Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Rosabel Serrano Llopis
Sábado, 24 de septiembre de 2016
Paseando por la República Checa

Český Krumlov

Guardar en Mis Noticias.

Pocas ciudades existen en Europa Central con la magia y el encanto que esta ciudad tiene, y así debió de parecerle también a la UNESCO, que la declaró Patrimonio de la Humanidad, ya en el año 1.992

Český Krumlov

 

Desde entonces, el número de visitantes, ha ido creciendo progresivamente, y a día de hoy, la pequeña ciudad medieval se llena de turistas desde mayo hasta octubre todos los años, cuando la temperatura es más suave y permite hacer más actividades al aire libre a los visitantes de la ciudad.

 

Český Krumlov

 

Hablar de Český Krumlov, es hablar de castillos medievales, de calles laberínticas empedradas que ocultan hermosas fachadas restauradas, de entrañables restaurantes que se ocultan a la orilla del río, de numerosas tiendas de artesanía que aparecen al visitante, pero, sobre todo, de historia.

 

Český Krumlov

 

Český Krumlov se encuentra enclavada en el macizo de Sumara, donde el bosque de Blasky, proporciona un paisaje idílico a los alrededores de la pequeña población. Situada en la Bohemia Meridional, está considerada la ciudad más bonita de la República Checa, siendo solamente discutida esta primera posición cuando hablamos de la capital del país, Praga.

 

La ciudad, conserva su estructura medieval, a la que a lo largo de los años se le han ido añadiendo toques barrocos y renacentistas, según la época, pero sin perder el encanto que le da el ser una ciudad rodeada por un río que la protege.

 

Český Krumlov

 

¿Qué Hacer en Český Krumlov?

 

Nadie puede ir a un lugar de cuento de hadas sin visitar el castillo, que es el segundo más grande en toda la República Checa. El castillo, fue fundado por la familia más importante que ha conocido el país, los Rosenberg, en 1.250, y con el tiempo, se fueron construyendo más estancias y ampliando sus dormitorios. Posteriormente, la familia Schwarzenberg, se hizo cargo en el Siglo XVII, proporcionándole los elementos renacentistas y barrocos que vemos hoy en el castillo.

 

Hoy en día, se puede visitar libremente su parte exterior y su jardín, o bien visitar la torre del castillo (40 czk, unos 1,5 euros), o realizar una visita guiada (150 czk o 6 euros), que fue la opción que elegimos nosotros. Gracias a nuestro gía conseguimos entender mejor la historia de la ciudad y del castillo, que, como todos los castillos, tiene un fantasma entre sus aposentos.

 

Český Krumlov

 

En el centro de Český Krumlov.

 

Al contrario que en otros lugares, donde hay multitud de museos que visitar, aquí la actividad y lo mejor está en sus calles, donde vamos a encontrar multitud de construcciones que recuerdan a la época medieval de la villa, y donde es preferible no llevar mapa.

 

En sus calles, hay muchos pequeños restaurantes donde tomar algo, tiendas de artesanía, lugares donde tomar un helado, pequeños hoteles rurales, etc.

 

[Img #7038]

 

Uno de los mayores placeres es realizar senderismo, rafting en el río, o alquilar una canoa; en definitiva, practicar actividades en la naturaleza.

 

La ciudad, se transforma por la noche, pasando de ser un lugar turístico y habitado por los visitantes, a un lugar tranquilo pero animado durante la noche, donde sus animadas calles invitan a pasear, y a ver la ciudad desde otra perspectiva. Entonces, es cuando mejor vamos a conocer este lugar, al que, con toda seguridad, volveré.

 

Si alguien se decide a visitar a nuestro vecino checo, debería de incluir este hermoso lugar que invita a relajarse y disfrutar.

 

 

 

 Como llegar:

 

En autobús, la agencia Students Agency  ofrece un muy buen servicio de conexión desde Praga, la capital.

 

Si se decide tomar el tren, hay que cambiar en Ceské Budejuvice, y el viaje sería un poco más largo. Sin embargo, esta opción es buena si se quiere visitar la citada ciudad, otra de las favoritas entre los visitantes de la República Checa.

 

Otra posibilidad es alquilar un coche; la red de carreteras checas es bastante buena y están en buenas condiciones.

 

Mapa de los lugares más emblemáticos de la ciudad:

 


 

 

 

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress