Las nueve musas
Eurovegas
Portada » A propósito de Eurovegas, la historia se repite

A propósito de Eurovegas, la historia se repite

Hace ahora ochenta y cuatro años, corría el año 34.

En España existía un régimen democrático como el de ahora y un gobierno de centro-derecha en medio de una época de aguda crisis económica con recesiones en oleadas que se originaron en Estados Unidos con la caída de la bolsa de Nueva York y, a partir de 1929, de todas las bolsas europeas, y que llevó a la conocida como Gran Depresión.

En medio de la desesperación de las clases medias, y el total desentendimiento del resto de las clases más bajas, el gobierno trataba de salir de la crisis con medidas improvisadas una detrás de otra.

Aprovechando sus influencias en las altas esferas de la administración política, algún destacado empresario español, afín al gobierno, consiguió la licencia de apertura de un casino de juegos para una pareja de socios holandeses, Strauss y Perle, que habían montado un exitoso negocio con una novedosa ruleta electrónica en otros países, algunos de los cuales ya habían ordenado investigar las actividades de estos señores.

La famosa ruleta se instaló en un casino de San Sebastián y generó el mayor escándalo de corrupción política conocido en España durante la II República.

Del nombre de los socios fundadores del negocio, Strauss y Perle y del escándalo subsiguiente derivó el término de “estraperlo”, para designar todas aquellas actividades ilícitas, sobre todo relativas al contrabando y el mercado negro.

Esta deslumbrante ruleta electrónica estaba trucada, merced a un ingenioso mecanismo, y generó pingües beneficios a la banca del casino, sus inventores, y sus cómplices empresarios, junto con algunos miembros del gobierno que también estaban implicados en el fraude.

Es de suponer la decepción que las clases medias sintieron con el gobierno, cuya imagen quedó seriamente empañada y perjudicada con este escándalo. Por otro lado, es de suponer que los beneficios del Casino de San Sebastián sólo sirvieron para empobrecer aún más a la renqueante clase media y para estafar a unos cuantos millonarios, volverlos contra la República y el gobierno con el que sentían una supuesta mayor afinidad, dando al traste con la confianza en el mismo y por tanto con la iniciativa del capital privado, desprestigiando de paso al reciente régimen democrático, identificado incesantemente con el gobierno de turno.

Y yo me pregunto… ¿no se repite temiblemente la Historia o, tal vez incluso, temerariamente y a sabiendas? ¿Qué significó hace cuatro años esta marranada de Eurovegas en plena crisis económica, en medio de sucesivas recesiones imparables que parecían ir camino de otra Gran Depresión? Lo intentaron con Madrid, ante una Barcelosa codiciosamente recelosa, hace poco han estado sondeando en Extremadura y actualmente apuestan por la costa andaluza.

¿Qué sigue siendo para la clase política el coqueteo con los directivos de megaempresas extranjeras o multinacionales que aún tratan de establecer en España grandes superficies consagradas a los juegos de azar, sino el intento desesperado por abrir una gran hucha privada de dudosa ética y sospechosa legalidad? ¿No existen ya Loterías y Apuestas del Estado? ¿Qué es para los ciudadanos sino una manera de llamarles a gastar vanamente el dinero que es el sustento de su familia? ¿Qué es para sus promotores sino una rapiña de buitres en un país cada vez más esquilmado por la crisis? ¿Qué es para los supuestos nuevos empleados sino nuevos contratos basura? ¿Y para el conjunto de España qué es sino la confirmación de que los que dirigen este país no tienen ninguna intención de convertirlo en un mercado productivo, en una tierra de relaciones de producción ventajosas para todos, en una tierra de investigación e innovación para las nuevas industrias del futuro?

Antonio Sánchez Illescas

 

 

Colaboraciones

Colaboraciones

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

publi

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Secciones

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Nuestras redes

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.