comprar en amazon
Las nueve musas

Con nombre propio - Pedro Sánchez

Las cartas sobre la musa

Las cartas sobre la musa

Ante este torrente de idearios preelectorales tan contundentes, cabe preguntarse: ¿alguien se acuerda de que tenemos una Constitución? Más allá de mirar para otro lado cada vez que la ven, o defenderla sin ni  siquiera...

¡Busquen, comparen y…  desistan! » elecciones

¡Busquen, comparen y… desistan!

Pese a que aún falten dos meses para las elecciones generales, y también lejos de que comience oficialmente la campaña, todos los protagonistas ya han acampado, atrincherándose en sus posiciones, mirándonos desde la...

pacto

Del pacto al impacto

En una semana tan trascendental para nuestro futuro inmediato, y no tan inmediato, la palabra “pacto” ha sido ya tan zarandeada, tan saqueada de significados y usada de un modo tan arbitrario que ya, por recurrir a la...

sin vivienda

Vivir sin vivienda

Al final, todos los grupos parlamentarios, excepto el PSOE, hallaron un consenso común, y además en un tema muy delicado, aunque a ninguno le tembló el pulso para derogar el Real Decreto-ley 21/2018 de medidas urgentes...

Aznar, Zaplana y Rivera

Rivera y otros ciudadanos ejemplares

A Albert Rivera se le acumulan los aprietos. Absolutamente cegado por las recientes encuestas (mientras otros cuentan ovejas para dormir, él, para soñar, cuenta los votantes que se van sumando a su propuesta política)...

Pensiones

Rajoy el pensionista

Quién le iba a decir a Rajoy que su tan loado manejo del “ya veremos qué pasa” del que lleva haciendo gala durante dos legislaturas que parecen mil, ese inmovilismo suicida frente a lo decisivo, puede terminar...

La princesa y el Tostón de Oro

La princesa y el Tostón de Oro

En un momento en que casi todos andan vociferando por activa y por pasiva que estamos viviendo algo trascendental, cualquier cosa queda lejos de la casualidad. Y el hecho de que el mismo día en que tocaba adentrarse en...

Se vende democracia

Se vende democracia

Hace ya bastantes años, a las afueras de la ciudad, el viajero ocasional quedaba inevitablemente hechizado por un pequeño letrero que se alzaba junto a la autopista. En dicho cartel, con torpes letras pintadas a mano...

¡Suscríbete a nuestro boletín!