Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Elena A.G.
Jueves, 21 de julio de 2016
microteatro

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Teatro

Quien lo ha probado dice que no hay nada igual y, a día de hoy, ya se cuentan entre miles los adictos. No, no me refiero a ninguna droga de diseño, ni mucho menos. Hablo del microteatro, un formato teatral cuya característica principal; la brevedad, resulta tan atractiva como eficaz.

 

Como su propio nombre indica (micro, del griego; pequeño, reducido), el microteatro consiste en la representación, por lo general de entre uno y tres actores, de una pieza teatral de entre 10 y 20 minutos, siendo lo habitual y lo más demandado por las salas, las representaciones de 15’.

 

El origen de lo breve

 

Todo empezó en Madrid, un 13 de noviembre de 2009, día en que casi 50 directores, autores y actores presentaron un proyecto teatral distinto de todo lo que se había visto hasta el momento. El espacio donde se realizó la hazaña, un prostíbulo de la calle Ballesta, fue cedido por la asociación Triball a Miguel Alcantud, autor de la idea y coordinador del proyecto.

 

En las 13 habitaciones del burdel se alojaron 13 grupos autónomos e independientes con la consigna de crear una obra teatral de menos de 10 minutos para un público de menos de 10 personas por sala y que versara sobre un tema común; la prostitución. Estas obras se representaron tantas veces como público hubo durante tres horas.

 

Sin ninguna inversión en publicidad, y con la única difusión de las redes sociales y algún que otro comunicado de prensa, el experimento terminó siendo un éxito. Colas de más de 200 personas se formaban horas antes de comenzar la función, llegando incluso, por motivos de aforo, a quedar más gente fuera de la que pudo entrar. El impacto de dicho acontecimiento, que alcanzó una gran difusión mediática y aceptación por parte del público, animó a buena parte de los participantes y a algunos nuevos miembros a abrir de manera permanente un espacio que, comprobaron, era reclamado por el público de Madrid y que, desde entonces, dio cabida a personas de todas las edades y estatus sociales.

 

Así se creó el formato de Microteatro por dinero; un formato fresco en un espacio innovador en el que disfrutar de obras originales y sorprendentes. Quince minutos de magia durante los que el espectador, inmerso en la propia escenografía y a tan solo unos pocos centímetros de distancia de los actores, se convierte en protagonista.

 

Brevedad mundial

 

A raíz de Microteatro por dinero surgieron otras muchas salas especializadas en Madrid, y tras su éxito rotundo en la capital, el formato comercial de Microteatro por dinero comenzó a extenderse por muchas otras ciudades de España como Barcelona, Sevilla, Valencia o Málaga hasta que, no hace mucho, cruzaron el charco, llevando la brevedad hasta ciudades como Londres, Mexico DF, Lima, Buenos Aires o Miami.

 

El éxito del microteatro resulta innegable y su expansión parece imparable, pero también esperanzadora; actores, autores, músicos y directores que quizá no tendrían oportunidad o fácil acceso a los circuitos teatrales más comerciales, ven su puerta de entrada al mundo dramático en el microteatro, que se convierte en una suerte de cantera o cajón de arena en el que experimentar sin miedo y probarse ante uno de los públicos más receptivos y agradecidos que haya tenido el placer de ver.

 

Además, el precio –más que asequible– de estas breves representaciones, consiguen lo que todo amante del arte desea: la democratización de la cultura, el acercamiento a todos los estratos de la sociedad y, sobre todo, el reflejo de la ilusión y pasión en unos ojos ajenos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress