Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Humberto Robles
Domingo, 2 de octubre de 2016
la CNT es un modelo totalmente antidemocrático

De caciques teatrales y otros escándalos

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Teatro

Es indiscutible que el arte y la cultura se encuentran en una enorme crisis y que no son ni remotamente algo relevante para la “dictadura perfecta” (cada vez más imperfecta y putrefacta) que padecemos en México.

En días recientes, el dramaturgo Enrique Olmos reseñó en un artículo el encuentro que sostuvo con Luis de Tavira, director artístico de la CNT (Compañía Nacional de Teatro). Ante los cuestionamientos de Olmos a de Tavira, este despotricó contra el dramaturgo y la “crítica infundada” por parte de “la camarilla de Facebook” (sic). No hay que olvidar que en la idiosincrasia mexicana la crítica real y la autocrítica son ejercicios prácticamente inexistentes.

 

Enrique OlmosLuis de Tavira es un veterano director teatral quien lleva ocho años al frente de la Compañía Nacional de Teatro; para muchos, es el actual cacique del teatro mexicano cuyo coto de poder es la CNT. Por su parte, Enrique Olmos es un joven y prolífico dramaturgo que de alguna manera se ha mantenido al margen de las prebendas institucionales. Hace algunos años, Olmos ya había escrito sobre “la personalidad controvertida” de Luis de Tavira en un artículo publicado en Replicante, donde hizo críticas y cuestionamientos que muchos compartimos.

 

En el pasado encuentro que ambos sostuvieron en el marco de la Muestra Estatal de Teatro de Nayarit, Olmos le preguntó a de Tavira “¿Cuándo cambiará la dirección artística de la CNT?”, a lo que el otro espetó “¿Quién eres tú para pedir que cambie la dirección artística? ¿Tú qué has hecho? Cambiará en su momento”. Olmos le reclamó que el modelo de gestión de la Compañía sea “centralista, antidemocrática y endogámico” y lo cuestionó sobre el elenco estable de la Compañía: “¿No tiene nada de malo que sus actores sean becarios del FONCA (ergo, que no paguen impuestos, transitan como becarios perennes no como prestadores de servicios, en franca competencia desleal con el resto de los artistas escénicos del país)?”.

 

Olmos indicó que de Tavira “es la persona del teatro mexicano que más dinero público recibe para sus proyectos”; la CNT cuenta con aproximadamente 18 millones de pesos anuales, casi un millón de dólares. Cabe mencionar que la gestión de Luis de Tavira ha abarcado los sexenios de Felipe Calderón y de Peña Nieto, los dos periodos presidenciales más corruptos, impunes y sangrientos en la historia reciente de México.

 

De caciques teatrales y otros escándalos

 

Durante la discusión entre el joven dramaturgo y la vaca sagrada del teatro se mencionó a David Hevia, quien tiempo atrás había sido crítico de la CNT; lo que Olmos señaló fue que ahora Hevia dirija una obra de teatro para la Compañía. Posteriormente, en la rueda de prensa para presentar esa obra, Hevia arremetió contra Olmos y se defendió arguyendo que él es “crítico de todo” (sic), alabando de paso que la CNT permita la entrada de “una rata como yo” (sic) en este “templo de la cultura” (sic). Para culminar, mandó a Olmos a lavarse la boca con lejía por su falta de educación.

 

Sobre el encuentro entre Olmos y de Tavira, el dramaturgo LEGOM (Luis Enrique Ortiz Monasterio) escribió en su blog: “La figura de Luis de Tavira se ha sostenido, desde que yo hago teatro, prácticamente a base de relacionarse con el poder y acaparar […] cuanto presupuesto le pongan cerquita de sus uñas […] Lo único cierto es que la figura de Luis de Tavira queda en nuestra memoria, hoy por hoy, por el uso y abuso del poder que tuvo y todavía detenta en nuestro medio”.

 

Para muchos de nosotros es indignante el presupuesto que se le otorga a la CNT, que para colmo se ejerce para dar escasísimas funciones de cada obra (a veces solo 16); evidentemente la inversión nunca se recupera por lo que se vuelve un barril sin fondo y un obsceno despilfarro. Como si esto no bastase, indigna el escandaloso nepotismo que existe en la Compañía, el favoritismo hacia un diminuto grupo de dramaturgos y directores nacionales y, reiterando lo dicho por Olmos, que los integrantes sean becarios del régimen los cuales están exentos del pago de impuestos. En cambio, hay que decir que los independientes (las vacas paganas) estamos obligados a pagar IVA, ISR, facturas y contadores. Es así los elegidos del sistema reciben los privilegios y los marginados debemos resistir para sobrevivir y no extinguirnos.

 

Bien dice Olmos que la CNT es un modelo totalmente antidemocrático la cual deja al margen a muchísimos hacedores teatrales; la Compañía es una mafia, la élite de la cultura oficial que se adula, se beca, se promueve y se premia entre ella misma.

 

la CNT es un modelo totalmente antidemocráticoAsimismo es un claro ejemplo de los malos manejos y las pésimas políticas culturales de este país, reflejo de la decadencia institucional generalizada en la que vivimos. Olmos califica a la CNT como “el brazo escénico de dos regímenes políticamente muy oscuros, negados a democratizar por completo la escena nacional”. Por su lado, de Tavira encarna el cacicazgo que tanto daño le ha hecho a México; es el tlatoani supremo quien cuenta con varios defensores que, como siempre ha sido, buscan congraciarse con quien ostenta el poder esperando recibir algún beneficio por mínimo que sea.

 

Por último, otros escándalos son el caso del Foro Shakespeare, uno de los escasos teatros independientes que quedan en la Ciudad de México el cual, tras 33 años de existencia, va a cerrar sus puertas debido a la gentrificación que pretende demoler el inmueble a fin de construir un edificio de departamentos. Esto se informó a la par que fue anunciado el recorte al presupuesto de la cultura oficial debido a la brutal crisis económica por la que atravesamos y que afecta principalmente a los que dependen de las instituciones del régimen.

 

Por todo lo anterior, es indiscutible que el arte y la cultura se encuentran en una enorme crisis y que no son ni remotamente algo relevante para la “dictadura perfecta” (cada vez más imperfecta y putrefacta) que padecemos en México.

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 11 de octubre de 2016 a las 18:36
Humberto Robles
Luis de Tavira se retira de la CNT

http://www.proceso.com.mx/458241/se-retira-luis-tavira-la-compania-nacional-teatro

Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress