Las nueve musas
Portada » El ocaso del otoño

El ocaso del otoño

Nos despertamos estos últimos días con una triste noticia: el “Outono Fotográfico” de Ourense muere a los treinta y cinco años.

Fundado en mil novecientos ochenta y dos por Benito Losada, era el decano de los festivales fotográficos en España y uno de los más veteranos de Europa.

Este certamen convirtió las  exposiciones fotográficas en hecho democrático, donde encontraron sitio, tanto los fotógrafos noveles como los ya los veteranos y con nombre reconocido.

Recorrió todo el Noroeste peninsular Galicia y Norte de Portugal, visitó Catalunya y también se atrevió a saltar el charco con distintas exposiciones en Latinoamérica.

Yo, gracias a ellos tuve el honor de poder llevar mis obras a muy distintos lugares: Santiago de Compostela, Ribadavia, Monforte de Lemos, Lugo…

La última colaboración fue en el Mhil de Lugo en noviembre del año pasado con “Imaxes Fractais” y cuyo catálogo, como bien informaba el Che aún no está impreso.

El Outono Fotográfico nació por una decisión política basada en una actividad de A Casa da Xunventude de Ourense  y muere por otra decisión política al cerrar todo tipo de subvención, comprometidas y futuras, el Concello de Ourense.

Es una triste noticia para todos los que amamos el arte de la imagen y que nos arrastra a una necesaria reflexión sobre la decadencia de un estilo de cultura basado en asociaciones y agrupaciones culturales.

Haciendo un repaso, queda en mi recuerdo los trofeos “Folla do Carballo” que con una audiencia estatal otorgaba lo que hoy es la Asociación fotocinematográfica Fonmiñá.

También quedan grabadas las cinco “MOSTRAS FOTOGRÁFICAS” que la misma asociación celebra en la ciudad de Lugo: arquitectura, desnudos, retrato, etc…

En estas mostras participaban junto a autores locales fotógrafos del prestigio de: Isabel Muñoz, José María Ribas Prous, Humberto Rivas, Manuel Álvarez, Manuel Vilariño, Alberto Schommer, etc. etc..

Queda en mi mente también las Fotobienales de Vigo tan bien gestionadas por Manuel Sendón y por Xosé Luis Suarez con la asistencia de autores punteros actuales locales como: Xurxo Lobato, Piñón, Moncho Rama, Xosé Abad… como de autores punteros internacionales como: Sebastián Salgado, Antoine D’Agata, James Natchtwey, Virxilio Vieitez, etc… etc…

MARCO DE VIGO - VIRXILIO VIEITEZ
MARCO DE VIGO – VIRXILIO VIEITEZ

Allá se fue la “Fotografía de la Semana” cita obligada para criticar las obras de los fotógrafos locales de la ciudad amurallada expuestas  cuidadosamente en los soportales de la Praza Maior de Lugo.

Y allá va casi toda la prensa especializada: Arte fotográfico, Foto-Video, Revista Foto de Manuel López, etc …

Hoy solo queda, la actividad individual y personal de cada fotógrafo.

De toda la enorme movida cultural entorno la fotografía de primeros de siglo,  hoy sólo mantengo contacto tenue con el Grupo Fonmiñá y con el Ateneo de Ourense, en donde el trabajo constante y desinteresado de Pablo González mantiene vivo el certamen a nivel estatal “Falando en Prata”.

Este certamen orientado a fotógrafos que continúan haciendo su producción al modo argéntico tuvo su máximo esplendor con exposiciones colectivas repartidas desde los inicios del certamen en marcos tales como Revela-t y las distintas exposiciones  recorrieron desde Braga hasta Valencia pasando por, Gijón, Madrid, etc.

Hoy se mantiene gracias al tremendo esfuerzo de organización y trabajo personal de Pablo, ya que el Ateneo también anda con grandes problemas ubicación y sin apenas financiación.

Toda esta debacle de la cultura de la imagen te aboca al individualismo tan promocionado y cacareado por la cultura neoliberal imperante.

Las últimas exposiciones me las tuve que currar a todos los niveles: solicitud de salas de exposiciones, intendencia, publicidad, etc.

Pero ahora no busco el origen de esta debacle, aunque es fácil de intuir, no tienes más que darte una vuelta por tu ciudad y buscar las tiendas de fotografía que sobreviven.

Atrévete a buscar una película Kodak Tri-X o una Ilford HP5. Si no estás muy metido en el mundillo de la fotografía analógica recorrerás la ciudad entera para quedarte  tan en blanco como estabas.

Por otra parte echa un vistazo y comprueba como los turistas, los amigos, los familiares hacen sus fotos de recuerdo todos los días. Verás que ya no se usan ni cámaras fotográficas.

A nada que reflexiones tienes el porqué de la muerte, apouquiños, como decimos en mi tierra, de las asociaciones fotográficas que eran las curadoras, las artífices de eses certámenes y que hoy ya casi sólo sobreviven en nuestras retinas.

Las corrientes actuales dirán que se está haciendo una selección natural de los mejores fotógrafos. Como una pequeña Ley de Darwin.

Pero yo me pregunto quienes son los mejores, quienes son los peores o quienes los regulares. Nunca lo podremos saber a menos que les dejemos crecer y madurar como lo hicimos nosotros.

Yo hice fotografía desde los catorce años, pero no hice exposiciones hasta los cuarenta que me integré en el Grupo Fonmiñá.

El colectivo de mis compañeros me dieron la oportunidad de creer en mí mismo de afianzarme en lo que hacía y de crecer. Y sobre todo, me da la oportunidad de aprender y corregir errores.

Fue mi escuela fundamental para aprender de errores propios y de la experiencia y buen hacer de otros,  y para aprender muchísimo de compañeros de los Lunes Fotográficos en Fonmiñá, léase Carlos Valcárcel, Eduardo Ochoa, Fernando Gago, Luis Engroba, etc…

Me entristece enormemente la desaparición del Outono.

 Ya no sólo por la plataforma, siempre abierta a todos, que todos los noviembres estaba ahí desde hacía treinta y cinco años, sino por la desaparición de ese lugar común donde los noveles puedan dar su primer salto y comprobar hasta donde pueden llegar.

Xosé Manuel Otero

Xosé Manuel Otero

Xosé Manuel Otero, es natural de la zona de A Ribeira Sacra de Chantada y reside desde los diez años en la ciudad de Lugo.

Se incia en el mundo fotográfico tratando fundamentalmente temas etnográficos (Carnavales, Semanas Santas, Romerias, ritos de fuego, o religión) rercorriendo un elevado número de ciudades y villas de Galicia y del norte de España.

Con la madurez, va evolucionando cada vez más a temas fundamentalmente minimalistas y abstractos, prevaleciendo el entorno urbano.

En lo relativo a la técnica, apuesta decididamente por los procesos químicos de Branco y Negro como un valor añadido a su obra.

La manipulación completa del proceso de elaboración de cada fotografía, hace que ésta sea un producto único e individual del autor, sin intermediarios y sin puntos de vista ajenos al mismo. Ésto conduce a un producto final artesano, persoal e irrepetible.

Empieza su recorrido público en 1999 en la colectiva “Feminino” de la sala BACAVÚ de Lugo.

Desde entonces pariticipa en más de cuarenta exposiciones individuales o colectivas,

Se pueden reseñar, Museos como el de Ourense, Rivadavia, Fonsagrada o Lugo; Casas de cultura como la de Santiago, Chantada, Monforte...; Universidades como León o Santiago, salas particulares y públicas en A Coruña, Lugo, Barcelona, Braga, Jijón, Madrid...etc

Es miembro activo del movimiento “Falando en Prata” que promueve la fotografía argéntea desde el Ateno de Ourense a nivel de España y Portugal

Tiene diversas colaboraciones en distintos medios gráficos como El Progreso de Lugo, Artesonado, Entremuros...

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

publi

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.