VER EN VERSION CLASICA
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Antonio Ramos Maldonado
Domingo, 23 de abril de 2017
chantaje combinado con la burla

El fantasma perturbador de los agujeros negros

Guardar en Mis Noticias.

Por donde quiera que uno “meta la cabeza” para investigar sobre los agujeros negros y los hoyos de gusanos se encuentra con irregularidades extremas que se estrellan entre sí y contra todo lo que encuentren a su paso, lo que las convierte en fantasmas amenazantes

     “Antes de la aparición de la cosmología moderna, había una gran discusión sobre el tamaño y la forma del universo. En 1920, tuvo lugar el famoso debate Shapley-Curtis  entre Harlow Shapley y Heber D. Curtis  sobre el tema. Shapley apoyaba la idea de un pequeño universo del tamaño de la Vía Láctea  y Curtis argumentaba que el universo era mucho mayor. El objeto del debate sería resuelto en la década siguiente con las observaciones mejoradas de Hubble

 

     En un cuarto oscuro, la luz de una vela abarca hasta cierta distancia; si se apaga la vela, la luz se apaga, no queda la luz en el recinto, viajando. Este principio es aplicable para toda fuente de luz, no hay manera física de demostrar que la luz emitida por una estrella continúa viajando por el cosmos después que la estrella desaparezca. Este concepto de que la luz de las estrellas continúa viajando aun después de que la estrella desaparezca, no es más que una excusa para poder cuadrar la teoría de la velocidad de la luz, pues estrellas que se hallan a miles de años luz de la tierra,  las alcanzamos a ver, su luz nos llega directamente y en tiempo real debido a que su velocidad es instantánea. Así como en la vela, la luz de las estrellas se extiende hasta donde se lo permita la capacidad de la fuente. Si la luz viajara infinitamente se vería su avanzar en el espacio, y eso no lo ha visto nadie. El rayo de las tempestades es una cosa, la luz del rayo de las tempestades es otra cosa. Si la luz de las primeras estrellas se mantuviera viajando, todo el cielo se vería iluminado. Es totalmente alocada la idea de la eternidad de la luz pues las palabras día y noche no estarían en el vocabulario. Cuando uno enciende un reflector, la luz que se dispara es instantánea y solamente recorre hasta cierta distancia, se puede  observar el corte del rayo de luz, la suspensión del fluido. Se puede comparar este hecho con el del chorro de agua que sale de la boquilla de la manguera, cuyo alcance depende de la presión ejercida sobre el agua.

 

     Se trae todo esto a colación para que no se continúe engañando a la gente.

 

Herber D. Curtis     Se dice que la luz que vemos del Sol, la luz que ilumina la Tierra en un momento dado, tarda ocho minutos en llegarnos. Si miramos el Sol, lo que en verdad vemos es el Sol de hace ocho minutos. También se dice que la luz que vemos de algunas estrellas pertenece a estrellas muertas. Mientras que las estrellas que no vemos a simple vista, sino con telescopios, son estrellas muertas; su luz no ha llegado todavía hasta nosotros. ¿Pero  a qué cantidad de luz de cada estrella nos enfrentamos en la medida en que ésta nos vaya llegando? Porque si la luz viaja de manera continua, quiere decir esto que está sometida a cantidades, a peso, a presión, al tiempo. De manera que a mayor tiempo mayor cantidad de luz. Si la luz de equis estrella lleva tantos millos de años luz viajando en todas direcciones en el espacio, abarcaría grandes extensiones. Si la luz de mil millones de estrellas lleva viajando por el espacio diez mil millones de años, esta luz sería una sola bola de luz ocupando gran parte del universo, inundando el Sol, y toda esa luz intensa cubriría la Tierra y nos enceguecería. Por suerte eso de que la luz de las estrellas muertas y las estrellas vivas han estado viajando durante millones de años, no es más que cuentos chinos.

 

     La hipótesis de que las estrellas saltan entre las espirales o brazos de las galaxias, ya que los brazos van evolucionando con el tiempo, obedece a la excusa o táctica con la que se pretende dar validez de que Sol se tarda 250 millones de años dándole la vuelta a la galaxia la Vía Láctea, nuestra galaxia, donde se encuentra la Tierra. Pero ocurre que el Sol no puede darle ninguna vuelta a la galaxia debido a que su posición no se lo permite; los brazos o espirales convergen en un centro, el núcleo galáctico, el cual absorbe todo el material  que forma la galaxia, lo que implica que ninguna estrella ejecute un recorrido completo en torno a la galaxia; además, las estrellas que se encuentran en los brazos centrales caen más rápido en el núcleo. Se debe tener en cuenta que la razón por la cual las estrellas más cercanas al núcleo se mueven más lentamente, se debe a que se van acumulando, “esperan su turno”, esperando que haya espacio para pasar al “otro lado”. Estas estrellas cercanas al núcleo resultan ser más viejas que las que se hallan más retiradas del núcleo, como nuestro Sol, por ejemplo. Puede observarse, además, que el cúmulo de estrellas en el núcleo de la galaxia es lo que permite que él núcleo se vea más brillante.

 

     La galaxia es un cuerpo que se alimenta del material cósmico que recoge en su girar en sí misma; se alimenta y se fecunda, nacen estrellas.

 

     Desafortunadamente ha habido un traslapo en  los conceptos. Las estrellas son engullidas  por el núcleo galáctico, el cual no es negro sino extremadamente brillante debido a los millones de estrellas que va devorando. Lo de negro es un sentido metafórico por el impacto de horror que causa  en las personas al saber que todos caeremos algún día en el núcleo galáctico.

 

     Algunas estrellas, la mayoría, consiguen llegar brillando hasta el núcleo galáctico, que podría constituir la meta, la razón de ser de las estrellas. Otras pierden el brillo en su recorrido, se apagan, mueren tempranamente y son recicladas en el cuerpo galáctico.

 

      La forma de la Vía  Láctea obedece a una corriente conectada con su núcleo el cual gira a una velocidad descomunal que forma un torbellino para proyectarse de forma paralela a la abertura por donde se sumergen las estrellas. En este caso el torbellino es el que jalona toda  la estructura, consiguiendo darles diferentes formas, una de ellas es la espiral.

 

     “{Existe en el universo una curiosa relación conocida como la ley de Hubble que nos dice que cuanto más lejos está una galaxia, más rápido se aleja de nosotros. Esto fue la primera demostración empírica de que el Universo se expande y dejó impresionados a los físicos de los años 20. Desde entonces se han hecho muchas investigaciones al respecto hasta que en 2005 un grupo de investigadores recibieron el premio Nobel por descubrir que el universo se expande cada vez más rápido}”

 

 

     La controversial y dudosa teoría del big bang parte de otra teoría controversial y más dudosa que la anterior, planteada por Edwin Powell Hubble, al sugerir que las estrellas distantes se alejan rápidamente de nosotros. Esto escribe Stephen W. Hawking en su libro “La Teoría del Todo” (El origen y el destino del universo): “En  1929 Edwin Powell Hubble hizo la singular observación de que, dondequiera que miremos, las estrellas distantes se están alejando rápidamente de nosotros. En otras palabras, el universo se está expandiendo. Esto significa que en tiempos anteriores los objetos habrían estado más próximos. De hecho, parecía que hubo un momento entre 10.000 y 20.000 millones de años en que todos estaban exactamente en el mismo lugar.”

 

Harlow Shapley     Vamos a “masticar” cuidadosamente esta idea a fin de poner las cosas en su sitio. No vamos a tragarnos enteras estas palabras, como ha venido sucediendo, como hacen quienes leen sobre el big bang y otras teorías que deambulan como fantasmas, sólo como fantasmas. Cuando  Stephen W. Hawking dice que “las estrellas  distantes se están alejando rápidamente de nosotros” se olvida que nosotros también nos alejamos pues permanecemos “anclados” en una estrella, el Sol. Al decir eso, no se está ubicando en el espacio, encima de la Tierra, girando alrededor del Sol, moviéndose en la galaxia, en uno de los brazos de la galaxia a la que pertenecemos. Esto se debe a que desafortunadamente, el ser humano, nosotros, no somos capaces de percibir que viajamos por el cosmos, que pertenecemos a la Vía Láctea, estamos en ella, que en estos momentos viajamos en ella, en el cielo que nos rodea, que rodea la Tierra. Para tener una idea un poco más clara al respecto, imaginemos que el universo es el mar, y la Tierra se halla en las profundidades del mar, obviamente manejando las proporciones; un mar lleno de estrellas, de galaxias; en este caso el cielo, el cosmos, viene siendo el mar.

 

     Por donde quiera que uno “meta la cabeza” para investigar sobre los agujeros negros y los hoyos de gusanos se encuentra con singularidades extremas que se estrellan entre sí y contra todo lo que encuentren a su paso, lo que las convierte en fantasmas amenazantes. Una de estas caídas en picada se puede apreciar cuando se dice, por un lado, que las galaxias distantes se alejan rápidamente de nosotros, se alejan a una velocidad superior a la de la luz; solamente las galaxias distantes son las que se alejan a esa velocidad, mientras que las cercanas a nosotros no se sabe a qué velocidad se alejan. De manera que  la distancia entre las diferentes galaxias aumenta continuamente. Se ve a simple vista que se trata de una especie de chantaje combinado con la burla, como si lidiaran con niños a los que se puede engañar. También, el mismo  Stephen W. Hawking afirma que “{El primer problema en los agujeros de gusanos es su tamaño. Los agujeros de gusano primordiales se prevé que existen en niveles microscópicos, a unos 10 -33 centímetros.  Sin embargo, a medida en que el universo se expande, es posible que algunos puedan haber sido estirados a tamaños más grandes}”, donde, con mucho de ingenuidad, dice que al estirarse el universo también se estirarán los agujeros de gusanos, como si el espacio fuese una tela elástica con huecos, una tela de grosor incalculable. De ser el espacio un cuerpo denso o con algo de densidad, gelatinoso, no vacío, las estrellas, en su recorrido,  lo consumirían, se verían incendios por todas partes, se verían las llamas consumiendo el material, “la manta elástica”. Por otro lado, a las estrellas se les dificultaría avanzar a la  velocidad que lo hacen,  pues el espacio representaría un obstáculo; las estrellas se desplazarían forzadamente, causando anomalías debido al calentamiento excesivo, a la combustión. 

 

      ¿Por qué es falso que las galaxias se alejan unas de otras a la velocidad de la luz o a mayor velocidad que la luz? Porque en poco tiempo dejarían de verse, lo cual no ha sucedido, continúan en sus sitios. Esta afirmación no es más que otra “pata de cabra” a fin de darle sentido a la mega explosión, el big bang.   

 


 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress