VER EN VERSION CLASICA
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Anna Rossell
Sábado, 17 de diciembre de 2016
POESÍA PARA EL DUELO

Más alto que las flamas

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Crítica literaria Poesía

Publicado en francés en 2010, reeditado en 2015, el último poemario de la ampliamente galardonada poeta, novelista y dramaturga canadiense Louise Dupré (*1949 en Sherbrooke, Canadá) ve ahora la luz en edición bilingüe francés-catalán de la mano de Cafè Central / Eumo Editorial, traducido por Lídia Anoll.

Más alto que las flamasSegún declaraciones de la propia autora, el texto surge de la necesidad de escribir como consecuencia de una visita a los campos de exterminio de Auschwitz-Birkenau: “Si no hubiera escrito este poemario, no hubiera podido escribir nunca más, afirma Dupré.  

 

Contraviniendo la afirmación de Adorno “Escribir poesía después de Auschwitz es una aberración”, la autora se sirve precisamente de la forma poética como la más adecuada para abordar un tema al cual sólo nos podemos aproximar como en un tanteo.   

 

Sin embargo el poemario no versa sobre los hechos acaecidos en los campos, sino sobre la intensa impresión vivida en los lugares del memorial. El libro –un único poema que se lee como una larga lamentación- aborda la experiencia del dolor por parte de la voz poética ante la contemplación de los objetos, de las celdas y las cámaras. La lectura del poemario no confronta directamente con el horror y el sufrimiento de las víctimas, sino con el dolor experimentado por el sujeto poético. Dupré vive la experiencia contraria a Ruth Klüger, superviviente de Auschwitz, que, en su libro Weiter leben, publicado en español bajo el título Seguir viviendo, abomina lo que ella llama la cultura museística que se practica en los escenarios del recuerdo, que se han convertido en una especie de parque temático y en una profanación. [...]//la memoria de los muertos/busca un lugar//[...], escribe Dupré. La escritura es para la autora, en primera línea, una catarsis.

 

Dividido en cuatro partes, sin título, pero precedidas cada una de una cita que nos anuncia lo que vendrá, el largo poema es un proceso de asimilación del desconsuelo, un rosario de emociones escalonadas: desde la desorientación, a la indignación y el enloquecimiento, pasando por toda una palestra de digestión gradual del dolor. 

 

La autora se sirve de la segunda persona del singular, que le permite la observación en la distancia, para dirigirse a sí misma y hacer su proceso de duelo. De hecho, se trata de una reflexión, un largo monólogo interior, una técnica muy empleada en la novela moderna desde principios del siglo XX, pero poco habitual en poesía. Así la voz poética declara: Tu poema surgió/del infierno […]//porque la vida arraiga/incluso en terrenos inhóspitos//[…].

 

Y tal como sugieren los dos últimos versos anteriores, Dupré se rebela a sucumbir al horror. Se diría que el poema mantiene una lucha encarnizada entre la vida y la muerte, entre la bondad y la maldad, donde acaba por triunfar la vida. Porque más allá de la catarsis, Dupré quiere dejar testimonio, dejar una esperanza de futuro a las generaciones por venir y recién llegadas: uno de los leitmotivs del poemario es la figura de un niño: [...]/como el niño a mi lado//con su hambre, su sed/y promesas que mantendrías/inflexible//si solo de ti dependiera//pero se trata del mundo/y su locura//[…]. En realidad parece que es precisamente ese niño y lo que él o ella simboliza lo que sostiene la entereza de la voz poética, como si fuera el niño quien la redimiera: [...]//con la esperanza de encontrar/un foso/en el infinito de los duelos/porque está el niño a tu lado//[...]//a falta de encontrar/otro refugio//aquí estás fuerte/para acoger en tu seno//el mundo/por siempre más en duelo//llevarlo, acunarlo/por siempre mientras vivas//[...]//para hacer bailar al niño/en el centro del ciclón//[...] pero tu bailas//con el niño y la esperanza loca/de responder/al murmullo de la tierra//[...].

 

La reflexión remite al sujeto poético a otros horrores de la Humanidad: [...]//la Tierra ha conocido/más desastres/que bendiciones//lluvias de insectos/o de fuego//lluvias de piedra/que lapidan a esposas//lluvias de obuses lanzados/como huevos/sobre las ciudades//[...], horrores que relaciona a menudo con las pinturas de Francis Bacon y sus imágenes de deformación esperpéntica.

 

El lenguaje poético de Dupré está lleno de imágenes, que ponen de manifiesto la afirmación de la autora de que la poesía es la forma más adecuada para expresar el horror i superarlo.

 

La autora escatima al máximo los signos de puntuación (escribe contadas comas solo cuando no quiere jugar poéticamente con el sentido asociativo de palabras vecinas) y pone especial atención en el ritmo.

 

Lídia Anoll se ha esforzado en mantener el ritmo original y ha sabido hallar la traducción justa para imágenes que no se pueden traducir literalmente al catalán, como por ejemplo locuciones o proverbios.

 

El poemario ha sido traducido también al español en 2015 por el sello mejicano Mantis Editores, en traducción de Silvia Pratt, bajo el título Más alto que las flamas. 

 

Anna Rossell, autora de esta crítica literaria, entrevista a Louise Dupré


ouise Dupré

Més amunt que les flames / Más alto que las flamas

Traducción al catalán de Lídia Anoll / al español, de Silvia Pratt

Cafè Central/Eumo Editorial, Barcelona, ​​2016, 157 pàgs. / Mantis Editors, México, 2015


 

 

Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios. Acceda desde aquí para comentar como usuario registrado. Ser usuario registrado tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de guardar sus noticias y comentarios.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Las nueve musas
Las nueve musas • Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados - ISSN 2387-0923
Powered by FolioePress