Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Humberto Robles
Domingo, 29 de enero de 2017
Habría que cerrar los teatros por un año

2016: recuento de los daños

Guardar en Mis Noticias.

El 2016 fue un año lleno de claroscuros en la escena nacional. Ahora, en vista de las amenazas de Donald Trump contra su vecino del sur, y la ausencia de un gobierno ocupado y preocupado por el bienestar de México, en el 2017 se avizora un futuro desolador en todos los ámbitos incluyendo el de las artes escénicas.

2016: recuento de los daños

 

“Habría que cerrar los teatros por un año,

y ver si la gente nota la diferencia;

si no, el teatro no está cumpliendo su misión”

Heiner Müller

 

 

 

Debido a la brutal crisis por la que atraviesa el país, el gobierno anunció la reducción del 30% al presupuesto destinado a cultura (entiéndase la “cultura” que promueve el régimen y la única que reconoce como tal) que va a afectar a todas las entidades del país a partir del 2017. Para demostrar su inconformidad, grupos de creadores de varias ciudades del país se manifestaron y  clausuraron simbólicamente las secretarías de cultura. Por su lado la elite cultural, muchos de los sempiternos beneficiarios de ese presupuesto, expresaron su inconformidad enviando una carta al presidente del país. En el futuro próximo, los creadores independientes seguirán cuesta arriba trabajando, como lo han venido haciendo desde siempre; ahora veremos si los artistas del régimen sobrevivirán a semejante embestida que atenta principalmente a sus intereses.

 

2016: recuento de los daños

 

El 10 de diciembre falleció Rafael Tovar y de Teresa quien fungió tres veces como presidente de Conaculta y fue el primero en encabezar la Secretaría de Cultura (cuando Conaculta se elevó a rango de secretaría), del cual ya hemos hablado en un artículo anterior. Dichas instituciones y el propio Tovar fueron objeto de innumerables controversias por su ausencia de democracia y transparencia, opacidad de recursos y de tener lineamientos que han dejado al margen a muchos creadores del país. A lo largo de los años se ha demostrado que esta secretaría no es el reflejo de la cultura de México sino la mina de oro para algunos creadores que deben obtener becas a fin de perpetuarse en el sistema; podríamos decir que para ellos “Sin becas no hay paraíso”. María Cristina García Cepeda, quien no es doctora ni siquiera licenciada, es la nueva encargada de la secretaría de la cual dependen decenas de instituciones como la Dirección General de Bibliotecas, el Instituto Nacional de Bellas Artes, el Canal 22, Radio Educación, la Cineteca Nacional, entre muchas más.

 

De Luis de Tavira también hemos hablado en otro artículo, el cacique del teatro oficial que estuvo al frente de la Compañía Nacional de Teatro durante ocho años. Al finalizar su muy cuestionada gestión, el sistema lo premió y de Tavira ingresó a la Academia de las Artes. Al frente de la CNT fue nombrado el actor, productor, director teatral y funcionario Enrique Singer, de quien se ignora si mantendrá las mismas políticas y malas prácticas de su antecesor o renovará la Compañía dándole un verdadero carácter nacional, abriendo espacios para otros creadores y no al puñado de elegidos que solo evidencian la endogamia del teatro oficial.

 

Continuando con los atropellos institucionales, el Observatorio Cultural Ciudadano (Ocuc) manifestó que, al preguntar sobre políticas culturales, ha recibido “cero o cercanas a cero” respuestas por parte de 12 gobernadores entrantes, y Sebastián Liera denunció que el Sedeculta de Yucatán se negaba a pagar 80 funciones que se dieron de la obra “La hija del rey”, las cuales finalmente se liquidaron debido a la presión ejercida.

 

Después de 33 años ininterrumpidos de labores, es muy lamentable que el Foro Shakespeare haya anunciado su cierre debido a que el inmueble donde está situado el teatro será derrumbado para construir un edificio de departamentos. Actualmente los directores del Foro, Bruno Bichir e Ítari Marta, buscan dónde trasladarse para darle continuidad a un proyecto emblemático del teatro independiente el cual ha dado cabida a numerosos creadores de la escena. La obra más reciente que vi ahí fue “El buen sazón”, adaptación y versión de la obra de Marilia Samper “Menú del día” realizada por Joserra Zúñiga, con las desternillantes actuaciones de Marcela Morett y Montserrat Marañón.

 

2016: recuento de los daños

 

Este año se discutió sobre un posible plagio al comparar dos obras: “Lola y Pedro” de Edward Coward contra la más reciente “Wenses y Lala” de Adrián Vázquez. Por otra parte, el idilio entre el teatro comercial y algunas figuras de la cultura oficial se dio con la puesta del musical “El hombre de la Mancha”, dirigida por Mauricio García Lozano, con escenografía de Jorge Ballina, y con las actuaciones de Carlos Corona y Alberto Lomnitz, entre otros.

 

En el panorama internacional sufrimos la pérdida de Darío Fo, premio Nobel de Literatura 1997, del chileno Juan Radrigán, conocido como “el dramaturgo de los marginados”, y se conmemoró el 80 aniversario del asesinato de Federico García Lorca. Mientras tanto en México sentimos el fallecimiento de la cantante Betsy Pecanins, a quien recordamos en el espectáculo multidisciplinario “Babel”, y del joven actor, productor y gestor cultural Everardo Trejo.

 

Pero no todo ha sido devastador; el gobierno de la Ciudad de México finalmente decidió rescatar al popular Teatro Blanquita como patrimonio cultural urbano. Asimismo, el 2016 fue el año dedicado a Shakespeare y Cervantes por conmemorarse 400 años de la muerte de ambos escritores. Para celebrar al Bardo de Avon, el British Council creó el programa “Shakespeare Lives” a nivel mundial. En México se llevaron a cabo múltiples actividades, representaciones de obras de teatro, lecturas dramatizadas, conferencias y proyecciones de películas basadas en obras de Shakespeare. Por otra parte, nos deleitamos con la actuación de Ofelia Medina en las obras “La noche que jamás existió” y “Mamá por siempre”, al lado de Manuel Ojeda, escrita por Michael Tremblay y dirigida por Manuel González Gil.

 

2016: recuento de los daños

 

Acabó el 2016 e inicia el 2017, un año particularmente difícil. La terrible ascensión de Donald Trump al poder no augura nada bueno para México y, por si esto fuera poco, tenemos uno de los gobiernos más antipopulares, corruptos e impunes de la historia, el cual no ha buscado beneficios para su población sino todo lo contrario. Con las fallidas reformas estructurales, el encarecimiento de la vida, la depreciación del peso, la inflación, la militarización generalizada, la inseguridad, la represión, entre otros males, veremos si la gente querrá y podrá acudir a los teatros y si estos se mantendrán de pie cuando el arte y la cultura son vistos como un lujo y no como elementos esenciales para sanar y mejorar a una sociedad. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 30 de enero de 2017 a las 23:47
sebastianliera
Muchas gracias por incluir en este recuento el caso del reparto de actrices y actores de "La hija del rey", proyecto del Programa Nacional de Teatro Escolar para el estado de Yucatán, donde la Sedeculta, más que negarse a pagarnos, incumplía con pagarnos en tiempo y forma, bajo la costumbre de pagar a artistas y creativos (a quienes nos dan trato de proveedores) entre un mínimo de seis meses después de haber realizado el trabajo y hasta un año más tarde. Hago la aclaración porque tanto Sedeculta como el director de la puesta en escena afirman que nunca hubo tal negativa; sino que, más bien, hubo sensibilidad y premura. No obstante, cabe señalar que aun teniendo el recurso federal para la producción desde junio o julio de 2017, la Sedeculta estuvo obstaculizando la liberación de los recursos en todos y cada uno de los rubros incumpliendo las fechas que los funcionarios mismos de la secretaría de marras habían puesto; así, estrenamos el 7 de noviembre sin vestuario, sin escenografía y sin teatro, porque hasta entonces la Sedeculta liberó el recurso para dichos rubros. Con nuestro pago no había sido distinto y podía ser peor; no esperamos a que lo fuera. Un abrazo.

Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress