Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Navajas Corral
Domingo, 2 de octubre de 2016
La participación comunitaria consigue un premio internacional de museología

La Ponte-Ecomuséu Best Soft Power Cultural Distric

Guardar en Mis Noticias.

La noche del 30 de septiembre ocurrió algo que no es habitual: una iniciativa ciudadana fue galardona con un premio internacional de museología

La Ponte-Ecomuséu Best Soft Power Cultural Distric

 

 Nos referimos a los Leading Culture Destination Awards, «los Oscars de los Museos», unos de los premios más importantes de la Museología a nivel internacional. A la ceremonia de entrega de estos galardones, que tuvo lugar en el lujoso Hotel Langham de Londres, acudieron representantes de las Industrias Culturales, profesionales de la museología, directores de museos y artistas de diferentes partes del mundo.

 

El objetivo de estos premios es reconocer la labor de estas instituciones dentro de la sociedad y como destinos demandados por turistas de todo el mundo. Y es que los museos son instituciones dedicadas a la conservación, investigación, educación y difusión del legado que albergan, pero también son recursos imprescindibles para la industria turística. Estos premios intentan crear un equilibrio entre la institución cultural dedicada a velar por nuestros bienes culturales y ser un servicio social, y el objetivo y objeto de deseo de millones de turistas.

 

La selección de los nominados es un trabajo que la organización realiza a lo largo de todo el año, elaborando una lista de las instituciones museológicas de todo el mundo que cumplen con la filosofía y la misión de los premios. Para esta faraónica misión, la organización posee una red de expertos y profesionales de la cultura y de los museos que son los que son los que construyen las lista de nominados y tiene que justificar sus decisiones. Las recomendaciones de estos expertos son enviadas a un jurado selecto que es el que elabora la lista final de tres nominados por categoría.

 

En cada edición las categorías que son premiadas corresponden con la mejor exposición del año, arquitectura de museo del año, el restaurante de museo del año, la tienda de museo del año, la aplicación o proyecto digital del año para museo, el destino cultural del año y nuevo museo del año. Cuando uno revisa estas categorías aprecia que el proyecto de estos galardones que diseñaron desde Lord Cultural Resources se encontraba en unos parámetros a los que prácticamente únicamente podían optar una parte de los museos, los museos estrella, aquellos que son «masivamente» visitados, o los museos más tradicionales, que no se entienda tradicional como algo peyorativo, sino para designar el concepto de museo más extendido socialmente: un edificio, con obras de arte (o piezas en vitrinas) –interactivo en algunos casos– y ubicado en un espacio urbano.

 

Si revisamos la lista de ganadores de este año podremos comprobar que algo de este sistema de museos continua representado. El premio a la Exposición de la año fue para el Palazzo Fortuny de Venecia. La Arquitectura de museo del año se concedió a The Broad Museum de Los Ángeles. El Restaurante de museo del año se fue al Restaurante LouLou, del Museo de Artes Decorativas de París. Le galardón al Museo digital del año para el Rijksmuseum de Amsterdam. Los premios a Best New Museum of the Year Award winners, un premio que se divide entre los diferentes continentes, se fueron a la ampliación de la Tate Modern de Londres (Tate Modern Switch House extensión), al Museu do Amañha de Río De Janeiro, al Sinthian Cultural Centre de Senegal, y al Design Museum Dharavi en la India. Con este panorama museológico la pléyade de personalidades que se dieron cita en el evento enmarcaba a parte de la «élite» del sector.

 

El premio al mejor Soft Power Cultural District.Pero la edición de 2016 contenía una novedad, una nueva categoría de galardones: Soft Power Destination Awards. Esta categoría pretende reconocer a aquellas organizaciones culturales y museológicas que trabajan directamente con la sociedad y poseen proyectos sostenibles. Es decir, esta categoría hace mención a la parte de la definición de ‘Museo’ del Consejo Internacional de Museos (ICOM-UNESCO) en donde se especifica que los museos son entidades al servicio de la sociedad y de su desarrollo.

 

El premio de esta categoría –y de aquí que se encuentre el pretexto de escribir cerca de las dos terceras parte de estas líneas–, fue para un iniciativa social española, asturiana concretamente: La Ponte-Ecomuséu.

 

La Ponte es un ecomuseo que nació de la población local para trabajar por la población local. Es un proyecto gestionado por la comunidad donde se socializa el patrimonio cultural y se transmiten valores de respeto hacia las comunidades rurales y su cultura. la decisión del jurado para conceder a La Ponte este premio internacional se ha fundamentado en que posee una filosofía que fomenta la innovación social como forma de gestionar el patrimonio, un trabajo de investigación riguroso, una mecánica que lo convierte en un laboratorio social y cultural donde se reflexiona sobre los problemas y necesidades de la comunidad y del entorno, y por ser el centro capaz de impulsar la evolución y la transformación social.

 

El premio al mejor Soft Power Cultural District.

 

Que el trabajo de una iniciativa local como La Ponte haya sido reconocido en unos premios internacionales como estos es todo un orgullo, pero es quizás más significativo darse cuenta cómo desde la cultura institucional se está girando la cabeza para mirar hacia este tipo de experiencias. Proyectos que trabajan con y para la sociedad, que conectan con el individuo, que saben comprender a las distintas generaciones, que detectan los problemas y las necesidades de cada comunidad, de cada entorno; y, además, que suele estar impulsada por profesionales e investigadores altamente cualificados, al menos, y esto se puede constatar, en España y en La Ponte-Ecomuséu.

 

Óscar Navajas Corral forma parte del equipo del La Ponte-Ecomuséu como Expto. en ecomuseología. Funciones: investigación;miembro del consejo científico asesor.

 

La Ponte-Ecomuséu Best Soft Power Cultural Distric

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress