Las nueve musas
Alfonso guerra
Portada » Dictaduras eficaces

Dictaduras eficaces

Hoy, durante una entrevista en la Cadena SER, Alfonso Guerra se ha explayado a gusto cuando le han preguntado sobre la gravísima situación que se vive en Venezuela, llegando a conclusiones de lo más insultantes como afirmar que “entre la dictadura de Pinochet, horrible, y la dictadura de Maduro, horrible, hay una diferencia: que en un sitio la economía no se cayó y en otro sí se ha caído”.

Que no queda claro, lo expresa de otra manera: “Venezuela está sufriendo una dictadura, además incompetente, porque a veces las dictaduras liquidan la libertad de los pueblos pero al menos tienen eficacia en el terreno económico”.

El que fuera una figura clave en el PSOE durante la época de la transición, y en la actualidad, y junto a Felipe González, parte de uno de los dúos cómicos cada vez más en alza, había ido a promocionar su libro “La España en la que creo: en defensa la Constitución”. Y nos regaló un nuevo término acuñado por su ingenio de escritor: dictaduras eficaces. Por renegar, incluso ha renegado de su propio partido, porque no hace ni dos días, en otra entrevista, esta vez a un medio digital, aseguraba que “dicen que es el nuevo PSOE, yo creo que es otro PSOE”.

El ‘milagro económico’ que Milton Friedman atribuyó a Pinochet es una de las más grandes falsas narrativas de la historia económica moderna. – Michael Ahn Paarlberg
Con esta adicción a convocar titulares, ya tan inherente a la mayoría de nuestros políticos sean del signo que sean, Alfonso Guerra no se ha tomado la molestia de ahondar un poco en su tesis para explicarnos con algo más de claridad y datos la relación entre beneficios y dictaduras, o en cómo benefició a Chile que durante el régimen de Pinochet el estado ejecutase a 3.200 personas, otras 40.000 fueron brutalmente torturadas y encarceladas y unas 200.000 se exiliaron, en uno de los periodos más llenos de horror de la historia reciente. ¿O quizás simplemente se refería a que Pinochet, según conclusiones a las que llegó la Universpolidad de Chile en 2010, hubiese acumulado una fortuna superior a los 21 millones de dólares, 17 de los cuales carecían de justificación contable, malversando caudales públicos entre otras eficaces lindezas?

Equiparar la historia de Chile con la de Venezuela, se mire por donde se mire, no puede ser fruto de la ignorancia. Como tampoco lo puede ser ponderar en este momento la figura de un dictador, por muy eficaz que fuese en el asesinato y la contabilidad, y que puso todo su empeño en privatizar cuanto pudiese ser público.

Con declaraciones tan claramente premeditadas, Alfonso Guerra demuestra los alarmantes niveles alcanzados por su insensatez, ahora empecinado en demostrar que nuestra Constitución es un texto siempre a salvo de modificaciones.

Y aunque no haya estado presente en ninguna de sus palabras, las redes ya le declaran defensor a ultranza de Hitler, como cualquier buen cachorro de Vox. Guerra haciendo campaña para la extrema derecha.

Primero “feminazis”. Ahora “socinazis”.

Ni siquiera nos ha librado de algún advenimiento apocalíptico afirmando que España vive ahora mismo en un proceso de “balcanización”.

Tanto años en la política no le han enseñado a buscar soluciones en la calma, pero sí sabe cómo difundir más alarma social. Que viene el lobo, que viene la guerra. Solo le ha faltado pedir públicamente la llegada de algún dictador que ponga orden y haga de nuestra nación un país rentable. Un dictador eficaz, desde luego.

Palabras de un socialista. Bajezas de quien tan solo trata de promocionar su libro.

 

Emilio Calle

Emilio Calle (Málaga, 1963)

Crítico de cine y guionista, ha publicado el libro de cuentos “Imaginando rutas” (Huerga & Fierro, 1999), y las novelas “Linda Maestra” (Ediciones Libertarias, 1995), “La estrategia del trueno” (Huerga & Fierro, 2001) y “El hombre que pudo salvar el Titanic” (Editorial Martínez Roca, 2010, reeditada por Editorial Planeta ese mismo año).

Asimismo es coautor de “Los barcos del exilio” (Oberón, 2005 y RBA, 2010), escrito junto a Ada Simón.

Durante diez años trabajó en “El País”, en “Tras la pista”. Y colaboró en Onda Vasca en el programa “Melodías de Seducción”, dedicado a la música en el cine.

También estuvo cinco años en el suplemento infantil de “ABC”, y ha colaborado con diversos periódicos tanto nacionales como internacionales.

Actualmente prepara su nueva novela.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

en-el-lago-español
portada-almanzor
al-final-del-arcoíris
Arcadina

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.