Las nueve musas
cataluña
Portada » Opinión » Cataluña, Corea del Norte y la guerra inminente

Cataluña, Corea del Norte y la guerra inminente

  ¿Guerra inminente? Si repasamos los discursos que supusieron en la ONU el anuncio  de distintas confrontaciones bélicas en el siglo XXI, el de Donald Trump, anunciando que podría destruir totalmente Corea del Norte por ser una amenaza contra toda la Humanidad, es con mucho el más taxativo que podría suponer una confrontación de consecuencias destructivas inimaginables.

En tanto el mundo va a lo suyo como si la amenaza nuclear fuera un gaje sin trascendencia definitiva, en España tenemos nuestra propia bomba retardada con el secesionismo soliviantado tras las últimas detenciones de los cabecillas de la Generalidad. Las medidas protectoras del Estado de Derecho solo se han iniciado, con un PSOE que seguramente haya dejado al Partido Popular la responsabilidad de la defensa de España ante el embate independentista después de no apoyar en el Congreso las medidas del Gobierno ante la fecha límite.

  Cuando en España a pesar de los tambores de guerra que una minoría desea que suenen con estruendo catalanista, rige el sentido común y el sosiego de un pueblo soberano harto de argucias políticas y demagógicas llamadas al desorden social; cuando a la espera del fin del pulso secesionista el 1 de octubre se comprobará el alcance real de las amenazas vertidas contra la paz de los ciudadanos y la previsible responsabilidad jurídica de los chantajistas, quienes buscan una autodeterminación inviable en la continuidad por mucho que se apresurara Puigdemont a declarar la independencia el 2 de octubre;  cuando millones de personas crucen los dedos y aguarden la fecha límite para conocer el siguiente capítulo del envite de la desintegración territorial, mirando además de reojo el amago del País Vasco y Navarra que se sitúan a rebufo de las intenciones soberanas de Cataluña; cuando con las no pocas preocupaciones identitarias miremos por nuestra seguridad nacional, habrá factores internacionales que pueden afectar la supervivencia del mundo,  abocado a un futurible caos inducido por una ofensiva nuclear.

  Diminutos parecerán nuestros delicados problemas si un día amanecemos, a pesar de los avisos de beligerancia aun nos llamaremos a sorpresa,  con el estallido de una ojiva nuclear en Guam, Japón, Corea del Sur o donde tercie que los alcances balísticos son lo que son y se pretenden hoy en día. Donald Trump ha afirmado que podría aniquilar Corea del Norte si se empeña en sus amenazas. La escalada de hostilidad verbal entre Kim Jong-un y los Estados Unidos ha obviado la templanza para embarullarse con una serie de declaraciones belicosas que amenazan con una destrucción total de los respectivos países. Desde la Guerra Fría no había existido mayor riesgo, esta vez en manos de unos soberbios dirigentes cuya frivolidad es un carácter compartido para una situación más que gravosa. No hay siquiera cuidado en las formas diplomáticas, sino una unificada intención belicosa que de prolongarse va a desembocar en una de esas estúpidas decisiones de un segundo que pueden marcar el destino radical del orbe.

  Si la Humanidad necesitaba un proceso evolutivo de su grado inacabable de estulticia para cometer los mismos errores históricos que la destruyen cada equis tiempo para luego regenerarse, esta vez con proliferación de armas de destrucción masiva, el siglo XXI es la era perfecta para reconstruir la civilización después de barrerla del mapa mundial.

  La inminencia de la guerra no es una exageración contemplando el pulso de un conflicto que puede degenerar en un paso decisivo de confrontación atómica. Son problemáticas de supervivencia planetaria en estos tiempos apocalípticos de los que dependemos como si en ello fuera nuestro sino marcado.

  Mucho hemos de temer sobre tantos agravantes de la geopolítica que cualquier día experimentamos el exabrupto de una contienda mundial viendo los cielos sembrados de hongos. Esta Humanidad, desgraciadamente, no tiene otra solución que su destrucción para renacer de sus cenizas con una renovación espiritual obligada por el aprendizaje de la tragedia. Nos arrastran tiempos acelerados donde todo es posible y Corea despunta como la causa de guerra mundial que puede declararse.

  No hay sentido común en las élites que comandan el sino de un mundo desastrado, incoherente y tergiversado. No íbamos a esperarlo común en nuestras fronteras con el pulso independentista a imagen y semejanza de la necedad de tantos políticos internacionales. Inminente o no, la guerra mundial contra la responsabilidad y la inteligencia constructiva fue declarada hace mucho tiempo. Veremos, qué remedio hay,  cómo terminan tantos desafíos locales y globales rizando el rizo de la estupidez.

La gravedad del chantaje catalanista al Estado español

Valora este artículo

Ignacio Fernández Candela

Ignacio Francisco José Fernández Candela (Madrid, diciembre 1963), también conocido en buscadores como Ignacio F. Candela, es novelista, ensayista, poeta, columnista socio político, crítico literario, orador y pintor artístico con más de treinta exposiciones individuales en su haber artístico.

Estudió Ciencias Políticas y Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad San Pablo CEU de Madrid, respectivamente. Ha escrito miles de artículos con influyente aceptación pública.

Su obra pictórica no pasa inadvertida por la gran originalidad de sus trazos y la singular concepción del Arte que aporta con una creatividad juzgada por los críticos como inimitable y sorprendente. Asimismo, sus libros también se caracterizan por la singularidad temática. Destaca además su producción poética que él mismo ha declamado en sus exposiciones o múltiples sesiones jam del ambiente cultural madrileño.

Las prolíficas actividades profesionales están referenciadas profusamente en internet,así como sus artículos socio políticos punteramente posicionados en los buscadores de la red, sumando a su trayectoria como autor una labor pública y multitudinaria contra la injusticia social en España.

Columnista socio político en El Imparcial.es de Luis María Anson-en portada-tribuna- desde Marzo de 2014.

Obra publicada

Obra Internacional-mundial.

2012- Novela- La pequeña puerta del Cielo. Editorial Pelícano. Miami (USA).
2012- Novela documental- La oculta demencia policial. Edición Internacional de La afilada navaja de Ockham. Shared Pen Edition. Illinois (USA).
2014- Presto Magia. Shared Pen. (EEUU).
2014-Pensamiento ordenado sobre un mundo caótico. 600 páginas de pensamiento socio-político.Shared Pen. (EEUU).
2015-Columnas sociopolíticas 2014. El Imparcial de D. Luis María Anson.. Compilación de las columnas publicadas en El Imparcial-Portada-Tribuna- durante el 2014. Shared Pen (EEUU).
2016- Retro España siglo XXI y el mundo perdido. Ensayo socio político. Shared Pen Editions. (EEUU).

Obras publicadas en España

2010- Narrativa: La afilada navaja de Ockham I. Contra el abuso policial en defensa de los derechos del ciudadano de bien. Editorial Lampedusa.
2010- Ensayo: La afilada navaja de Ockham II. Usar el sentido común ante la evidencia criminal. Editorial Círculo Rojo.
2011- Poesía: Cuerpos rotos, almas muertas. Lapicero Ediciones.
2011- Prosa poética: Mar de ausencias y encuentros. PR Ediciones.
2013. Novela-La pequeña puerta del Cielo. Edición en España. Entrelíneas Editores.
2014-Novela documental-#CasoKikoGómez. Verdades y mentiras. PR Ediciones.

Antologías

2011- Antología poética: Uni… versos para Somalia. Iniciativa altruista de Médicos sin Fronteras. Editorial Quadrivium.
2011- Antología Poética: Antología. PR Ediciones.

Ferias del Libro de Madrid y Barcelona. Años 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015.

promocionamos tu libro

Agregar comentario

II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
servidores wordpress
Travel with Rose
Boletín semanal
Non Plus Ultra

Promocionamos tu libro

Ignacio Fernández Candela

promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.