Las nueve musas
En el lago español
Portada » En el Lago Español

En el Lago Español

La verdadera y trágica historia de Gerónimo de Gálvez

Las legendarias andanzas del marino español Gerónimo Gálvez —de quien no se tiene, sin embargo, la menor referencia documental— enmarcan en esta obra un entretenido e ilustrativo paseo por el Ultramar español en las postrimerías del siglo XVII.

En el Lago español
comprar en amazon

Utilizando la trama de un breve cuento mexicano y a lo largo de las diversas etapas de un viaje sin retorno que llevará al mítico protagonista desde el puerto de Cartagena hasta el de Manila, el autor urde un denso tapiz policromado que nos permite comprender mejor las muchas luces, y también las muchas sombras, de la denostada colonización española.

En las páginas de En el Lago Español se entrecruzan, con una fluidez sencilla tan solo en apariencia, datos interesantes sobre la economía, los descubrimientos o la piratería con los de personas reales como don Lope de Saavedra y Barba, la sanguinaria Monja Alférez, la familia de Moctezuma, sor Juana Inés de la Cruz, “el Duende de Palacio”, los virreyes… todos ellos retratados con un verismo que permite adivinar largas horas de minuciosa investigación.

Y, al final, la venganza y la muerte se dan cita en el exótico escenario del océano que da título al libro.


El libro me apasionó. Me descubrió aspectos del pasado de mi patria que desconocía por completo, como es la temprana presencia y la intensa actividad de los españoles en el Lejano Oriente y en el océano que habían descubierto y bautizado, quizás no muy atinadamente, como “Pacífico”. Habían logrado por vez primera la globalización planetaria, conectando a Europa con América y Asia por el Oriente. Los trasplantes de especies y los intercambios de ideas y materias llevados a cabo por los españoles originaron, entre otras consecuencias, una revolución cultural y una revolución económica que impulsaron el progreso de la humanidad, y una revolución alimentaria que salvó del hambre a millones de personas. Nada de esto figuraba —cosa vergonzosa— en mis libros de bachillerato. No sabía que Felipe II había regalado al emperador de China caballos españoles y sedas de Valencia, ni que había sopesado la descabellada posibilidad de conquistar el Celeste Imperio. Nunca había oído la expresión Lago Español aplicada al Pacífico. De hecho, nunca me había fijado en el espacio enorme que ocupa dicho Lago en el globo terráqueo. Dolorosamente, nombres como Filipinas, Marianas, Carolinas…, que estuvieron cuatro siglos bajo soberanía española hasta, prácticamente, el siglo XX, han quedado relegados al trastero de la memoria española, pero ni tan siquiera asociamos con el país que las descubrió, dio el nombre o incorporó a la esfera global a otras numerosas islas y archipiélagos, como Nueva Guinea, Salomón, Espíritu Santo…e incluso Hawái o Australia, tal como están demostrando las investigaciones recientes. La hazaña de los navegantes, misioneros y colonizadores españoles y portugueses en los siglos XVI y XVII ha quedado velada por la posterior literatura brillante e ilustrada de los franceses, holandeses y británicos que siguieron la estela de los ibéricos y, de hecho, consiguieron desplazarlos. Y no sólo les desplazaron en la presencia física; también les arrumbaron en los títulos de crédito de la película de la historia. Basta echar una ojeada a la producción de Hollywood y a la literatura sobre románticos piratas extranjeros que depredan, muy merecidamente, a los brutales y esclavistas portugueses y a los fanáticos y sanguinarios españoles. Con la dosis de propaganda machacona y el tiempo suficientes, el estereotipo se habrá consolidado en los irlandeses, los indonesios, hindúes, argelinos, filipinos y demás pueblos que fueron descolonizados en nuestros días, en pleno siglo XX. Lo peor es que ese estereotipo ha sido interiorizado también por algunos compatriotas – no muy ilustrados, todo hay que decirlo – y ya va siendo hora de que se disipe por completo el lastre que nos ha dejado la odiosa, perdurable y eficacísima Leyenda Negra; por eso la contribución de Lytle Schurz es muy de agradecer. (del prólogo de la primera edición)

ficha del autor José Antonio Álvarez-Uría Rico

Las nueve musas ediciones

Las nueve musas ediciones

En Las nueve musas ediciones encontrarás ediciones propias y de terceros. Autores consagrados y noveles —a los que dedicaremos nuestro empeño en dar visibilidad— que están luchando por hacerse un hueco en el panorama cultural.

Abordaremos las artes, ciencias y humanidades con el firme propósito de acercar al público exigente aquellas obras que, por su innegable calidad, merecen ser tenidas en cuenta para nuestro íntimo deleite

Las compras en nuestra librería se realizan mayoritariamente en amazon o directamente en las editoriales. Cuando usted pincha en la carátula del libro se le redirige a la página de compra externa donde obtendrá más información del producto así como las valoraciones de los lectores.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DESDE LA TRIBUNA

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.

Centro de preferencias de privacidad