comprar en amazon
Las nueve musas
Revista Las nueve musas » Costa Rica: Bri-bri, punto de encuentro de culturas

Costa Rica: Bri-bri, punto de encuentro de culturas

Sibö, el ave divina que sembró la vida en la “Tierra donde las montañas humean”

El dios Sibö creó de maíz a los indígenas bri-bri en el Sur de Costa Rica. Él había traído esas semillas cuando todavía no existía la luz en este Mundo. Cuando los otros espíritus vieron el maíz, sintieron la tentación de comérselo. El ave Sibö ya no podía dejar descuidada la canasta donde guardaba sus semillas. Tenía que vigilarla hasta que pudiera convencer a los espíritus de que no se la robaran.

Abeblu, una criatura maliciosa, logró robar la canasta con el maíz del dios Sibö y se la tragó entera. Pero la canasta tenía una cuerda atada a un pedazo de madera, el cual –al tragársela él- se le quedó pegada en la garganta. Entonces, el acongojado Abeblu, se acostó en su hamaca para tranquilizarse. El ave divina Sibö se presentó fingiendo que no sabía nada y le dijo a Abéblu:

– “Pasado mañana, quiero que me invites a beber chocolate de tu árbol de cacao, servido en dos jícaras de tu jardín. Una será para mí y la otra para ti.”

El espíritu malicioso, con la ayuda de sus familiares, hizo lo que Sibö le había pedido, y luego el dios-ave sopló tres veces sobre la jícara con el chocolate que le correspondía y se la ofreció al ladrón. Cuando Abeblu bebió, sacó un terrible sonido de su estómago y entonces se escuchó la frase:

– “Makla le y le yewayö”,

que significa:

-“¡Qué cosa más extraña! Tal vez me haya tragado algo sagrado.”

Inmediatamente después, su vientre se abrió violentamente y salió la canasta con el maíz.

Los familiares de Abeblu, enojados por su muerte, se empeñaron en buscar a Sibö para comerle su maíz. El dios de las semillas, entonces, se transformó en un anciano desagradable y escondió el maíz. Después, volvió a transformarse en un ser resplandeciente, y ascendió al cielo con la canasta. Los espíritus malignos le preguntaron al anciano feo si había visto al dios Sibö. El dios transformado les enseñó en el cielo su segunda forma –la hermosa- y así les engañó, enviándolos a otro planeta, desde el cual nunca podrían regresar.

En fin, los buenos espíritus ayudaron al dios del maíz -al halcón Sibö- a sembrar sus semillas, de las cuales brotaron los indígenas aoyaque y urinama que viven en Alta Talamanca de Costa Rica. Sibö llamó a esa gente “dtsö” que significa “semillas”. También les dio el nombre de “skawak” que en la lengua chibcha es “Soberanos del Lugar”.

Avatar

Ilias Tampourakis

Nació en Atenas (Grecia) y creció en el seno de una familia griega con raíces internacionales.

Ha enseñado español y portugués en la Facultad de Idiomas de la Universidad Nacional I. Kapodistrias de Atenas y en los seminarios culturales de la Unesco en Grecia.

Traductor en el Cuerpo Diplomático de América Latina en Atenas y escritor de artículos y libros con temas culturales.

Representa al comité de arte de la Alianza Sociocultural Latinoamericana y Española en Grecia y era durante varios años columnista del boletín social africano en Atenas.

Ha dedicado un largo período al estudio de las civilizaciones de Asia, la filosofía y la naturaleza de este continente.

Además, ha estudiado el análisis morfosintáctico de 12 idiomas, investigando la mentalidad cultural que ellos revelan.

Certificado de los seminarios de paleografía española y oriental de las Universidades de Harvard (EE.UU.) y Complutense (Madrid); depositó (el año 2014, en colaboración con la Universidad de Colorado, EE.UU) su obra pertinente en los archivos estatales de Plasencia (España).

Ha estado viajando durante 30 años por 76 países del mundo, fotografiando y coleccionando piezas musicales y otras curiosidades

Ha vivido trabajando con su familia en Costa Rica (América Latina).

Considera que el conocimiento es substancial solo cuando se combina con la experiencia, y se niega a conformarse con cualquier tipo de opresión.

Cree que el hibridismo cultural proyecta varios elementos interesantes pero que, a la vez, corre en sus venas el dolor.

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

portada-almanzor

Secciones

Edición propia

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.

Centro de preferencias de privacidad