Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Ignacio Fernández Candela
Viernes, 9 de junio de 2017
batirse con la muerte

Ignacio Echeverría, el héroe irreflexivo

Guardar en Mis Noticias.

Los héroes de la Humanidad actúan por decisiones solitarias; impulsos que quiebran la flaqueza común del instinto de supervivencia que a la mayoría aconseja cautela.

Pocos son los que osan traspasar el límite de la prudencia para batirse con la muerte, sin sopesar la tramposa proporcionalidad de un duelo desigual. Ignacio Echeverría no marchó solo; se acompañó de lo admirable y del mundo que lo reconoce.

 

Durante la matanza de Londres no permitió consejo a la reflexión cuando el pulso heroico de la existencia le puso a prueba, una decisión radical, y defendió a su prójimo con la entrega del aliento. Un héroe por impulso, como solo pueden actuar los elegidos para la gloria del recuerdo en admiración colectiva.

 

Héroes. Una vez que dan el paso de la audacia son conscientes de que no hay camino de retorno. Saltan al abismo pero con la razón altruista en el desempeño de entregar la vida por los demás. Son vitales para la sociedad que los ensalza; de otro modo el olvido de las gestas sería la constante de la civilización si no existiera identidad a la que alabar. Hoy Ignacio Echeverría late en muchos de nosotros y surge del anonimato para transformarse en ejemplo imperecedero.

 

La magnificencia de nuestro héroe es intemporal como rastrera y efímera la cobardía de sus ejecutores. Ignacio murió sin edad para transformarse en humano eterno. La memoria de su gesta traspasa el límite temporal y se ahonda en el universo de la hazaña. Otros como él seguirán la senda de una gloria empujados por sus nobles instintos, irreflexivos porque la valentía reclama  a sus protagonistas sin otro guión preestablecido que el de la formidable dignidad. Llegado el momento del sacrificio las alas de un ángel asoman para impulsar la grandeza de un corazón humano. La épica humana  es poco para la recompensa de tanta grandeza de espíritu. Valiente osadía en un mundo arredrado. Otros son anónimos pero engrandecen igualmente la Tierra.

 

Necesitamos héroes como Ignacio que equilibren la balanza de la pasividad que actualmente ha puesto en riesgo la vida de los ciudadanos europeos. Así se reaccione con la ventaja de la reflexión que Ignacio no quiso permitirse. En pleno siglo XXI la adversidad sigue reclamando lo épico en unas sociedades que esgrimen tardo argumento para  justificar sus cobardías y blandir con hipocresía ideales tibios y contradictorios. La acción pertenece a los valientes como Ignacio, capaces de altruismos con la entrega de su vida por el impulso irreflexivo que empuja a los valientes en defensa de su prójimo en peligro. Héroe mayúsculo para esta minúscula tendencia subordinada al terror y a la deplorable resignación que recorre Europa, por la irresponsabilidad de los políticos y la doblez moral que galvaniza inexorablemente la conciencia debilitada de Occidente.

 

En Gloria está y escrita su gesta en Honor de una entrega que lo inmortaliza. Grande en alma el Héroe Ignacio Echeverría.

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress