Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ariel Till
Domingo, 21 de agosto de 2016

La Paternal

Guardar en Mis Noticias.

La Paternal

 

Una vez, mientras buscaba fotos para mi muestra "Desamparos", me acerqué a la estación de trenes del barrio de mi infancia, entre cuyos galpones armábamos una improvisada cancha de fútbol. No encontré mi estación de trenes. Encontré unas familias rodeadas de una inmensidad de cartones y basura, reunidos alrededor del fuego que salía de una inmensa lata. Pensé que debía acercarme a ellos, hablar, compartir un rato y quizás hacerles algunas fotos. Quería saber qué pensaban, qué sentían, qué era la vida para ellos. Quería contar al mundo que mi estación de trenes era el refugio de desafortunados, de marginados, de gente olvidada por "el sistema". No pude. Me fui en silencio.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress