Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Antonio Ramos Maldonado
Domingo, 16 de julio de 2017
Todo en torno al átomo es pura suposición

El modelo estándar de la física de partículas se parece mucho al juego de "La gallina ciega"

Guardar en Mis Noticias.

Con todos estos saltos de saltimbanquis giran en torno a lo desconocido, al esoterismo; se volvieron esoteristas a pesar de que rechazan el esoterismo, a pesar de que el esoterismo se parece mucho a la “gallina ciega”.  

     “El 4 de julio de 2012 la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN)  anunció la observación de una nueva partícula cuyas características coincidían con el bosón de Higgs. Este descubrimiento lleva implícito la existencia del campo de Higgs. Dicho campo sería imponderable y se encontraría en todo el universo. Sus características recuerdan a las del éter que descartó Einstein a principios del siglo XX"

 

 

     ¿Por qué se afirma que toda partícula subatómica posee una antipatícula de energía negativa? ¿Por qué se introdujo el término antimateria en estas antipartículas? ¿Por qué se afirma que existe el universo de la antimateria, o sea un antiuniverso, obviamente conformado con estas antipartículas de cero materia?  Si las partículas elementales, las que no están formadas con otras partículas, no poseen materia, ¿cómo van a tener una antipartícula? ¿Poseen energía las antipartículas? Si se afirma que se destruyen al entrar en contacto las antipartículas con las partículas, ¿cómo se puede afirmar que la una contiene  a la otra? ¿Qué se busca con “crear” la partícula de antimateria? ¿Qué se pretende remendar con la antimateria? ¿Será que esta parte de la ciencia se sustenta en el esoterismo? ¿Será que se introdujo el término antimateria en referencia a los espíritus? ¿Será que esta parte de la ciencia juega con dos caras? ¿Será que esta parte de la ciencia no se resiste a la  ciencia ficción? ¿Será que, involuntariamente, se está esparciendo dosis de ciencia ficción y de esoterismo? ¿Será que se trata de una fuerza antinatural la que está detrás de todo esto y que utiliza al mismo hombre a fin de implantar el caos, la confusión? ¿Será que con esto se pretende desviar al hombre de otras creencias más provechosas   respecto de su verdadero ser, de lo que se conoce como el conocimiento interior, transcendental? ¿Será que todo este manejo obedece a una especie de sincretismo?

 

     Existe una expresión antiquísima cargada de advertencia en torno a los lobos que se disfrazan de ovejas a fin de engañar: “He aquí que te envío como oveja entre lobos”. Los lobos, en este caso que nos ocupa, el modelo estándar de la física de partículas, no son otra cosa que los mismos que se inventaron el universo de antimateria. Les tocó hacer esto al no encontrar otra salida, al sentirse acorralados por el “diseño antiguo y original del universo”, al no hallar el punto exacto donde comenzaba a formarse la materia y al no tener clara la idea de cómo se formaron los elementos, de cómo existen los elementos, siendo que no tienen claridad sobre la existencia del átomo, de modo que se han tenido que conformar con las mañas empleadas por otros individuos que han copiado información antigua y han conseguido que se acepten, que “funcionen” los métodos respecto de las sustancias, sabiendo que existe un “pase de manos” de nigromantes más la intervención  de los arlequines que sacan provecho de estos montajes.

 

     Al no encontrar la primera señal de la materia, de algo que sirviera para desenredar la bola de hilo con nudos que ellos crearon con toda la información irregular con que se pretendió darle cabida a unas ideas advenedizas que se pegaban ni ventosas a la estructura impostora de un universo salido de los pizarrones y las tizas, debieron tragarse lo que no querían tragarse, debían aceptar lo inmaterial contenido en la materia pero sin llamarlo espíritu ni conciencia, porque para ellos es inaceptable el concepto de que la muerte es la separación del espíritu y el cuerpo, la materia. La idea de la radiación de fondo de microondas los sitúa frente a una realidad incuestionable así ellos la pretendan suplantar por  el “eco del big bang”. No aceptaban lo que estaban presenciando, el fluir de energía a partir del vacío, lo que demuestra que la materia emerge de donde no hay nada. Llamaron nada lo incomprensible, algo así como si una voz saliera del vacío, una voz saliendo de la nada. A esto que no comprendían, de donde emana una fuerza (fuerza que ellos dividen en cuatro fuerzas), decidieron usarlo como el núcleo del átomo; es decir, le dieron forma y estructura a algo que no tiene ninguna de estas cosas sino vacío y energía. Sin embargo, de aquí emergen los elementos, gracias al olor y al sabor que arrastra cualquier clase de sensación. Es como si lo que saliese de allí, del vacío y la energía, fuesen ideas, ideas con fuerza atrayente, que es lo que impregna todo el universo, lo que otros llamaron éter, lo que ellos llaman campo de Higgs. ¡Tienen un conflicto en sí mismos, un conflicto de grandes proporciones! No saben qué hacer. No saben por dónde meterse, porque no existe ningún orificio, el mínimo orificio por donde meterse y observar cómo la antimateria se convierte en materia, en elementos, en nosotros, en todo lo que existe.

 

       Con todos estos saltos de saltimbanquis giran en torno a lo desconocido, al esoterismo; se volvieron esoteristas a pesar de que rechazan el esoterismo, a pesar de que el esoterismo se parece mucho a la “gallina ciega”.  

 

    Con el fin de desbaratar todo lo que se relacione con el diseño original del universo físico y toda propuesta insertada en la filosofía madre, particularmente con el concepto de masa, de materia y la mínima expresión de ésta, lo que se conoce como átomo en filosofía pura, lo cual pertenece al mundo metafísico, se “dispuso” que el mencionado átomo sí tenía o tiene materia y se le atribuyen algunas propiedades como las de peso, tamaño y la energía. Obviamente se trata de una quimera si se tiene en cuenta que dicho átomo no existe. Así de simple. Todo en torno al átomo es pura suposición, suposición engendrada en la intriga.

 

     No hay unificación en las ideas respecto del átomo, del núcleo atómico, de las subpartículas que conforman el núcleo atómico; del big bang, de la mecánica cuántica, etc., etc. Algunos expertos afirman otra cosa, mientras que por otro lado otros afirman otras cosas completamente distintas.  Porque se ha disparado tal cantidad de información que todo el que ha querido ha propuesto algo nuevo y “ha dado en el clavo” debido a que todo se queda; en esto se recibe todo y hasta exageraciones que nacen de la mentira, mentiras de gran dimensión, como cuando se afirma que antes del big bang el universo estaba sometido a una temperatura  más alta que  la del sol; afirman esto sin ponerse a pensar que el universo no existía antes del supuesto big bang y que si no había materia no podía existir ninguna clase de temperatura. Con tanta mentira, se desvían de la ruta y terminan diciendo cualquier disparate.

 

    No sabían qué hacer cuando Newton se refirió a la atracción de los cuerpos al entrar en un campo de donde les era imposible retroceder debido a la fuerza descomunal que se producía en tal situación. Frente a este escenario dispararon hacia todos los costados toda clase de propuestas. De aquí nacieron los diferentes niveles de fuerza de los electrones, en el sentido de que los electrones más alejados del núcleo soportaban menos atracción, hasta el punto en que quedaban expuestos a “fugarse”, al ser atraídos por otra fuerza de otro núcleo.

 

     “En el siglo XVII el gran físico inglés Isaac Newton establece que dos cuerpos cualesquiera se atraen con una fuerza que es directamente proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa” Esto es: a mayor distancia, menos atracción, y viceversa.

 

    No conformes con el reguero de disparates  que dejaron con la relatividad general al pretender hacer creer que el tiempo y el espacio constituían una cuarta dimensión y que esta cuarta dimensión desplazaba la fuerza gravitatoria al dársele esta función a la deformidad del espacio por parte de los cuerpos, et., etc., etc., todo un despelote, un vulgar despelote; no conformes con esto, trasladaron estos desechos de avalancha, de crecientes de ríos, de mar salido de madre, a la mecánica cuántica; es decir, la mecánica de Newton la  metieron en la mecánica cuántica, la metieron descaradamente, prueba de ello, una de las muchas pruebas que estamos en condiciones de mostrar, es cuando se refieren a que la fuerza de atracción y de repulsión de los electrones es proporcional a ambas cargas, e inversamente proporcional a la distancia que los separa. Curiosamente es lo mismo que dice Newton respecto de los cuerpos de la masa en el plano metafísico. Newton no se refiere al átomo, mucho menos a los electrones. Con todo este proceder se parecen mucho a los gatos  que se meten sigilosamente en las despensas y pisotean lo que comen. ¿Qué los impulsó a utilizar estas leyes de Newton para introducir la idea del electrón, las diferentes posiciones de los electrones alrededor del núcleo?

 

     Es como si todas estas teorías no tocaran tierra sino que permanecieran flotando a la deriva en razón  de que se crearon mediante  sistemas flexibles que pueden acomodarse a los caprichos de los proponentes; de modo que si un plan no resulta, se prueba con otro y otro y otro hasta que se encuentre la cuña que cuadra o redondea la idea inicial. Es como un juego donde prima la perversidad.

 

     Se ha intentado crear un diseño del universo físico utilizando el “material” antiguo pero acomodándolo de tal manera que se piense que es un “material” nuevo, único, aparte. Pero no es así, sino que se trata de superposiciones, de copias disfrazadas. Se ha creado un parapeto que causa espanto, que se parece mucho a un armazón de tablas clavadas unas sobre otras como si se pretendiera armar una escultura de mal gusto como muchas de las esculturas contemporáneas. Lo que se ha elaborado se proyecta hacia un punto sin salida, una pared donde se estrellan y se hacen añicos las esculturas de madera de este tipo. Eso es el modelo estándar de la física de partículas.

 

     Al referirse al modelo estándar de la física de partículas los físicos sacan a relucir que el propósito de todo este interés en desarrollar esta ciencia se basa en el principio del conocimiento de sí mismo,  de dónde venimos, qué somos, cuál es la razón de existir, etc., etc. Se trata de términos extraídos de la filosofía pura, relacionado todo este pensamiento con la metafísica. No obstante ellos se afanan en conocer la mecánica del universo y dejan de lado el conocimiento de sí mismos. Obviamente no tienen claridad en lo que piensan y mucho menos en lo que dicen. Creen que el conocimiento de sí mismo es conocer lo que está afuera. Buscan en vía contraria. 

      

Amit Goswami"Nadie sabe lo que hace la cosa -el CERN-. Disparando partículas entre sí a la velocidad de la luz no puede terminar bien.  Nosotros -los físicos- no tenemos idea de lo que estamos haciendo", Dr. Amit Goswami, Físico Cuántico.

 

     De los componentes de la mecánica newtoniana, algunos han sido más rechazados que otros, rechazados por parte de los proponentes de la teoría de la relatividad. Uno de estos componentes rechazados es el la acción gravitatoria, sobre todo a grandes distancias, como lo es el caso de la atracción entre los cuerpos celestes. Pero resulta que este intento por anular la fuerza de atracción entre los cuerpos celestes se quedó  en dicha teoría, pues la gente continúa aceptando la atracción entre los planetas y no tiene en cuenta que los cuerpos se atraigan debido a la hondonada que se produce en el espacio, debido al “desnivel” provocado por otros cuerpo de mayor tamaño. Esto, en la realidad, resultaría ser un estorbo para los demás planetas en el sentido de que la hondonada desfiguraría o transformaría gran parte del espacio por donde circulan los cuerpos, se vería obstaculizado el paso por el volumen o hinchazón de espacio que formarían los cuerpos, lo que llevaría a choques múltiples y continuos entre planetas y protuberancias del espacio que, además, por no ser gaseoso sino más bien gelatinoso, frenaría, en cierta medida, el impulso de los cuerpos. De ser así, la Tierra no tardaría 365 en dar la vuelta completa alrededor del Sol, sino que tardaría tres veces, o cuatro veces más.

 

     ¿Qué se puede pensar de unas teorías que se contradicen entre sí? ¿Se puede dar credibilidad siquiera a una de ellas siendo que todas, según, fueron resueltas a satisfacción? Si todas fueron “guardadas en una misma caja” porque todas pasaron la prueba a pesar de que se contradicen entre sí, creer siquiera en una de ellas significaría participar del engaño, del montaje siniestro. La “teoría de cuerdas” contradice a la “mecánica cuántica” al proponer que los átomos no son partículas sino cuerdas elásticas que, al tocarse unas con otras, de inmediato se contacta con otras dimensiones. Es decir, la teoría de cuerdas aplastó a la mecánica cuántica, la dejó sin validez, de tal manera que las miles de partículas “descubiertas” en los nucleones, quedan sin soporte y todo lo que se diga sobre ellas debe ser rechazado pues se trata de un infame engaño. Todo lo que se diga sobre los resultados de los experimentos en los aceleradores de partículas, debe ser rechazado. Todo lo que se haya dicho sobre los resultados en los aceleradores de partículas debe ser rechazado. Todo lo que se diga sobre el bosón de Higgs debe ser rechazado.

 

     “A finales del siglo XIX Maxwell propuso que la luz poseía una naturaleza ondulatoria. Una onda necesita un medio en el que propagarse, con una velocidad que depende de la naturaleza del medio. Dada la elevadísima velocidad con que la luz se desplaza en el espacio, se postuló que este medio debía ser una sustancia de una densidad inapreciable y con un coeficiente de elasticidad enorme que permearía todo el universo. A esta sustancia se la denominó éter por su similitud con el concepto griego original. En 1887 Michelson y Morley intentaron probar la existencia de tan enigmática sustancia con el famoso experimento que lleva sus nombres. La prueba tuvo resultados negativos, y al no poder determinar ninguna propiedad física del éter, se llegó a la conclusión de que no existía. Triste fin para un concepto aceptado por muchos durante largo tiempo. Unos años después Einstein propuso que no existen ni un tiempo ni un espacio absoluto, de lo que se dedujo que tampoco existiría el éter. A partir de aquí surgió lo que conocemos como teoría de la relatividad especial, que estableció una relación entre la masa y la energía y redefinió el espacio-tiempo

 

     La teoría sobre la espuma cuántica en reemplazo del espacio-tiempo como cuarta dimensión y en reemplazo de la fuerza de atracción o gravitacional debe ser rechazada  debido a que es tan absurda como la teoría de cuerdas.

 

    Vemos cómo las teorías de este tipo se han ido entrelazando unas con otras para formar una especie de tramado de hilo de araña que se queda flotando por un tiempo en la memoria para luego buscar refugio en otros sitios oscuros donde continúan huyéndole a la luz.

 

     ¿Por qué se pretendió reemplazar el éter por el campo de Higgs, ese éter o quintaesencia que permeaba (o permea) todo el universo? Lo único que existe en el universo es la fuerza de atracción (o gravedad), una fuerza única con diferentes fases o cambios que se dan desde dentro hacia el exterior, algunas veces imperceptible, una fuerza que interactúa consigo misma para crear la materia. Una fuerza indivisible en su origen. No es sencillo entender que todo está hecho de esa sustancia que permea todo el universo. Los mismos que la rechazan, están hechos de ella. Es como si dijéramos que el pan no sabe que está hecho de trigo; peor aún, niega la existencia del trigo. Lo de reemplazar el éter por el campo de Higgs obedece a caprichos, nada más, pataletas de adolescentes pretendiendo cambiar de juguete. Se reemplazó el éter por el campo de Higgs  utilizando una tiza y un pizarrón: otro juego absurdo, tal como se han creado todas las partículas elementales y las supuestas partículas con masa donde se hallan otras partículas. Hemos llegado a observar que utilizan datos de la filosofía madre, de la ciencia natural, antigua, y los acomodan en las teorías que ellos van creando con la tiza y el pizarrón, las acomodan y crean una mancha, como si se ensuciaran las manos con lodo y las pasaran por una tela blanca, limpia. Todo lo que se encuentra registrado  en la filosofía madre lo han utilizado para crear sus teorías; “han entrado a los depósitos de la ciencia antigua y han rebuscado y creado un desorden en los estantes y roto papeles y tumbado libros y otros objetos de valor”. Es lo que han hecho al intentar cambias las cosas, dejar un desorden semejante al que dejan los roedores en sus nidos.

 

     Si los átomos no se alcanzan a ver con los microscopios electrónicos más potentes, ¿cómo se van a observar a simple vista las partículas elementales, que es lo que se pretende hacer creer cuando hacen chocar partículas en el CERN?

 

     “Para poder ver un objeto tiene que ser lo suficientemente grande para que refleje la luz, y el átomo más grande es mil veces más pequeño que la longitud de onda de la luz. En sentido literal, ningún átomo será visto jamás, y para poner las cosas mucho más difícil, el núcleo es aproximadamente cien mil veces más pequeño que el átomo

 

     ¿Por qué se atraen los protones si tienen la misma carga? ¿Puede existir una fuerza de repulsión donde existe, al mismo tiempo, una fuerza de atracción fuerte? ¿Por qué el núcleo del átomo se acomodó de tal manera que contradice las leyes de la física? Cuando inventaron esto, se sintieron tan desplomados, que inmediatamente agregaron una falsedad mayor, al decir que en mecánica cuántica ocurre lo insólito. Obviamente se trata de una actitud patética, miserable, pues se creen con la autoridad de sumar mentiras sobre montañas de mentiras, convencidos de su propio engaño, de que el engaño, jamás será descubierto. Viven en montañas de engaños de la misma manera como viven sobre sus propios desperdicios las alimañas.

 

     “Nadie ha sido capaz de detener o examinar a fondo los experimentos del CERN, ya que es sancionado por una misteriosa asamblea de asociaciones internacionales, donde la autoridad máxima del proyecto ha sido tan escondida a través de compartimentación similar a como lo hacen los jesuitas, que uno no puede encontrar a ningún líder, CEO, o entidad encargada.  De hecho, muchos científicos que son empleados por el CERN, probablemente no saben que es una estafa. Ellos simplemente están llevando a cabo su limitado alcance de su trabajo, que podría ser legítimo, dado a ellos por un supervisor que también está trabajando dentro de esos límites y fronteras. Todo es sobre la base de la necesidad de saber. En un proceso conocido como difusión de responsabilidad, nadie es responsable en última instancia. En el caso del CERN, esto significa que la ciencia puede hacer lo que quiera, ya sea que está creando colisiones atómicas a la velocidad de la luz, capturando misteriosas ‘partículas’ que pueden crear modificación genética de plantas, animales y seres humanos, o simplemente el estándar favorito de los militaristas banqueros, señores de la guerra -construyendo nuevas bombas para ambos lados del conflicto. El CERN da a los científicos permiso para tener vía libre para destrozar o explotar lo que quieran simplemente porque están tratando con la ‘partícula de Dios’. La comunidad científica CERN hace la jactanciosa declaración que ‘La ciencia puede hacer lo que Dios hace, o mejor’. Con su comunidad de 25,000 científicos internacionales, repartidos por todo el mundo, que no son responsables de ninguna ley nacional o reglamentación, la difusión de responsabilidad da a este grupo un poder excluyente e inmunidad para decidir qué experimentos son dignos de sus esfuerzos, al tiempo que protege a sus científicos frente a posibles consecuencias personales o grupales”,  Anonymous Patriots.

 

     Hace más de cien años se creó el modelo del núcleo atómico, gracias, según, a los experimentos de Hans Geiger y Ernest Marsden, bajo la dirección de Ernest Rutherfotd. Cien años aceptando esa información, sin que hasta la fecha, a pesar de la tecnología actual, haya salido una información nueva. Una información que podríamos llamar arcaica, obsoleta, principalmente  por la forma rudimentaria como se llevó a cabo dicho experimento; un experimento que no convence del todo, que quedó debiendo mucho.

 

      Buscan afanosamente una partícula con la mínima masa que interactúe con el campo de Higgs. Es decir, quieren que el campo de Higgs actúe como actúa el éter pero sin que sea el éter. Quieren que el éter actúe pero no con el nombre de éter sino con el nombre de Higgs. Lo que ellos no saben es que dicha partícula sin masa llamada Higgs no la van a encontrar jamás, salvo que le hagan creer a la gente que la hallaron en el CERN, pues la materia se forma a partir de la fuerza atractiva llamada gravedad, llamada gravedad por la confusión con la enfermedad grave que ocasionan los cuerpos al acercarse  demasiado a otros cuerpos. De manera que quieren que el bosón de Higgs interactúe con el campo de Higgs pero sin la intervención de la fuerza gravitatoria o atrayente gracias al olor y al sabor.  “Se permanece así, ajeno al contenido propio que da forma al cuerpo, pero impropio en cuanto a su naturaleza, a su origen; aunque también es propio en sí, de sí mismo, por su contenido; jamás deja de ser propio en sí en el contenido, jamás deja de ser propio, sin embargo tiene validez el concepto de que lo formado también se considere propio. Se puede ver que el concepto de propio existe en varios niveles, y en cada uno lo formado se cree propio; esa es una de las grandes verdades; otra es que el punto exacto se desconoce, se especula que puede ser la luz, que puede ser el pensamiento que se halla en la luz, en los espacios más reducidos de la luz; puede ser, asimismo, la mente sin pensamiento que se encuentra en la luz; por eso también se afirma que el  olor y el sabor no son el principio”, Salimos de casa en agosto para volver en octubre, pero no fue posible, porque no había camino de regreso”, ARM.

 

    Quieren manejar el asunto desde otra perspectiva sin importarles los daños que ocasionen, sin importarles las circunstancias, la confusión que ocasionan en las personas.

 

     El concepto de partícula trastocó todo el asunto. Quieren encontrar partículas y lo que encuentran es energía fluida en ondas, eso es todo; energía en ondas que emana directamente de la fuerza atrayente. El concepto de partícula se les enraizó  debido a la otra idea antigua de la materia en su expresión mínima, una idea abstracta, metafísica; una sensación de alejamiento de los cuerpos, de empequeñecimiento de los cuerpos al alejarse, alejamiento que no es otra cosa que decaimiento en la fuerza, decaimiento en los cuerpos hasta hacerse completamente livianos, muy livianos, hasta quedar con un peso casi cero, con un tamaño mínimo llamado átomo, el mínimo tamaño de la masa, de los cuerpos. Por eso la idea de átomo en el mundo real es falsa. Podremos resumir que no descubrieron nada; todo se trató de un miserable plagio con algunas variantes a fin de intentar crear una idea original.

 

Tabla alquímica medieval del alquimista Basil Valentine, ca. 1670.

 

    “{Los símbolos de la alquimia solían fundarse en la transformación de fórmulas matemáticas en signos geométricos llamados símbolos de alquimista o sellos. Éstos, según cada cultura, podrían variar desde simples figuras geométricas, resultantes de la aplicación de fórmulas matemáticas, hasta complejas imágenes metafóricas, en las cuales cada elemento solía tener un significado propio. También podían ser símbolos interpretados a criterio del autor. Así, Newton usaba en sus fórmulas alquímicas símbolos que provenían de una fusión de diversos lenguajes simbólicos utilizados en culturas precedentes}”:

 

Estos muestran las características de calor, frío, sequedad y humedad:

 

El Fuego (elemento), cálido y seco: 

El Agua (elemento), fría y húmeda: 

El Aire (elemento), cálido y húmedo: 

La Tierra (elemento), fría y seca: 

 

Los metales planetarios fueron “dominados” o “manejados” por uno de los siete cuerpos celestes de la antigüedad. Aunque tenían su propio símbolo, normalmente fueron representados por el símbolo del cuerpo correspondiente.

 

Oro representado como el Sol ☉ ☼ (   )

Plata representado como la Luna ☽ (   )

Cobre representado como Venus ♀ (o también:   )

Hierro representado como Marte ♂ (   )

Estaño representado como Júpiter ♃ (   )

Mercurio representado como Mercurio ☿ (   )

Plomo representado como Saturno ♄ (   )

 

Los planetas UranoNeptuno y el planeta enano Plutón fueron descubiertos posteriormente y no forman parte de símbolos alquímicos tradicionales. Algunos alquimistas modernos consideran apropiados los símbolos de estos planetas para representar los metales radiactivos uranioneptunio y plutonio.

 

También, el Monas Hieroglyphica es un símbolo alquímico ideado por John Dee como combinación de los glifos de los metales planetarios.

 

Elementos Antimino ♁  , Arsénico  , Bismuto  , Boro, Magnesio ⊛, Fósforo, Platino ☾ ,☉, Potasio, Roca  ,  Azufre    , Cinc Zc.

 

Amoníaco de sal,  Aqua vitae, S.V. Amalgama, Cinabrio  Vitriolo

 

os 12 procesos alquímicos básicos se consideran la base de procesos químicos modernos. Cada uno de estos procesos es representado por uno de los 12 signos del zodiaco.

 

Descomposición mediante la calcinación (Aries  )

Descomposición mediante la Incineración (Leo  )

Descomposición mediante la putrefacción (Capricornio  )

Modificación mediante la congelación(Tauro  )

Modificación mediante la fijación (Géminis  )

Modificación mediante ceración (Sagitario  )

Separación mediante la destilación (Virgo  )

Separación mediante la sublimación (Libra )

Separación mediante la filtración (Escorpio  )

Unión mediante la disolución (Cáncer  )

Unión mediante la multiplicación (Acuario  )

Unión mediante de la proyección (Piscis  )

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress