Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Antonio Ramos Maldonado
Domingo, 14 de mayo de 2017
LO QUE SE ESCONDE DETRÁS DEL QUIJOTE – VII

La línea, la mancha, el caballero de la triste figura...

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Ensayo

Miguel de Cervantes Saavedra quiso expresar, con su libro Don quijote de la Mancha, esa parte de la filosofía reina que muestra como tema relevante lo que se conoce como geometría o medida del terreno, el trazado de líneas

I

 

     “Los catedráticos Francisco Parra Luna y Manuel Fernández Nieto, en su libro "El Lugar de ‘La Mancha’, dan por concluido el misterio. El volumen es el broche final a una trilogía en la que un estudio multidisciplinar concluye que el famoso lugar de la Mancha es Villanueva de los Infantes y no Argamasilla de Alba, como se creía desde el siglo XVIII, cuando el cura postuló a la localidad como la morada del hidalgo caballero. Un equipo científico de la Universidad Complutense de Madrid e integrado por más de veinte expertos en Geografía, Historia, Filología, Sociología, Matemáticas y Ciencias de la Información, dirigido por Parra Luna, catedrático de Sociología; Santiago Petschen, de Relaciones Internacionales, y Manuel Fernández Nieto, de Literatura, han tratado durante una década de hallar la respuesta. Y aseguran que Infantes es, definitivamente, el lugar

 

     Miguel de Cervantes Saavedra quiso expresar, con su libro Don quijote de la Mancha, esa parte de la filosofía reina que muestra como tema relevante lo que se conoce como geometría o medida del terreno, el trazado de líneas. En su recorrido por la Mancha don Quijote traza una línea que va de “a” a “x”, como toda línea proyectada, línea con estaciones conocidas como segmentos. Eso son sus andanzas, una línea, como toda línea, está llena de obstáculos. Todas las grandes obras filosóficas de la antigüedad “salieron” de la línea, de los puntos, de los segmentos; porque toda línea consta de esas dos partes, donde un segmento corresponde a un estado o estación. Si se observa cuidadosamente los sucesos que acontecen en el recorrido de don Quijote, los sucesos de la línea, se verá que coinciden con muchos sucesos de otros libros de leyendas, con la diferencia de que MDCS utiliza la sátira en su obra. El personaje principal, don Quijote, representa al Agnus Dei, pero también representa a Atila, Leonidas, Aníbal, Alejandro Magno, Hércules, etc. Don Quijoe es un conquistador de tierras, es un Gengis Kan; es un buscador de la tierra prometida. En este caso, la figura de la tierra prometida, sometida a la sátira, aparece en la ínsula que don  Quijote le promete a Sancho Panza. La tierra prometida no otra cosa que una promesa que motiva al que traza la línea, a fin de que siga adelante, esperanzado en la oferta, la cual no se cumple; es una ilusión, una especie de sebo a fin de que la línea sea lo más extensa posible. Es aquí, en todo el recorrido, donde se dan los hechos, la mayoría de los cuales, a pesar de no pertenecer al campo material, quedaron formando parte de la Historia. “El Arte de la guerra” surge de la línea, se trata de la guerra que el individuo debe sostener consigo mismo. Infortunadamente, en su desconocimiento el hombre ha tomado el contenido del libro como guía para combatir a sus enemigos, ha intentado poner en práctica un método que solamente sirve para combatir al enemigo interno de todo hombre, ha intentado poner en práctica el contenido así no lo interprete en lo mínimo, así se diga que al enemigo se lo debe combatir donde no está. “Para tomar infaliblemente lo que atacas, ataca donde no haya defensa… Para mantener una defensa infaliblemente segura, defiende donde no haya ataque… Es mejor conservar a un enemigo intacto que destruirlo.  Un verdadero maestro de las artes marciales vence a otras fuerzas enemigas sin batalla, conquista otras ciudades sin asediarlas y destruye a otros ejércitos sin emplear mucho tiempo… Si no sales a combatir, tu fuerza estará siempre llena. Este es el arte de vaciar a los demás y de llenarte a ti mismo…

 

     Esta idea de la línea “enloqueció” a la gente, a tal punto que se creyó que la línea se trazaba caminando en el plano físico, andando, salir de un punto y lanzarse  a la aventura, se largaban hacia otras tierras, hacia lo “desconocido”; todos lo hacían inspirados por el fanatismo religioso; muchos se creían un Agnus Dei, muchos se entregaban en esclavitud de manera voluntaria a fin de representar al Agnus Dei; muchos se internaron en las montañas a fin de volverse ermitaños; muchos vivieron en cuevas en su intento de imitar al personaje principal que emerge de la línea; muchos se hacían cortar una mano o sacar un ojo en cumplimiento de la ley que dice: “{Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala y échala de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo vaya al infierno... Y si tu ojo derecho te es ocasión de caer, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno}”

 

     Esta sentencia se puede ver de manera indirecta en la vida de MDCS cuando, en un principio, aparece o se rumora lo de pérdida de una de sus manos, y se lo conoce como el Manco de Lepanto. Luego se dice que no pierde la mano sino que ésta se le inmoviliza, etc. De cualquier manera se trata de una historia irreal, atribuida a alguno de sus personajes, como en el caso de la prisión, de la cueva, los gigantes, los encantamientos, etc.

 

     Fue de tal magnitud el impacto de trazar  la línea por medio del peregrinaje, que se produjo una estampida de fanáticos que, en su afán por seguir los pasos del personaje principal que surge de la línea, salieron a recorrer tierras, se esparcieron por el viejo mundo y después por el nuevo mundo. De esta manera nacieron los caminantes, los peregrinos, las peregrinaciones a Roma, a la Meca, a Jerusalén; el Camino de Santiago de Compostela, en la Vía Turonesis; de esta manera aparecieron los judíos caminantes, los gitanos…

 

II

 

     Siempre se ha pensado que La Mancha es un lugar recorrido por don Quijote. Interesados en dar con el sitio en mención, se procedió  a su búsqueda. De todas partes salieron exploradores. Durante años recorrieron a ciegas, esperanzados en un milagro, pero solamente consiguieron  suposiciones, imaginaciones que los regresaban al principio, a comenzar de nuevo por otro lado pues La Mancha permanecía oculta, sumergida en el misterio así se inventaran ubicaciones, si bien los unos decían que estaba situada en tal parte, mientras otros, contradiciendo otros “hallazgos”, afirmaban que La mancha debía estar en equis punto debido a que era lo más parecido a lo que se decía en El Quijote. Pero sucede que no se ha conseguido ni se conseguirá nada, pues La Mancha no es un lugar sino una situación. La Mancha hace alusión a algo manchado, sucio, mácula, etc. Fue el nombre usado por MDCS para señalar las imperfecciones, su mancha.

 

      “La prosa del Quijote comienza deslizándose por una elegante espiral, arrastrando a Cervantes hacia regiones que no había vislumbrado ni geográfica ni humanamente al trazar la frase “En un lugar de la Mancha”...: Parajes de nadie, eterna frontera, marca histórica con y sin marca, meseta casi desértica y propicia a cualquier revelación extraña, tierra para un aristócrata sin tierra, memoria para un beduino, tierra de conversos, de ‘manchados’, sucios de sangre; mancha, por frontera de identidad. Se dice ahí que Cervantes no quiere mencionar algo que existe: ese algo unitario que caracteriza e identifica es a la vez aludido y eludido. El autor tiene graves motivos para eludir ese nombre y para suscitar la reacción curiosa e interrogativa del lector; así, pues, el hecho complica al no querer mencionarse. Cervantes manifiesta su resistencia a nombrar lo que se ama y no se posee, lo que se añora. Todo el esquema formal queda desbordado por el secreto primero y último que le trasciende. Al igual que los moriscos de Granada hicieron con los documentos plúmbeos del Sacromonte, Cervantes intentó audazmente hallar una salida y una expresión literaria y trascendente a su angustiada vida tras el reinado de Felipe II y los comienzos del reinado de Felipe III (1598). El carácter iniciático y de taquilla del Quijote fue advertido por Lope de Vega, máximo representante literario del humanismo español. La taquilla se convirtió en la práctica aristocrática y unitaria del secreto”,  Abd al-rahman Medina Molera.

 

     Al decir que no quería acordarse de ese lugar, estaba expresando su miedo a la experiencia vivida que quedó en él  como una mancha, como un peso en el diario vivir. Se trataba de un horror amenazante, como si esa parte de su vida fuese un infierno. Por tal razón no quería acordarse de esa experiencia, de ese calvario. Todas estas situaciones  representan el simbolismo de la cueva de Montesinos. Debe recordarse que se trata de un trabajo satírico. La cueva es un componente filosófico que simboliza precisamente ese estado angustioso. En cierta forma la cueva es el equivalente al abismo, al infierno, el purgatorio.

 

     “La cueva del Buda o Phra Cave se localiza en la misma ciudad de Chiang Rai en el lado opuesto de la ribera del rio Khok en lo que se conoce como Chiang Rai Beach (un arenal en el mismo rio). Para llegar a la cueva debemos cruzar el río en un bote. Una vez en la orilla y tras caminar un poco encontraremos la entrada de la cueva, flanqueada por una escultura gigante de buda. La galería principal de la cueva, entre las estalagmitas y estalactitas,  está decorada con diferentes estatuas de buda encontrándose en la parte principal una más grande. Aparte de esta cueva también podremos encontrar otras más pequeñas como Chang Lung, Lome Cave y Wai cave

 

[Img #8966]

 

    Así como el “trazar” la línea en el terreno se convirtió en un peregrinaje, de igual manera el simbolismo de la cueva “enloqueció” a mucha gente en el pasado; mucha gente se instaló en cuevas pensando que con este proceder, con esta clase de vida, irían al cielo. Convencidos de sus creencias, muchos religiosos construyeron templos bajo tierra, en cuevas… Surgieron los ermitaños, los monjes enclaustrados en cavernas, surgió la Virgen de la Cueva. Se puede decir que los fakires son el reflejo del proceso, representan la figura paupérrima, triste del Agnus Dei, del caballero de la triste figura. 

 

     “Un grupo de arqueólogos del Reino Unido descubrieron una cueva en Nazaret y creen que fue la casa de Jesucristo durante su infancia. El equipo de especialistas liderado por el profesor de la Universidad de Reading, Ken Dark, asegura que la vivienda es del siglo I y podría ser el lugar donde María y José criaron a su hijo. La cueva está situada bajo un convento y se conoce desde 1880 pero recién fue investigada a fondo en el 2006 a partir del proyecto arqueológico Nazaret. Esta investigación fue publicada en la revista Biblical Arqueology Society. Dark explica que muchas de las características de la vivienda siguen intactas como puertas y ventanas. Pero luego fue utilizada como cementerio, cisterna de agua y templo. También se recuperaron objetos antiguos como jarros de piedra caliza.

 

Además, la excavación reveló que han encontrado restos de una inscripción en el patio de la casa. La frase “VII De Sanctis Locus” da fuertes indicios de que pudo ser el hogar de Jesús de Nazaret”.

 

     Cabe añadir que todos estos simbolismos, todo este proceso, como los peregrinajes, el santo sepulcro, las visitas a estos sitios montados, amañados, dejan  grandes entradas de dinero, son uno de los negocios más fructíferos, siempre lo han sido. 


 

 

 

 

 

 

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress