foix, poeta al que Badosa traduciría y antologaría en 1963 y 1969, como ya había hecho antes con Claudel y Espriu.  Este es un soneto de ese libro:

EN MEMORIA

Qué caminos te tienen escondido?
Un roce te apartó de nuestro lado,
y dejaste de andar por un cansado
viento de puertas rotas al olvido.

Hacia un buscarte a ti tan sólo has ido.
Te inicias en tu muerte. Te has llamado
fuera de este lugar acostumbrado.
Te alejas de vivir. Te has conseguido.

Qué pronto te apartaba el pensamiento
de nuestra soledad tan acallada.
Pero queda el silencio que te nombra.

Ya recorres, veraz, extraño, lento,
tu plenitud sabida y encontrada,
donde vive en tu luz tu misma sombra.

 

TIEMPO DE ESPERAR, TIEMPO DE ESPERANZA (1959)   (1954-56)

Introducido por un texto de Carlos Barral, en este poemario se destaca el intimismo testimonial y existencial ante un tiempo de dolor, frente al que el poeta levanta su esperanza como refugio ante la soledad y el vacío de la humanidad. Los títulos de las partes del poemario son muy significativos: “Último silencio”, “Canto de las 5 estaciones”, “Testigo de la soledad” y “Palabras para esperar el tiempo de la esperanza”.

Un poema de “Último silencio”:

¡TIEMPO DE ESPERANZA! VAN CONTIGO…

¡Tiempo de la esperanza! Van contigo

los que encontraron súbitas palabras

donde dejar su voz para la vida,

y cuantos mantuvieron

tu acontecer de lumbre cotidiana.

Van contigo también los que arraigaban

en el fuego la libertad de amarte.

Tiempo de la esperanza. ¿Quién te vive,

que se me pone cerca en el recuerdo,

y que junto a mis pasos está siempre,

y más allá de ahora?

Se halla absorto en mirarme

y tenerme las manos apretadas

en la piedra tenaz de la tristeza.

Quién nos liberaría de buscarte.

Quién diría ”¡Ahora!” para siempre,

tiempo de la esperanza.

 

BALADAS PARA LA PAZ (1963)   (1956-61)

Aunque Enrique Badosa no forme parte de la corriente conocida como poesía social, sí que manifiesta una preocupación cívica y un trasfondo religioso en su poesía. La de este libro es una poesía testimonial con defensa de la verdad frente a la mentira, de la libertad frente a la opresión y de la solidaridad frente a la soledad. Versos que un crítico, Guido Castillo, definió como “limpios, valientes e inequívocos” como este extracto de su “Balada de paz de los poetas”: Pues debemos decir lo que sucede / lo que al abrir los ojos contemplamos, / lo que al cerrarlos vemos. Hoy hablamos / por quien quisiera hablar, por quien no puede.

Este es el poema que abre el libro

EN LA PLAZA MAYOR DE NUESTROS DÍAS

En la Plaza Mayor de nuestros días

donde la  iniquidad se ha decretado,

hay quien trabaja, libre y humillado,

en dar razón a la verdad. Podrías

acercarte a nosotros, y hallarías

tu parte de dolor en que nos vemos.

Si no quieres oír, camina y pasa.

No rechaces la paz que pretendemos,

olvida lo que ves y lo que hacemos,

y cierra bien la puerta de tu casa.

 

ARTE POÉTICA  (1968)   (1965-66)

Este poemario tiene varias partes. Los 3 primeros poemas apuntan la que ha de ser una de sus líneas de escritura futura, la poesía de viajes en “Tres horas francesas” y también en el posterior Canto de una andadura a Compostela. Luego el poemario contiene poemas amorosos de encuentros y desencuentros, reflexiones morales, un primer esbozo de su poesía satírica (Sabios doctrinos de la gaya ciencia), hasta llegar a la soledad: “Lo mío es soledad y no me quejo” presidida por la esperanza de Dios y el deseo de solidaridad.

El principal trasfondo de la segunda parte de poemario es religioso, (su nombre es “Salmo XII”, y el segundo poema comienza así: Este pueblo, Señor, no te conoce. / Pone en sus ojos sal para no verte / y olvida Tu palabra en la tristeza, / se acostumbra al dolor y sólo tiene / silencio entre la voz ensangrentada…

De la primera parte del libro:

AIRE DE RUISEÑOR Y MARIPOSA

 Aire de ruiseñor y mariposa,
por tus cabellos.
Bajo nuestras espaldas,
el prado tierno.

No hay nadie, si no es el aire
y el amor que nos tenemos…

Tu anhelo ya reclinado
junto a mi anhelo,
el aire, el ruiseñor, la mariposa
en ti poseo.

Bajo tu espalda,
el prado tierno.

 

EN ROMAN PALADINO  (1970)   (1967)

Un libro breve de lenguaje directo. Aquí anticipa otra de sus líneas futuras de creación, la poesía satírica y sarcástica con un lenguaje más coloquial, pero sin abandonar los ritmos clásicos e imperecederos de su poesía. Lejos de las modas impuestas, ya que recordemos que 1970 es el año de los novísimos de Castellet, Enrique nos ofrece una radiografía de un tiempo sin valores con tono de poesía cívica defendiendo la dignidad humana y la libertad de pensamiento.

 

LETANÍA DE FORMAS FORMAS Y SUBFORMAS DE GOBERNAR Y PRESIONAR AL MUNDO

Es la Aristocracia y la Plebecracia,
la Pauperocracia y la Plutocracia,
la Consumocracia y la Dedocracia.
¡Nunca, por desgracia, es la Democracia!
Es la Burocracia y la Burricracia,
la Futbolicracia y la Telecracia,
la Gerontocracia y la Efebocracia.
¡Nunca, por desgracia, es la Democracia!
Es la pertinacia de la gran falacia.
¡Y qué poca gracia tanta Minicracia
contra Democracia!

 

HISTORIAS DE VENECIA  (1971)  (1967-71)

Libro complejo y extenso de amplia temática que tiene 7 capítulos, “Contemplaciones”, que son partes de distintos tiempos. Presenta una ordenación de versos y una musicalidad renovadora, pero sin abandonar su sustrato clásico, la musicalidad y ritmo de dichos versos.

El libro transcurre de lo individual a lo solidario. De hombres, Dios y el amor en un tiempo presente a las anticipaciones de un tiempo oscuro que sin embargo se levantará hacia la paz, la verdad y la libertad. Frente a ello la Venecia intemporal de las contemplaciones que muestra su humanismo, belleza, libertad ante la banalidad e ignominia, que incluso destruye el lenguaje incorporando extranjerismos.

En el primer poema a hay unos versos programáticos: A estos espacios de ciudad surcada / por el mar, / vine para aprender / oficio de hombre libre entre hombres libres, / oficio de estar vivo entre los muertos.

 Y este es el poema con se inicia la segunda contemplación:

 ES HORA YA DE HABLAR. EN ESA PUERTA...

Es hora ya de hablar. En esa puerta
el día terminó. Ven y reposa
junto a la luz de nuestras noches blancas,
la luz de estar a solas.
Ya todo es amor y velaremos
en las palabras tenues,
pues de nuevo sucede que la noche
deja de ser oscura en nuestras horas.
Agua fresca en tu voz, yo que la bebo,
tú cercana, tan cierta,
dormir y despertarnos poco a poco
en palabras de amor madrugadoras.
La luz de cuanto hablamos, fue dejando
un horizonte azul en la pared…
¡El día una vez más, y ven conmigo
a dar un nombre nuevo a cada cosa!

  

DAD ESTE ESCRITO A LAS LLAMAS (1976)   (1971-73)

En este poemario de vena satírica coexisten la conciencia lingüística y moral. Con temas autobiográficos de juventud, alusiones a los cantautores y la necesidad de preservar la pura poesía de ese soporte musical. Un libro duro con rigor ético que va más allá de la ironía hasta desembocar en la denuncia que fustiga al “triunfador” (Hábil en recetas / de trapacería / sutil en sobornos / y docto en  propina / ¡Oh, cómo te aplaudes y te glorificas!), al “neo ricachón” (¡Oh señor de empresa! / ¿Callarás un rato? / ¡Sólo hablas de dólares, / sólo hablas de bancos” al “falso revolucionario” (Pides revoluciones / contra burgueses / desde las burguesías / que tú cometes), al “cantapoetas” (Ocultad bien los versos, que ya se acercan / quienes componen música flácida, histérica, / con que cantar a muerte a los poetas), al vacuo (ilusos de quinielas de catorce/ indecisos de libro y alfabeto) y a otros muchos tipos ilustres de la fauna y la flora que nos rodea.

Veamos alguno en la línea aguda de futuros epigramas

HOMBRE OBJETO

Piel de playa morena todo el año,

musculoso veloz descapotable,

intelectual del “rallie” y del motor,

teórico de Marx whisky en la mano,

exquisitez de siglos de justicia,

voz de nadie, peinado bullanguero,

indumentaria exacta de “play boy”,

nunca decepcionado de sí mismo,

viril de quita y pon según parece,

galán de buena casta y buena marca,

producto muy selecto, no muy raro,

que se puede tirar después de usar.

 

 

MAPA DE GRECIA (1979)   (1976-77)

Para mi gusto uno de sus mejores poemarios, lírico y evocador del mundo griego, pero no sólo el mítico e histórico, sino el del presente y de los testimonios del pasado aún vivos en mármol o cerámica. Cinco partes: “Península”, “Peloponeso”, “Cícladas”, “Creta” y “Levante” con 21 poemas cada uno, más prologo y epílogo, para recorrer y penetrar en la geografía física y humana de esa tierra que le robó el corazón. La Grecia cotidiana y la clásica en equilibrada conjunción. Los poemas van desde el apunte descriptivo a la expresión de emociones íntimas, pasando por la celebración de lo contemplado, la narración de incidencias y la crítica social. “¡Cómo la dibujabas en el mapa, / cuando eras niño y arquitecto de islas!” dice de Ítaca

Otra característica de este poemario frente a los anteriores es la renuncia casi absoluta a la rima y a la estrofa, pero no al ritmo. Los versos usuales son endecasílabos, alejandrinos o heptasílabos blancos.

En un gesto de respeto y de aprecio sin precedentes, las autoridades culturales griegas han esculpido en mármol su poema Salamina y lo han colocado en dicha isla en la que se desarrolló a célebre batalla contra los persas del 480 a.C. considerada una de las más importantes de la humanidad, ya que según muchos historiadores supuso una inflexión en las guerras Médicas que permitió la supervivencia de una cultura. Probablemente sin esa victoria ni tendríamos Partenón, ni la cultura griega habría sido la base de la nuestra. Dice Enrique en este poema:

Por esto ha sido escrito el Partenón

con la más bella tinta de la tierra.

Por esto se ha labrado el pensamiento

en la piedra más sabia y perdurable.

Por esto estás hablando en lengua libre.

 

Otro de los poemas del libro que Badosa escribió después de una experiencia personal en Creta

 

LA TEJEDORA MARÍA

Sólo porque te digo «Usted primero»,
al salir de tu casa, te conmueves.
«Egó? Egó?…» preguntas a milenios
en el sometimiento y la penumbra
de ser mujer, dar vida, vivir muerta.
Te vuelves fugazmente, con temor,
a todos los retratos de familia
y a su severidad admonitoria.
Pero al fin te decides,
en un salir de casa como nunca salieras.
En el umbral te asustas,
pues la negrura cae de tu ropa
y del pañuelo oscuro de mordaza
que apretaba tinieblas en tu rostro.
Y te encuentras vistiendo la alegría
de los colores más primaverales
que cuanto tejes van cubriendo Creta.
No habré llegado en vano a este lugar,
si por un solo instante has sido libre.
Te recordaré siempre yo también.

 

CUADERNOS DE BARLOVENTO (1986)   (1968-1985)

Badosa había escrito poemas de viajes antes de Mapa de Grecia, aunque se publicaron después. Este poemario recoge “Cuadernos de Cap Sa Sal” (1968) porque los viajes también pueden ser próximos, de “Lanzarote” (1973) escrito en versículos de prosa poética, de “Sicilia” (1980) una cierta continuación de Mapa de Grecia, de las “Ínsulas Extrañas” (1981) poemas en prosa irrealista), dos cuadernos americanos  “Teotihuacán” (1981-2) de Méjico, de “El Cuzco” (1983) de la zona Inca y finalmente de “Alta Mar” (1984-85) cuaderno introspectivo. Toda una demostración del espíritu viajero del poeta.

 

HABANERA (de Cuadernos de Alta Mar)

SI zarparas conmigo, llegarías
hasta la plenitud del horizonte,
donde comienzan todos los caminos
de la mar y del viento, de la mar.
A proa escucharías, tan galana,
cómo te alaba el canto del delfín,
decidirías vientos de alborozo,
islas de lejanía y de socaire,
o abrazarte conmigo en la alegría
del embate del agua y del azul.
Luego en tu camarote escogerías
el ropaje de brisa altamarina
con el que pronto iría a engalanarte
para mayor belleza de tu luz,
para más levedad de tu cintura,
para sentir tus ojos más en mí.

Y se alzaría en nuestro camarote
qué fragancia de estrellas protectoras,
no nos penetrarían los abismos
y nunca más la luz naufragaría,
amparados los dos en la certeza
de un viaje de velámenes profundos
para mejor llegar tú a mí, yo a ti.
Pero tú sólo vives tierra adentro,
y yo busco los mares por surcar.

 

Dejo aquí este primer artículo en el que he citado los nueve primeros poemarios de Enrique Badosa publicados entre 1956 y 1986. En el siguiente comentaré los ocho restantes que ha publicado entre 1989 y 2010.

Ricardo Fernández Esteban

Ricardo Fernández Esteban

Nacido en Barcelona en 1947.

Es Ingeniero Industrial, Master en Finanzas y Licenciado en Filología Hispánica.

Ha dedicado su vida profesional a las finanzas de empresa, ha ejercido la docencia en universidades y escuelas de negocios y ha participado en numerosas asociaciones profesionales. Dice de sus estudios que son más oxímoron que tríada, pero pueden ayudar a desvelar el porqué de su autodefinición “de formación ingeniero, de profesión financiero y de vocación poeta”.

Su afición por la literatura y la poesía es antigua, pero ha comenzado a publicar en este siglo. En poesía ha editado una trilogía de poemarios de viajes por las islas griegas Cuadernos de las islas griegas; un libro de rimas, Pensando en vosotras, en el que el narrador recorre las relaciones con las mujeres de su vida; un poemario digital sobre su relación con la pintura De museos por Madrid, en el que se pueden contemplar las obras en que se inspira; y una plaquette bilingüe (español-griego) Islario de Pasiones sobre los círculos viciosos y virtuosos del navegante de islas. Además, tiene publicado un libro de minirrelatos Cuentas de cuentos que buscan la complicidad y sorpresa del lector. Por otra parte, ha participado en numerosas Antologías poéticas y de relatos cortos.

Es miembro de la junta directiva de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Cataluña), y de la tertulia poética de El Laberinto de Ariadna.

Participa en numerosos recitales y es ferviente defensor de acercar la poesía y la literatura al público, con medios tradicionales o innovadores, para que recuperen la importancia que deberían tener en la sociedad actual.

Está especialmente interesado y organiza actos sobre el presente y futuro de la literatura digital y la necesidad de adaptación del autor a la misma. Desde el año 2000 mantiene un blog de poesía La palabra es mágica en el que divulga obra propia y de autores que le interesan y que ya ha alcanzado las 400 mil visitas.

Poesía

Cuadernos de las islas griegas, 2006.
Adendas del Dodecaneso, 2009.
De museos por Madrid, 2009.
Más islas, más adendas de Grecia, 2010.
Pensando en Vosotras, SIAL Ediciones, 2011.
Islario de Pasiones (plaquette bilingüe español – griego, traducida por Maira Furnari), 2015
La palabra es mágica, 2010-2016

Relatos cortos

Cuentas de Cuentos, Ònix editor, 2015 (edición en papel)
Cuentas de Cuentos, Bebookness, 2016 (edición digital)

Añadir comentario

Secciones

lamejordemisvidas
kedma
de-leones-a-hombres
un-mundo-en-una-caja
pequeñas-sediciones
seÑales
cuentos-de-buenas-noches
Boletín semanal
el-arte-de-la-composición

Promocionamos tu libro

promocionamos tu libro

Ricardo Fernández Esteban

Ricardo Fernández Esteban

Si necesita contactar con nosotros utilice nuestro formulario

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.