Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

José Manuel López García
Domingo, 27 de noviembre de 2016
La libertad es una ilusión

El monismo panteísta de Spinoza

Guardar en Mis Noticias.

Todo se reduce  a una única sustancia infinita, Dios, y desaparecen las res cogitans y las res extensas cartesianas, que dejan  de ser sustancias para ser atributos de Dios.

.Esto es el monismo.El determinismo de Spinoza afirma que todo lo que existe, existe por necesidad  interna de la naturaleza divina y la casualidad no tiene lugar en el mundo.

 

Es, por tanto, su filosofía racionalista un panteísmo inmanentista, ya que todo forma parte  de una única realidad divina, de manera que naturaleza y Dios se identifican plenamente. No está pensando en un Dios trascendente que está fuera del mundo y se distingue de él, sino de un Dios  que se manifiesta en todas las cosas  y no se diferencia de ellas. Este panteísmo de Spinoza fue la causa de que fuera acusado de materialista y ateo en su época. Las deducciones y razonamientos de Spinoza son muy brillantes e ingeniosos, pero son discutibles desde una perspectiva argumentativa y filosófica actual.

 

Según Spinoza existen tres clases de conocimiento. El primer género de conocimiento es la imaginación. Nos llegan por los sentidos ideas confusas e inadecuadas. Pero gracias a la misma se pueden extraer nociones universales. La razón es el segundo género del conocer. Hace posible la ciencia y el control de las pasiones. Y, por último, está la intuición como tercer género del conocimiento. Y consiste en la comprensión inmediata de una idea en el orden necesario del universo, ya que forma parte del orden divino.

 

Vidal Peña ha interpretado a Espinosa como el precedente  más ilustre del materialismo filosófico y puede ser interpretado de este modo también. Su sistema filosófico significa un planteamiento crítico y materialista enmarcado  en una tradición estoica, en el que toda la realidad, repartida en tres géneros de materialidad, depende de “Deus sive Substantia sive Natura”, que son meros nombres para designar a la Materia ontológico general.

 

Un racionalismo geométrico tan extremado de Espinosa no ha producido una filosofía de fácil interpretación y esto es algo claro. Resucitado por los románticos, sus ideas siguen siendo objeto de reinterpretaciones. La idea de sustancia infinita es, pues, una idea crítica, capaz de someter la realidad a esa trituración en que consiste la filosofía. Sin embargo esa crítica radical no acaba en un escepticismo. Hay posibilidad de conocimientos positivos: por ejemplo el razonamiento matemático deductivo.

 

Spinoza niega tajantemente la libertad humana y la finalidad de la naturaleza. La libertad es una ilusión. El hombre se cree libre, porque se fía de su conciencia, pero no es libre porque ignora las causas  que determinan necesariamente todo lo que ocurre.La finalidad es también un espejismo.

 

Atribuimos fines a la naturaleza, porque confundimos nuestro orden, el orden de nuestra razón, con el orden divino y necesario.De la sustancia o naturaleza divina deriva todo, no por creación ni emanación, sino por derivación, como de los axiomas salen los teoremas.

 

En el caso del hombre, la mente es un elemento del entendimiento divino, un modo del pensamiento  que existe realmente. Racionalizadas las pasiones, el hombre dejará de ser esclavo y podrá colaborar con los demás.

 

En realidad el ascetismo racional de Spinoza  guiado por la idea de coordinación de los individuos  en la estructura racional del Estado llega hasta muy lejos, hasta la eliminación del dinero como cosa de las cosas, como instrumento de dominación y supuesta felicidad. Escribe Spinoza: “El dinero ha llegado a ser un compendio de todas las cosas, de donde resulta que su imagen suele ocupar el alma del vulgo con la mayor intensidad, pues difícilmente pueden imaginar forma alguna que no vaya acompañada como causa por la idea de moneda”.


 

 

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress