Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Antonio Ramos Maldonado
Domingo, 21 de mayo de 2017
donde la mentira es reina

El fantasma perturbador del Big Bang

Guardar en Mis Noticias.

Se debe aceptar la creación del universo a partir de la nada pero a través del big bang, como si el big bang tuviese un mínimo de confiabilidad.

     “De acuerdo con esta propuesta, un electrón no es un ‘punto’ sin estructura interna y de dimensión cero, sino un amasijo de cuerdas minúsculas que vibran en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones. Un punto no puede hacer nada más que moverse en un espacio tridimensional. De acuerdo con esta teoría, a nivel ‘microscópico’ se percibiría que el electrón no es en realidad un punto, sino una cuerda en forma de lazo. Una cuerda puede hacer algo además de moverse; puede oscilar de diferentes maneras. Si oscila de cierta manera, entonces, microscópicamente veríamos un electrón; pero si oscila de otra manera, entonces veríamos un fotón, o un quark, o cualquier otra partícula del modelo estándar. Esta teoría, ampliada con otras como la de las supercuerdas o la Teoría M, pretende alejarse de la concepción del punto-partícula

 

     No existen respuestas claras respecto de la materia que aparece luego de la mega explosión que dio origen al universo, una estructura de dimensiones incalculables. No se puede pretender que la materia apareció de la nada, como por arte de magia. La partícula era de tamaño casi cero. ¿Dónde existía dicha partícula si no existían ni el espacio ni el tiempo? Se quiere hacer creer que la materia resultó de la nada, así mismo el tiempo y el espacio. ¿Pero cómo podía emerger de la nada, donde no había espacio, tanta materia? Los proponentes del big bang rechazan la creación del universo a partir de la nada, como se plantea en el Génesis, sin embargo se debe aceptar la creación del universo a partir de la nada pero a través del big bang, como si el big bang tuviese un mínimo de confiabilidad. ¿Si ambas teorías son dudosas, por qué aceptar la del big bang?

 

    ¿Cuáles eran las condiciones requeridas para que apareciera la súper partícula causante de la mega explosión? Hay que ver que no había espacio, la partícula de tamaño cero no ocupaba espacio, según, y sin embargo el espacio se abrió en el interior de la partícula de tamaño cero, existió en un instante, como por arte de magia, la magia de los proponentes del big bang. El espacio se abrió a una velocidad superior a la de la luz a fin de que lo que había en el interior de la partícula, el universo densificado infinitamente, ocupara el espacio. Obviamente se necesitó de un súper poder y una súper inteligencia que formara de manera simultánea ambas cosas, la materia con que se formarían las estrellas, las galaxias, y la materia del espacio-tiempo,  la materia maleable. ¿Por qué no apareció otra partícula de esas? De llegar a ocurrir esto, ¿se daría dentro del universo, un big bang, otro big bang dentro del universo? Así como apareció la absurda teoría de cuerdas o estados vibracionales para intentar reemplazar la gravedad y unir la relatividad con la mecánica cuántica, no tiene nada de raro que aparezcan otros Jöel Sccherk y John Henry Schwarz

 

    Los proponentes de la teoría del big bang saben que se trata de una teoría absurda, completamente desajustada, comenzando por la partícula de densidad infinita y de cero tamaño o casi cero, es decir, inexistente o casi inexistente, de donde salió, sin embargo,  todo el material actual del universo, dejando en claro que el universo apareció de la nada en cuestión de una trillonésima de segundo y se expandió por donde no había espacio ni nada, ni siquiera el espacio vacío pues el espacio vacío también cuenta como espacio-tiempo, lo que deja sin piso el vacío absoluto, ya que estaría formado por la sustancia maleable que interactúa con los cuerpos, que se deja deformar por los cuerpos cuyas hondonadas son las causantes, también de los agujeros negros. Todo un despelote donde todo es posible, donde la mentira es reina. De manera que no se supo quién fue primero, si el espacio o los cuerpos, con el agravante de que no había espacio por fuera de la partícula que produjo el big bang, no había espacio, y sin embargo  el universo se expandió a través de algo que no era el espacio, ya que el espacio solamente podía formarse dentro del universo, de la partícula de tamaño casi cero, un espacio que debió formarse en una trillonésima de segundo debido a que los cuerpos se formaron también en ese tiempo; de igual manera, de la nada, la materia surgió en ese tiempo de aceleración infinita, instantánea pues así era la velocidad en que se expandía el universo.

 

    "En el propio big bang, el universo tenía tamaño cero, y por lo tanto debía de haber sido infinitamente caliente”, Stephen W. Hawking, “La Teoría del Todo”.

 

     Cuando vieron que no encajaba la aceleración constante a una velocidad superior a la de la luz, se inventaron o incorporaron lo de la fuerza extraña o energía desconocida que empujaba la materia. Se intentó hacer creer que toda la materia del universo salió de una partícula de tamaño cero y de densidad infinita; allí, en una partícula de tamaño cero, estaba lo que vemos del universo y lo que no alcanzamos a ver, el universo observable y el no observable; allí estábamos todos en potencia. Se inventó esto al no dar con otra forma de hallar un principio que contradijera el Génesis, de anular una entidad creadora, inteligente, invisible.

 

     Aseguran que la partícula de tamaño cero, es decir inexistente, era infinitamente caliente. ¿Infinitamente caliente algo inexistente? ¿Qué calentaba lo que no existía?

 

      Si el espacio no existía por fuera del universo, ¿cómo es que éste se continúa expandiendo con tanta facilidad, sin encontrar tropiezos, como si se le fueran abriendo caminos? Porque de no existir espacio, nada puede existir, nada puede existir fuera del espacio. Se trata de algo simple.

 

     El problema se les formó a los que inventaron el big bang, una vez aseguraron que no existía la gravedad sino el espacio-tiempo, un espacio-tiempo con cuerpo semidenso, capaz de sufrir transformaciones por los cuerpos.

 

      La teoría del big bang se puede comparar a la creación de Frankenstein, una criatura monstruosa hecha con retazos de cuerpos que resultó ser un fracaso rotundo.

 

     “El universo en conjunto habría seguido expandiéndose y encogiéndose. Sin embargo, en regiones que fueran ligeramente más densas que la media  la expansión habría sido frenada por la atracción gravitatoria externa. Con el tempo, esto detendría la expansión  en algunas regiones y haría que empezaran a colapsar de nuevo”,  Stephen W. Hawking, La Teoría del Todo.

 

     ¿Cómo es que si no existían el espacio y el tiempo o espacio-tiempo (la gravedad) antes del big bang, se hable de la atracción gravitatoria externa? Se acepta que la gravedad existía por fuera del universo (según Stephen W. Hawking), es decir el espacio-tiempo. ¿Cómo iba a existir el espacio-tiempo o atracción gravitatoria si no existía la materia? La gravedad no puede existir si no existe la materia pues la gravedad sale de la materia gracias al campo magnético, al núcleo atómico. Se habla de que esta fuerza de atracción gravitatoria externa, es decir por fuera del universo, sería la causante de frenar la expansión del universo. ¿¿¿¿????. Si se habla de fuerza de atracción, ¿cómo va a frenar?; una fuerza de atracción externa no frena o rechaza, todo lo contrario, atrae, lo que daría como resultado una mayor aceleración o expansión del universo. Poniendo todo esto en perspectiva, tendríamos una fuerza “extraña, misteriosa” durante la mega explosión, encargada de expandir el universo a una velocidad superior a la de la luz, y por otro lado tenemos la fuerza gravitatoria por fuera del universo desempeñando una función contraria a su naturaleza… Todo un despelote.      

 

    Resulta difícil creer que las galaxias puedan desplazarse a la velocidad de la luz, inclusive mayor a la de la luz, ya que desaparecerían. Un ejemplo simple al respecto lo podemos observar en los ventiladores cuando giran a gran velocidad, cuyas hélices se tornan “invisibles”, dejando ver lo que se halla detrás de éstas.

 

     Si se tuvo el arrojo desmesurado de proponer teorías como la de cuerdas, la del big bang y otras no menos absurdas, y partiendo de que somos universos en miniatura, ¿por qué no aceptar la teoría de que el universo es un cuerpo vivo, con mente y pensamientos, con órganos internos formados por las galaxias, un cuerpo vivo que habita un planeta de tamaño descomunal, trillones, trillones, trillones  de veces más grande que nuestro universo, un planeta de ese  tamaño,  donde se hallan miles de millones de cuerpos semejantes al que nosotros llamamos universo, el universo donde nos encontramos? Miles de millones de estos universos-cuerpos habitando uno de los millones de mundos, mundos con sus estrellas formando galaxias y donde nuestro universo sería el equivalente a un terrícola, a una de las miles de millones de personas que habitan la Tierra. ¿Por qué no proponer que nos hallamos dentro de un cuerpo semejante al nuestro, un cuerpo al que llamamos universo? ¿Por qué no decir que si saliéramos del universo, saliéramos por un ojo del universo, por ejemplo, saliéramos después de haber alcanzado un tamaño que nos permitiera distinguir los órganos internos del universo, distinguir su rostro cuando nos encontremos en el exterior? ¿Por qué no decir que veríamos un mundo habitado por seres semejantes a nosotros? ¿Por qué no preguntarnos, al hallarnos por fuera del universo, al encontrarnos en ese otro mundo, dónde está la Tierra? ¿Por qué no aceptar que salir del universo equivale a entrar en otra dimensión?

 

     Podríamos poner como subtítulo: “Aquí yace la teoría del big bang”, y montar la foto de un ataúd. 

El fantasma perturbador del Big Bang


 

 

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress