Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Ramón Ponce
Lunes, 28 de noviembre de 2016
VISUALIZACIÓN Y CEREBRO

Insight y creatividad

Guardar en Mis Noticias.

El Insight es uno de los procesos que caracteriza la relación entre actividad consciente e inconsciente en el cerebro desarrollado, principalmente el humano.

Sin embargo, dicho proceso ha sido desconocido por algunos sectores del consenso de especialistas en psicología, y entre sus causas se encuentra la desatención a la imagen psíquicamente representada; mucho menos se ha tomado suficientemente en cuenta su utilidad en el desarrollo de la creatividad.

 

Las corrientes filosóficas del Positivismo y Pragmatismo, originadas en el siglo XIX, condujeron a la teoría del Conductismo clásico, de John Broadus Watson (1878-1958). Este minimizó, y excluyó, el papel jugado por la imagen, por lo cual se obviaban procesos internos de la psique, tomándose en cuenta solo la conducta, en su expresión externa.

 

Tampoco Freud tomó suficientemente en cuenta la imagen mental, sólo se aproximó dentro de su concepción del "ego", con enfoque de determinismo biológico a ultranza. Sin embargo, este autor se aproximó al insight a través de la catarsis, toma de consciencia de los recuerdos traumáticos reprimidos en el inconsciente.

 

Otro autor que se aproxima a este estudio fue Jean Piaget (1896-1980), quien observa con metodológica rigurosidad como la interacción del niño con su entorno socio-ambiental, a partir del nacimiento, construye la imagen de su realidad a través de saltos cualitativos dados por Insight.

 

La corriente psicológica que enfoca propiamente la imagen, y de hecho el Insight, fue la Gestalt, surgida en 1912, y derivada de los estudios de Wolfgang Kohler (1887-1967), y de Kurt Lewin (1890-1947). Esta corriente interpreta el Insight, como resultado de la re-estructuración de la imagen mental; incluyendo la creación artística, literaria, científica, e incluso manual.

 

La imagen visualizada puede ser fugaz y transitar un instante por la mente, o puede mantenerse persistentemente en esta. Puede ser confusa, o ser nítida y clara.

 

Aparece cuando estamos plenamente despiertos, pero también aparece al dormir, mientras soñamos. Y más importante aún es que la visualización puede ser espontánea pero también ser controlada y utilizada a nuestro favor por medio del control del Insight.

 

Insight es la aparición espontánea, inesperada e involuntaria de imágenes en la mente que contienen la solución de un problema, evocación de recuerdo olvidado o creación de una nueva imagen o juicio. Por ejemplo, queremos resolver algo, no sabemos cómo, y llega un momento que desviamos la atención y nos ocupamos de otro asunto, pero cuando menos lo esperamos nos aparece de pronto la solución en la mente.

 

Otro ejemplo es cuando tratamos de recordar infructuosamente un nombre o melodía y abandonamos el intento, pero algún tiempo después el recuerdo asalta bruscamente. De igual manera un científico, escritor o artista trata de salir de un escollo presentado, se agota y deja de pensar en eso finalmente, pero después, en un momento dado, visualiza de pronto lo que buscaba.

 

Para poner a nuestro servicio el proceso de Insight, se debe, en primer lugar, obtener la mayor cantidad de información sobre el objetivo propuesto. Por ejemplo, el científico que se afana en alcanzar un resultado en su investigación o comprender un fenómeno especifico, debe tener acumulación previa de datos para poder arribar a conclusiones. El artista plástico que se angustia cuando no puede representarse la imagen que pretende plasmar sobre el lienzo debe tener la visión de otras obras, o el dominio de las pinturas. O el escritor que quiere decir algo pero no encuentra las palabras adecuadas, requiere contar con una riqueza de vocabulario para lograr su objetivo. Debe preceder información suficiente, no se logra insight si se producen vacíos informativos.

 

Además, aunque exista el cúmulo necesario de información, si el reto implica severa tensión, ansiedad o depresión se dificulta el Insight. Se produce agotamiento en los circuitos neurales del cerebro, se entorpece la circulación de información, se fatiga el autor, y no se puede reflexionar ni visualizar con claridad; peor aún si el cansancio deviene en sueño.

 

Sin embargo, en ese estado de agotamiento, a menudo la persona hace un alto, toma una ducha, camina por la calle, o se sienta a ver televisión, y es entonces cuando regresan las conclusiones o las imágenes pretendidas. En ocasiones no logramos alcanzar el objetivo aunque nos esforzamos, nos irritamos y abandonamos la tarea, y cuando menos lo esperamos…

 

Por ello, favorecer y propiciar el Insight supone evitar en lo posible el estrés, se puede estar tenso o ansioso mientras se realiza la labor, pero solo se arriba a resultado bajo estado de serenidad. Es imprescindible descansar para tener éxito creativo.

 

Por otra parte, para visualizar lo pretendido no es necesario visualizarlo de modo constante y afanoso. Por ejemplo, si el estudiante adquiere adecuadamente el contenido docente, no necesita la agonía de estudiar con la misma intensidad diariamente. Solo con visualizarlo fugazmente, día a día, se produce consolidación del conocimiento. El Insight hace su trabajo por él.


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress