Las nueve musas
Portada » Artes » Bosquejo y estudio de una “Iniciación sentimental”

Bosquejo y estudio de una “Iniciación sentimental”

Hablo con las manos.  

Un hábito que aprendí y procuré cosechar como una santa muletilla, un apoyo para mi lengua trabada y desorganizada.  

 

Hablo con las manos.

Lo he hecho desde que cuando niño, descubrí atento en una clase a un profesor, apoyándose en sus manos, en el bolígrafo o en cualquier objeto que sostenía para continuar ejerciendo el oficio del verbo; de pronto, lo hice mío y no fue tan mal —debo decir-, creí en la analogía: la de algunos animales marinos que de vez en cuando nadan a la superficie para una bocanada de oxígeno y seguir buceando y cazando.

 

El arte de Demóstenes se me hace cuesta arriba por las noches, quizás porque lo quiero decir todo antes de que amanezca, antes que la gente ya lo haya dicho todo y no falte nada que decir (o lo crean, que es peor)  

 

Mis manos dibujan… tocan un arpa imaginario mientras balanceo la cabeza sosteniéndome en sílabas fáciles para tomar aire y vuelo, entonces, lanzo otras más difíciles… A veces el éxito es seguro, pero en otras… penetro en un laberinto borgiano y busco la salida con las manos: Escalo y trepo por entre mi vocabulario cosechado año tras año, libro tras libro… Neologismo tras otro… Sí, a veces invento palabras, frases entre bromas… creo que es una licencia que nuestros escritores latinoamericanos nos heredaron allá por el Boom -por suerte.  Echo mano de ese privilegio solo cuando es útil, cuando pueda resultar poético o se pueda tomar como ingenioso (o sea todo, casi siempre)  

 

Hay a quienes no les gusta esa manía. Se sienten distraídos por la trama y urdimbre que dejo tras de mi en cada oración, cada conversación o pensamiento en voz alta. Hay quienes no lo toleran, se ponen nerviosos y se distancian de mi… se alejan y ya no regresan; supongo que así debe de ser, sería muy popular, una estrella del rock local que reparte un perfil a imitar, una moda a imponerse…. qué cosa más absurda. Los dioses no han surtido almas idénticas para todos y son más comunes las prácticas que las teóricas… las ortodoxas que las heterodoxas.

 

En fin. Así es como quería presentarme a vosotros, mis futuros lectores. Una breve, torpe aunque entusiasta introducción a este blog que he querido llamar “La iniciación sentimental”, título homónimo al de una pintura cuyo pormenor adorna la cabecera del presente blog. Para mi, “Iniciación sentimental” lleva otra connotación… ya que cada pequeña entrada que expondré (relato o poesía) será justo eso, una iniciación al universo sensible, doméstico… reflexiones personales de temas propios, anotaciones académicas y/o noticias culturales que tal vez usted, amable lector, haga suya.

“Nos veremos” pues.

 

Gracias.

Me despido con las manos.

Bosquejo y estudio de una “Iniciación sentimental”
Valora este artículo

Juan Alberto Pérez Chanduvi

Juan Alberto Pérez Chanduvi

Juan Alberto Pérez Chanduví (Lima, 1980)

Licenciado en Historia del Arte, fotógrafo y diseñador gráfico hispano peruano.

Ha trabajado durante casi diez años para instituciones públicas y privadas en el Perú, vinculadas a temas de investigación y catalogación en patrimonio cultural mueble.

En España se desempeña como profesor privado, fotógrafo y diseñador gráfico freelance.

Amante de la poesía y del relato, publica de forma regular en su blog y en semanario Las Nueve musas,

promocionamos tu libro

Agregar comentario

II Premio "Las nueve musas" de Relato Breve
servidores wordpress
Travel with Rose
Boletín semanal
Non Plus Ultra

Promocionamos tu libro

Juan Alberto Pérez Chanduvi

Juan Alberto Pérez Chanduvi
promocionamos tu libro

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.