Las nueve musas
Corta legislatura para intentar arrebatar un Gobierno
Portada » Opinión » Corta legislatura para intentar arrebatar un Gobierno

Corta legislatura para intentar arrebatar un Gobierno

Se auguran diluvios

 

La abstención no salva la papeleta de la gobernabilidad, solo alarga la agonía de un país que contempla un panorama pesimista en manos de una presidencia débil y abocada al fracaso, a poco que los antagonistas marquen los tiempos de una cuenta atrás para evitar la estabilidad.

Algo más que previsible pretendiendo los populistas que retumben en las calles los efectos de una huelga general política, al estilo bananero. Esto solo ha empezado previéndose una galerna en este mar en calma que ha sido un gobierno en funciones durante casi un año. Lo vivido es solo una concentración de nubarrones preparados ya para descargar. Se auguran diluvios.

Más le hubiera valido al Partido Popular unas terceras elecciones para que el electorado se replanteara la estrategia del descontento y la desafección, en vista de los últimos acontecimientos que han estado a punto de entregar la gobernabilidad a un engendro de radicalización absolutamente aberrante para los intereses de los españoles.

De todos modos si Mariano Rajoy no obtuviese consenso para gobernar siempre puede disolver las Cortes convocándose nuevas elecciones; algo que no convendría a ciertos partidos opositores. Las espadas están en alto y los enemigos quizá obligados a entenderse por el bien colectivo, aunque sea en busca de los intereses propios.

De pésimo proceder sería que el PSOE hubiese dirimido sus contiendas internas sin pretextar la gobernabilidad de la nación, como si a estas alturas importara de verdad y con coherencia patriótica la situación de caos que ha provocado un Pedro Sánchez que aún parece haberse guardado un as en la manga. Aquí todos van a lo mismo y solo se difiere en el modo de conseguirlo. Las últimas elecciones autonómicas de Galicia se convirtieron en advertencia para frenar las aspiraciones del mayor fracasado del socialismo español desde la Transición. Puede que el PSOE haya creado un monstruo que podría destrozarlo con inquina personalista  y no lo sepa aún.

No abandonar el escaño después de tan estrepitosos fracasos es una declaración de intenciones futura de ser una cuña, suficientemente incisiva, para segmentar el partido desde las entrañas. Todo tiene su tiempo y la derrota temporal puede ser el mejor argumento para las victorias futuras, siempre que se mantenga en el centro de atención política aun cediendo obligadamente el protagonismo a la gestora.

Pedro Sánchez no se ha rendido. O está dando los últimos coletazos o se preserva manteniendo en hibernación los acuerdos secretos con los que pretendía acceder a la presidencia del país. Ahora el objetivo es observar desde retaguardia los errores previsibles de los barones en vanguardia. Con un gobierno débil del Partido Popular la consigna será el acoso y derribo del contendiente político, incluyendo como adversario a los propios compañeros del partido socialista. El enemigo está sentado en la misma bancada.

Porque la trascendencia pública de sus intereses personales y arribistas pasa por esperar mejores momentos para devolver la traición que le ha apeado de sus ambiciones como secretario general, con el objetivo de conseguir la presidencia del gobierno a cualquier precio frente populista.

Pactar un gobierno a espaldas de los españoles era una tendencia suicida que ponía en juego la propia supervivencia del partido. Porque no se mira con intención cortoplacista la oportunidad de dirigir el país, sino con las consecuencias implícitas que podría conllevar semejante traición con un electorado que había votado mayoritariamente al Partido Popular.

El descontento del votante popular con Rajoy ha permitido estas lindezas del auge de la radicalización, pero otra cuestión sería que se diera por acabada la farsa y se volviera al redil para evitar males mayores. Algo con lo que cuenta Mariano Rajoy cuya estrategia pasa por dejar que los demás muevan ficha y se equivoquen en la jugada, mientras él sigue pasando inadvertido.

España no está preparada todavía para admitir un engendro gubernativo anti natura del PSOE, PODEMOS y los partidos separatistas. Todavía, digo. Al socialismo español no le importa contemplar futuras alianzas con el radicalismo —como bien ha demostrado con numerosas plazas en poder de los podemitas— pero había que guardar la compostura ante las bases y por lo que pudiera suceder si se movilizara el potencial votante del Partido Popular capaz, por hastío, de votar masivamente para que Rajoy consiguiera una inmerecida mayoría de celebrarse terceras elecciones.

No era conveniente radicalizar el panorama electoral con una respuesta indignada de los votantes liberales hartos de los tejemanejes de Pedro, Pablo y compañía. Era obligado echar el freno pero sin salirse de la trazada. Aquí no se ha perdido nada en cuanto a las expectativas del poder nacional. Cuatro años dan para mucho con la actual conformación política que augura un gobierno débil y a merced de los vientos que la Oposición quiera soplar, eso sí,  cuidándose mucho de no exasperar las paciencias consiguiendo que el tiro les salga por la culata.

El PSOE con la abstención no se descabalga de las mismas ambiciones por gobernar España que tenía Sánchez, solo difiere en los modos y en los tiempos. La clave para el socialismo radicalizado o el aparentemente moderado es el mismo poder al que aspiran; unos partidarios de una estrategia sin disimulos esperando remover la conciencia de izquierdas con demagogias netamente amenazantes contra el orden constitucional que promueve, todavía con sordina, el ya enquistado populismo podemita y otros de la moderación guardando las apariencias.

Lo de menos va a ser el gobierno del Partido Popular. El protagonismo va a ser de una oposición populista dispuesta a echar a Mariano Rajoy para ocupar el sitio que Pedro Sánchez debió ocupar. Mientras siga en el partido y removiendo la indignación de las bases, creando un conflicto de intereses con los dirigentes, aún cree en su ambición con la alianza pactada por lo que pudiera suceder.

Seguro que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez ya han visto juntos alguno de los episodios de la intrigante serie Juego de Tronos. ¿Realidad, ficción? Todo vale para conseguir que España se convierta en un juego apasionante de traiciones  y conveniencias.

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Francisco José Fernández Candela (Madrid, diciembre 1963), también conocido en buscadores como Ignacio F. Candela, es novelista, ensayista, poeta, columnista socio político, crítico literario, orador y pintor artístico con más de treinta exposiciones individuales en su haber artístico.

Estudió Ciencias Políticas y Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad San Pablo CEU de Madrid, respectivamente. Ha escrito miles de artículos con influyente aceptación pública.

Su obra pictórica no pasa inadvertida por la gran originalidad de sus trazos y la singular concepción del Arte que aporta con una creatividad juzgada por los críticos como inimitable y sorprendente. Asimismo, sus libros también se caracterizan por la singularidad temática. Destaca además su producción poética que él mismo ha declamado en sus exposiciones o múltiples sesiones jam del ambiente cultural madrileño.

Las prolíficas actividades profesionales están referenciadas profusamente en internet,así como sus artículos socio políticos punteramente posicionados en los buscadores de la red, sumando a su trayectoria como autor una labor pública y multitudinaria contra la injusticia social en España.

Columnista socio político en El Imparcial.es de Luis María Anson-en portada-tribuna- desde Marzo de 2014.

Obra publicada

Obra Internacional-mundial.

2012- Novela- La pequeña puerta del Cielo. Editorial Pelícano. Miami (USA).
2012- Novela documental- La oculta demencia policial. Edición Internacional de La afilada navaja de Ockham. Shared Pen Edition. Illinois (USA).
2014- Presto Magia. Shared Pen. (EEUU).
2014-Pensamiento ordenado sobre un mundo caótico. 600 páginas de pensamiento socio-político.Shared Pen. (EEUU).
2015-Columnas sociopolíticas 2014. El Imparcial de D. Luis María Anson.. Compilación de las columnas publicadas en El Imparcial-Portada-Tribuna- durante el 2014. Shared Pen (EEUU).
2016- Retro España siglo XXI y el mundo perdido. Ensayo socio político. Shared Pen Editions. (EEUU).

Obras publicadas en España

2010- Narrativa: La afilada navaja de Ockham I. Contra el abuso policial en defensa de los derechos del ciudadano de bien. Editorial Lampedusa.
2010- Ensayo: La afilada navaja de Ockham II. Usar el sentido común ante la evidencia criminal. Editorial Círculo Rojo.
2011- Poesía: Cuerpos rotos, almas muertas. Lapicero Ediciones.
2011- Prosa poética: Mar de ausencias y encuentros. PR Ediciones.
2013. Novela-La pequeña puerta del Cielo. Edición en España. Entrelíneas Editores.
2014-Novela documental-#CasoKikoGómez. Verdades y mentiras. PR Ediciones.

Antologías

2011- Antología poética: Uni… versos para Somalia. Iniciativa altruista de Médicos sin Fronteras. Editorial Quadrivium.
2011- Antología Poética: Antología. PR Ediciones.

Ferias del Libro de Madrid y Barcelona. Años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015.

Ignacio Fernández Candela es miembro del Consejo Editorial de la revista de artes, ciencias y humanidades Las nueve musas y Jefe de la sección Opinión

Agregar comentario

lamejordemisvidas
II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
Travel with Rose
Boletín semanal

Promocionamos tu libro

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Fernández Candela
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.