Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

José Ramón Ponce
Domingo, 30 de julio de 2017
FUNDAMENTOS DE HIPNOSIS XI

Sugestión en estado de vigilia

Guardar en Mis Noticias.

Sugestión es el funcionamiento arcaico de la psique, donde la información es recibida, integrada y elaborada la respuesta, bajo reducido proceso analítico-sintético en la corteza cerebral, o sea disminuida evaluación crítica.

Opera a través de la imagen sugestiva, la cual surge como resultado de la pérdida del carácter conceptual de la imagen racional, y como consecuencia de cambios específicos en la actitud que la sustenta.

 

La actitud constituye la estructura psíquica que engloba integralmente conocimientos, criterios, sentimientos y necesidades con relación a un objeto reflejado en la psique; de hecho la orientación motivacional hacia este. Por consiguiente, se hallan actitudes más consolidadas que otras en el individuo.

 

Las actitudes más estables y condicionadas poseen, desde luego, mayor excitabilidad en los circuitos neurales que las sustentan, y por ello predominan en el sistema psico-cerebral. Estas más excitables, en virtud del Reflejo de Inclusión o Reclutamiento cerebral, arrastran consonantemente tras de sí, las demás actitudes y al comportamiento en pleno. De este modo se produce una respuesta coherente y única. Por ejemplo, la actitud favorable hacia el trabajo supone una opinión satisfactoria, sentimiento de aceptación, y deseo de llevarlo a cabo. La actitud perseverante por alcanzar una meta hace imperceptible, resta importancia o anula las penurias que conlleva su esfuerzo.

 

En consecuencia, las actitudes predominantes, en virtud de su efecto absorbente para mantener la unidad de recepción y respuesta, asumen el papel de filtro sobre la información, regulando su aceptación o rechazo.

 

Pero esta unicidad puede anularse en algún momento dado. Por ejemplo, dentro de actitudes políticas puede manifestarse una paradójica oposición entre el trabajar y expresar apoyo un régimen determinado y sin embargo en el fondo existir un profundo odio, aunque solo sea explicable para preservar la vida o lograr prerrogativas materiales. En esos casos las actitudes contradictorias buscan ajuste, consonancia en sus diferencias.

 

https://www.infoamerica.org/teoria/festinger1.htmEste ajuste se explica a través de la teoría de Disonancia cognitiva, de León Festinger. Dicha teoría consiste, a grandes rasgos, en que si la psique recibe información incompatible, incongruente, con la previamente contenida, se pone en marcha un mecanismo no consciente, dirigido a la conciliación entre las diferencias. Por ejemplo, al mismo tiempo que se posee favorable opinión hacia una persona, se puede sentir desagrado por alguna acción cometida, gesto, costumbre o idea en particular que mantenga. Progresivamente esta contradicción se resuelve por sí sola en la psique y llega un momento que se dice “pero lo que me desagrada no es tanto...”, o “tiene cualidades desagradables pero eso se debe a... “, y finalmente se percibirá todo satisfactorio o insatisfactorio de acuerdo a la actitud predominante.

 

Sin embargo, al respecto se produce un hecho más complejo. La actitud puede asumir carácter intensamente rígido a consecuencia de motivación excesivamente apasionada en su base, como son predisposiciones o prejuicios. En consecuencia, esta actitud rígida ejerce selectividad estrecha sobre la información recibida. Su función de filtro se distorsiona, no responde a la realidad, sino a sí misma. Se niega intransigentemente cualquier mensaje que no esté acorde con ella. La actitud entonces, queda enquistada, cerrada.

 

Este cambio en el funcionamiento de la psique implica el aislamiento de dicha actitud, y por lo tanto se produce una disociación parcial, disgregación funcional de circuitos neurales del cerebro, reduciéndose por tanto el proceso analítico-sintético. En consecuencia, a partir de ese momento, la información referida a la actitud, es aceptada acríticamente, sugestivamente. Por ejemplo, en personas con tendencia hipocondriaca, si se les dice que en su apariencia muestran signos de enfermedad, lo creerán sin cortapisas.

 

En casos extremos la persona no escucha más que su propia voz, y ante el peso de los argumentos contrapuestos se irrita, molesta y trata de rebatirlos, aunque sea una postura descabellada. Por ejemplo, el prejuicio racial no reconoce valor a quien se odia y desprecia, y por mucho que se demuestre, la equivocación se mantiene. Se observa también, en individuos enfermos de celotipia, que no hay forma de hacerles comprender lo equivocado de su idea. O quien arriba a la conclusión de que sus actos han sido incorrectos, y no lo quiere reconocer ni para sí mismo.

 

Un ejemplo trágico es el fundamentalismo religioso, donde la actitud hacia el dogma es suficientemente rígida, la realidad se percibe solo a través de ese prisma distorsionado. Intransigentemente se niega, e incluso destruye, lo que no coincide con ideas y sentimientos albergados. Se llega al extremo de provocar cambios sustanciales en el cuerpo-mente, incluso la inmolación.

 

No existe un límite definido entre la actitud equilibrada y la rígida. Cada una puede ser más o menos resistente al cambio, de manera permanente, o en un momento dado, de acuerdo a las circunstancias. Además, cualquier actitud lleva implícita la búsqueda y la aceptación selectiva de información, pero en rango moderado; por ejemplo, un criterio firme y razonado, a pesar de todo, tiende a excluir opiniones opuestas, al menos al inicio. Pero la posibilidad de sugestión en estado de vigilia siempre parte de una actitud con tendencia a la inamovilidad a causa de una motivación apasionada en su núcleo.

Los visitantes de esta entrada también se interesaron por...
Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress